Rafael Núñez: Biografía ¿Qué hizo? logros y mucho más

Rafael Núñez en la historia de Colombia quien honra sus líderes dándole el reconocimiento que cada uno merece, recordando que este ilustre personaje fue un legislador y ensayista colombiano que involucró su situación como líder de Colombia en algunos eventos. Dirigió la Regeneración, que terminó con el mandato del gobierno de los Estados Unidos de Colombia, que además declaró la Constitución de Colombia en el año de 1886.

Rafael Núñez 1

Biografía de Rafael Núñez

Recordar es vivir, Rafael Wenceslao Núñez Moledo, fue el creador de los versos del himno nacional de Colombia, adoptada con autoridad en el año de 1920, es un ilustre que nace  en Cartagena de Indias el 28 de septiembre del año de 1825, de los tres hijos de Dolores Moledo García y el Coronel Francisco Núñez García fue el primero, quienes fueron primos hermanos familiares bastante cercanos quienes  contrajeron matrimonio el 6 de octubre del año de 1824.

Siguiendo la mejor forma  de contar los hechos, se puede apreciar que a la edad de 15 años, fue reconocido y aceptado por el general Francisco Carmona en las tropas divergentes para combatir en la Operaciones de las Supremas.  Además se nota que cuando contaba con  la edad de 18 años se aventuró con su padre a Tumaco, donde se mantuvo algunos meses trabajando.

Cursó sus estudios en la facultad de Cartagena en la que se graduó como todo un profesional en el año de 1843. A partir de su graduación, comenzó a informar y estableció el periódico La Democracia en el lugar donde creció.

Soledad Román

En dos ocasiones se casó, originalmente se enlazó en Panamá con Dolores Gallego el 25 de febrero del año de 1851, relación que le dio dos hijos, fue una unión que se rompió el 10 de marzo del año 1871; su segunda pareja fue doña  Soledad Román, de Cartagena, con quien  se unió en un matrimonio común el 14 de julio del año 1877 en París, confirmándolo  a través del matrimonio católico el 23 de febrero del año  1889.

Es de destacar que Rafael fue el primogénito de su madre Circuito de Veraguas en Alanje, con arreglos de vivienda en la localidad de David, siendo nombrado Secretario General de José María Obando en la gobernación de la Provincia de Cartagena al año siguiente.

En esta época creó una letra para rendir homenaje a la ciudad de Cartagena de Indias llamada Himno Patriótico, que proclamó libremente en el festival del 11 de noviembre del año 1850 y que más tarde impulsó los versos del Himno Nacional de Colombia.

Alrededor de entonces estableció además la Sociedad Democrática de Cartagena. En octubre del año de 1849, su madre Dolores Moledo resultó enferma y viajó con ella a la Habana, donde duraron medio año.

En junio del año de 1854 deja la administración gubernamental, acontece que se casa y  se encarga de dictar dos materias en la Escuela de Literatura y Filosofía de la Universidad de Cartagena y más tarde es nombrado ministro de la organización instructiva, quedándose siete meses a cargo que ella. Vea Ignacio Andrade

Tras pasar por la fundación, fue distinguido Delegado de la Cámara de Representantes para el Estado Soberano de Panamá y fue a Bogotá por vez primera, emergiendo como congresista, siendo elegido Vicepresidente del Congreso.

Dentro de su organización, planteó la instauración de un banco nacional y un cambio en el marco correccional, es decir penal, se interesó en la reunión de los constituyentes del año de  1853 y demostró su capacidad como maestro de ceremonia en las discusiones en contra de la empresa federalista de Florentino González.

En el año de 1854, el general José María Melo dio una rebelión, destituyó al presidente José María Obando y solicitó la conclusión del Congreso,  muchos  días antes del cual Núñez decidió regresar a Cartagena. Vea Alfonso López Michelsen

Ocupó la función de gobernador de Bolívar como jefe desde el 19 de septiembre del año  1854 hasta el 10 de enero del año de 1855. Sin más demora, fue elegido Secretario del Tesoro por el presidente Manuel María Mallarino, un cargo que más tarde ocuparía en las legislaturas de los comandantes y Julián Trujillo Largacha.

Fue responsable de la administración del Estado Soberano de Panamá durante dos meses el 1 de octubre del año de 1858. En el año de 1863 fue participe en la Convención de Rio negro como persona designada yéndose a residenciarse a Nueva York, donde compuso para diferentes periódicos  utilizando el alias Wencelly David de Olmedo.

Tomás Cipriano de Mosquera

Más tarde, fue delegado representante de Colombia en Le Havre, desembarcando en Francia el 6 de julio del año de 1865. En esta ocasión sustituyó su acomodo habitacional entre Le Havre y París. El 14 de julio del año de 1866, el general Tomás Cipriano de Mosquera le delegó diplomático en Bruselas, pero Núñez rechazó la oferta y respondió que le gustaba proceder en Le Havre por razones financieras.

Justo en el año de 1869 ya a mediado de año, designó al emisario Rafael Núñez en Liverpool donde permaneció hasta el 26 de noviembre del año de 1874. En ese mismo año, distribuyó su trabajo Ensayos de crítica social en Ruan y más tarde abandonó el puesto de conciliación. Volviendo  a Cartagena en el vapor “Lafayette” arribando el 2 de diciembre del año de 1874.

Matrimonios

Sorprendentemente en mayo del año de 1865 Núñez fue delegado por el representante de Murillo Toro en El Havre y allí se dirigió hacia el final de junio con la firme decisión de tomar a Doña Gregoria y llevarla consigo, quien se dirigió hacia el final de noviembre del año de 1865, estableciéndose con Núñez en París.

Considerando que eran tan solo cuatro horas en tren desde Le Havre en tren. Se siente muy mal por la atmósfera pegajosa del invierno francés y decide regresar a Nueva York en febrero o marzo del año de 1866  por lo que Doña Gregoria solo se mantuvo en Europa durante tres o cuatro meses, en contra de lo que dicen algunos especialistas de historia y que jamás pudo ver otra vez a Núñez.

Ese amor candente con el pasar del tiempo se fue enfriando, ya la comunión por correspondencia no era la misma,  ella finalmente se casó, alrededor del año de 1873, con el ciudadano escandinavo. H.P. Gad, originario de las Islas Vírgenes. Mientras tanto procedió como emisario en Le Havre y desde finales del año de 1869 en Liverpool.

Compuso artículos políticos y sociales afilados, reunidos en sus documentos de análisis social (Ruan, en el año de 1874). Fue  designado Secretario de Guerra y Marina, no debería haber aprovechado la oportunidad de ser seleccionado en ese Ministerio sin importancia, y quería confiar en que un evento cada vez más favorable volverá a la nación.

Rechazando el  cargo el ciudadano Otero Muñoz asevera que Núñez fue distinguido representante desde el año de 1873 por el estado de Bolívar, sin embargo desembarcó en Cartagena el 2 de diciembre del año de  1874. Vea Pedro Nel Ospina

Lo más importante que hizo después de dar la bienvenida a su familia y abrazar a su madre fue conseguir un corcel para ir a la casa de Soledad Román en El Cabrero. Doña Soledad se estaba moviendo hacia los 40 años de edad y se quedó soltera. En su retiro de Liverpool, Núñez probablemente no creyó que está reconocida, inteligente y hermosa dama.

A quien había conocido y apreciado en Cartagena cuando era una persona joven, podría convertirse en la compañera perfecta de sus años de madurez. A raíz de haber declarado, como lo indican las leyes en el poder, la separación de su primera esposa Dolores Gallego, Núñez contrajo matrimonio común con Doña Soledad, el 14 de julio del año de 1877.

Cuando estaba en París y por poder concedido por Núñez a Su hermano por matrimonio Eduardo Román. Quién le representaría en la ceremonia. Este matrimonio fue elevado a “clase de santa observancia” el 23 de febrero del año de 1889 a la vista de Eugenio Biffi, obispo de Cartagena.

Muerte

Por razones de bienestar, se estableció de manera emblemática en Cartagena el 21 de septiembre del año de 1892, pero optó por evitar el control, dejando a su vicepresidente Miguel Antonio Caro. Se quedó en el dominio de su domicilio permaneciendo junto a su esposa Soledad Román.

En el barrio El Cabrero de Cartagena donde recibió algunas visitas a través de las cuales se mantuvo al día con los acontecimientos recientes. Mientras tanto, el radicalismo autónomo disminuyó y la división moderada se expandió ampliamente, por lo que Núñez estaba organizando su llegada a Bogotá

Sea como fuere, su bienestar continuó desintegrándose hasta que falleció el 18 de septiembre del año de 1894, a causa de un derrame cerebral. Después de escuchar las noticias, fue considerado en toda la nación. Entre los homenajes de sus queridos compañeros podemos hacer referencia a la balada hecha en su respeto por el artista nicaragüense Rubén Darío luego de enterarse de su fallecimiento.

Rubén Darío

El Congreso en pleno marcó un movimiento de duelo en su memoria. Su servicio conmemorativo continuó durante dos días y se celebró en la casa de oración de San Juan de Dios en Cartagena. Sus partes restantes se encuentran en la ermita de Nuestra Señora de Mercedes, situada en el barrio El Cabrero de Cartagena de Indias, para memoria en el marco de la historia.

Rafael Núñez en 1886

En la escaramuza de La Humareda ocurrida el 17 de junio del año  1885, la fuerza armada extrema fue totalmente derrotada, con una pérdida de vidas excepcionalmente alta, particularmente de una edad juvenil, que aspiraba un éxito radical. Triunfante a la luz del hecho de que la legislatura de Núñez ofreció el camino para la aprobación y autorización de la Constitución Política del año de 1886.

Que organizó por completo a la República de Colombia en torno a una centralización política y una descentralización empresarial. El 11 de noviembre del año de 1885 justo después de la guerra, se introdujo en Bogotá el Consejo Nacional de Delegados, reunido por el gobierno preeminente para reflexionar sobre los términos en los cuales la nueva Constitución debería continuar.

En su alocución  el presidente Núñez planteó que las repúblicas deben ser tiranas, castigadas por la agitación en una confusión inmutable y demoler en lugar de avanzar. Entre los proyectos de constituciones expuestos, el Consejo Nacional de Delegados eligió el redactado por Miguel Antonio Caro del partido conservacionista.

Miguel Antonio Caro

La nueva Constitución Política, objetivo de la Regeneración, fue autorizada el 5 de agosto del año  1886. Se estipuló que para reforzar la solidaridad nacional, Colombia se reorganizaría como una República unitaria. Sus momentos más sobresalientes fueron condensados ​​por Núñez a la manera que lo acompaña: “Solidaridad nacional, oportunidad religiosa, derechos para todos, constancia y especialista”.

La tercera vez de la administración de Rafael Núñez sucedió entre los años de  1886 y 1888. La Constitución Política de Colombia del año de 1886 fue la esquela política nacional que administró la existencia sagrada de Colombia desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX, cuando fue cancelada por la Constitución del año de 1991.

Fue suscitado por Rafael Núñez, quien era líder de la República, fue compuesto por el funcionario del gobierno y ensayista Miguel Antonio Caro en medio del período auténtico conocido como Regeneración.

La Constitución, en su mayoría situada según los magnos principios ideológicos tradicionalistas, se anunció el 5 de agosto del año de 1886 eliminándose  la Constitución del año de 1863, la última de carácter liberal.

Es de acotar que se vivieron dos momentos bastante excepcionales  como el del año de 1910 después de la legislatura gubernamental del presidente Rafael Reyes y el cambio ocurrido en el año de 1936, impulsado por Alfonso López Pumarejo. Otros cambios enormes ocurrieron en los años de 1905, 1954, 1957, 1958, 1968 y 1984.

Alfonso López Pumarejo

Anuló el federalismo, hizo un estado unitario, director en la perspectiva social y financiera, muy en una cabina de confesión pensando en la confianza católica como la religión oficial, control dividido en tres ramas (autorizadas, oficiales y legales) acumularon el mandato presidencial en seis años e hicieron las divisiones como un tipo de organización.

A raíz de ganar la guerra común del año de 1885 Rafael Núñez proclamó la decisión de dos representantes para cada uno de los 9 estados soberanos el 11 de noviembre del año de  1885. Ya a mediados del siglo XIX, Colombia supo lo que era vivir numerosos tramos de guerra.

Y mientras tanto la cuestión entre las dos líneas partidistas prevalecientes: la liberal y la moderada o conservadora, esto adicional a la Constitución de Rio negro, que declara expresamente que llegó a tener más poder que la administración central de Colombia. En los Estados Unidos de Colombia, como se  conocía la nación en ese momento, tan solamente  en 25 años de haberse establecido nada más experimentó más de 50 guerras comunes. Considerando los principales aspectos:

  • El nombre fue cambiado a la República de Colombia.
  • El poder regresó a la Iglesia Católica, dando una rutina de deber excepcional como la exclusión de cargos y control de la instrucción en Colombia. La congregación describió los programas educativos académicos y elegía los recintos de educadores.
  • Destruyó el marco del gobierno y forzó un acercamiento de la sede.
  • Unir a los militares de cada oficina en un increíble ejército nacional.
  • Prohibió la separación.

Resultados

Control con respecto a la Iglesia hacia los educadores y representantes abiertos para el secularismo. Distribución del gobierno y la verdad con fines políticos. Reprender a la escritura liberal y la mano de obra en las escuelas de la nación. Desterrados a ecuatorianos y venezolanos expertos y representantes liberales de apertura, iglesia.

Puntos céntricos bien importantes de orden monetarios restablecidos a industriales colombianos. Apropiación del más alto nivel de calidad con la realización del Banco Nacional. La guerra civil colombiana del año de 1895 y la guerra de los mil días. El fundamento de una condición de ataque para resistir un choque interno o una beligerancia externa.

¿Qué hizo Rafael Núñez en su gobierno?

Dentro de lo que cabe hacer mención es de considerar que Rafael Núñez fue un  destacado entre los jefes de Estado más prominentes de Colombia en el siglo XIX fue de Cartagena de Indias ese líder que le dio a la nación solidez política, social y financiera.

Su profesión fue espléndida, de manera confiable en la administración de sus compatriotas, a través de los lugares de juez en Panamá, Secretario de Estado, Gobernador de Cartagena de Indias, agente al Congreso, Vicepresidente del Congreso, Secretario de Gobierno en tiempos del General José María Obando, secretario de guerra y marina con Manuel María Mallarino, representante, congresista, secretario de Hacienda, además de otras cosas.

El apoyo en el Acuerdo de Río negro para la creación de la Constitución del año de 1863, que construyó la rutina del gobierno de Colombia, no coincidió con esta rutina para los ocupantes.

General José María Obando

Es por lo que se puede añadir que al año siguiente, se aventuró a Liverpool para establecerse como cónsul antes de regresar en el año de 1875 para despacharse como una posibilidad para la Presidencia de la República en las elecciones que perdió ante Aquileo Parra. Sea como fuere, fue elegido presidente en el año de 1878 y comenzó a unir a la nación bajo el conocido lema “recuperación o desastre”.

Fue reelegido más tarde por los largos períodos de los años de  1880 y 1884. Es con el reconocido  tribunal de este período que inició el cambio completo del país en la redacción de la Constitución del año de 1886, que fue su razón fundamental. A pesar de las guerras, la brutalidad y las luchas entre los grupos ideológicos, la Constitución de Colombia fue hecha y completamente establecida.

En este año equivalente a 1886  Núñez fue reelegido nuevamente a la Presidencia y propulsó los trabajos para la economía de la República.

Estableció el Banco Nacional  que más tarde sería el Banco de la República, suplantando mientras tanto las monedas de oro por el papel moneda. Regresó a su antiguo hogar en El Cabrero, en Cartagena de Indias en el año de 1888, en ese momento justo en el año de 1893.

Fue reelegido por última vez como Presidente de la República, pero no pudo completar su mandato ya que de manera repentina falleció, el 18 de septiembre del año de 1894. Rafael Núñez, uno de los más destacados personajes  que siempre serán recordados entre los más interesantes de Cartagena por el país.

Es por ello que la constitución del año de 1886 fue un increíble icono  para la grandeza de Núñez: a pesar de las diversas decepciones y los diversos cambios que experimentó en sus cien años de legitimidad, se unió a una nación dispersa y permitió su capacidad de adaptación para cubrir numerosos resultados potenciales. Señala que las dos líneas partidistas la consideraron incluso en los tiempos del combustible más dañino.

La tercera legislatura gubernamental de Rafael Núñez fue practicada dentro del rango de los años de 1886 y 1888, se destacó por el respaldo del Concordato con la Santa Sede en el año de 1887. Recordar que fue su último período presidencial, dentro del rango de los años de 1892 y 1898, siendo  practicada por el Vicepresidente  Miguel Antonio Caro.

Miguel Antonio Caro.

Se destaca además que la nueva constitución eliminó el federalismo al hacer  la República de Colombia, enfáticamente centralista y absolutista. El poder presidencial se fortaleció: el presidente se basó en los arreglos de todos los expertos oficiales y autorizados de las oficinas nombre dado a los estados anteriores y las regiones.

El mandato presidencial se extendió a seis años, lo que le dio al líder de los amplios poderes oficiales en casos de agravación interna y puede entonces suspender las garantías protegidas y emitir declaraciones administrativas sin prevención.

La religión católica se convirtió en un componente básico del vínculo social, nombrando a Dios como “la fuente preeminente de todo especialista” y sustituyendo la idea de la población general del radicalismo; La religión católica, apostólica y romana se estableció como la del país.

Y la asociación de instrucción financiada por el gobierno se basó en ella. La nueva constitución también restringió los derechos individuales, restableció la pena capital y limitó el voto a un acuerdo de “votantes”, uno por cada mil ocupantes. Hombre de increíble agudeza política fue Rafael Núñez quien aplicó un tremendo impacto en la tradición colombiana de la segunda mitad del siglo XIX.

Desde su retiro en Cabrero  con su adorada Soledad, vio pasar los principales tramos tranquilos de su vida y no regresó a Bogotá. Falleció el 18 de septiembre del año de 1894. Estableció y coordinó la Democracia en Cartagena, se unió a la prensa de diferentes naciones.

Hacia el comienzo bajo el nombre de Plume Olmedo y salvaguardó de manera confiable y con una capacidad increíble el avance de su sistema de creencias. Asimismo, fue el creador de los versos de la canción nacional de la devoción de Colombia, interpretada por Oreste Sindici e introducida con autoridad oficial en  el año de 1877.

Reformas de Rafael Núñez

Es de reconocer que la Constitución del año de 1863, que confirmó la regulación del Estado colombiano bajo los fundamentos del sistema de creencias liberales de los progresistas franceses, dejó claro en nuestra historia y en el planeta, poco a poco, que las leyes por sí solas no cambian las tradiciones, sin embargo, es de mucha importancia porque de ello se desprende el ordenamiento que le señala al ciudadano  como deberia ser una sana y buena conducta.

Para ello es menester tener un buen conocimiento del como se actua en una sociedad que tiene normas que le permiten al hombre una mejor comprension de las faltas que este cometa y el como poder lidiar con ellas de manera que no resulte perjudiacdo, a bien decir, que este tenga un conocimiento de la ley que ha sido reformada para operar a su favor.

Para ello cabe destacar que los procesos de reformacion son todos aquellos que surgen cuando el hombre de verdad entiende que deberia hacerlo,  justo bajo la premisa de lo que establece la constitución como regla maxima, esa fue al finalidad de al reformación hecha en la temporada del siglo XIX.

Aún más lamentable  nuestra circunstancia puede ser representada a la luz de la forma en que cada uno de los males que comenzaron y aumentaron desde el orden de la Carta del año de 1863 se aseguró y aprobó sin nadie más. Para hacer esto se debe concebir una receta que  como se expresó recientemente debería ser auténtica

Lo que se convirtió en otra Constitución, sin embargo por lo tanto debería haber sido sostenido y declarado a través de la actividad. De esta manera, la artimaña comprendería: santificar otra visión de la costumbre que se reflejaría en la Constitución del año de 1886 y el mejor enfoque para autorizarla y emergerla estaría predominantemente en manos del Ejecutivo que la propia Carta caracterizaría.

Al crecer en grado extraordinario, sus atribuciones y recursos aludieron a la solicitud abierta. Es bajo este detalle que se iniciaría un procedimiento que parecía desviar el rumbo de nuestra República yendo hacia el avance, por lo cual la actividad se abordó en los cuatro temas fundamentales que cargaron la disputa.

El primero de ellos fue la conexión entre el Estado y la Iglesia católica que se encontraban en la emergencia más tremendamente terrible de alguna otra encrucijada de nuestra historia, por los ideales de la expulsión de los jesuitas en el año de 1850 y la consiguiente desamortización de sus productos en el año de 1861.

Aprobado por el entonces presidente Tomás Cipriano de Mosquera. Por esta razón desde la perspectiva formal, la Constitución del año de 1886 otorgó un título total, a través del cual la Iglesia recuperó todas sus antiguas atribuciones e influyó en ella para percibir una protección excepcional.

Mediante el cual podía tratar sus problemas de forma independiente sin la aprobación del poder común, comprometiéndose así con la capacidad de tratar ciertos problemas comunes que se percibían de forma natural. Esto se interpretó en el plano material con la marca de un Concordato entre el Estado colombiano y la Santa Sede en el año de 1887.

A través del cual, a pesar de los recursos comunes concedidos a la Iglesia en relación con el matrimonio, se les asignó la administración del cementerio. Lo que es más, el Estado colombiano estaba obligado a remunerar la apropiación de bienes, lo que aumentó con la excepción de los compromisos con las estructuras vinculadas a la religión católica.

El segundo fue sistematizar una Nación y no adelantar a muchos como planea la Carta del año de 1863. Para ello, la nueva Constitución reconstituyó a Colombia en una República Unitaria, con la cual desaparecerían las afueras actuales dentro de la región de la República.

Los Estados que nunca más fueron soberanos, obtuvieron la capacidad de los departamentos administrativos sujetos a un poder central único. De manera similar, todos sus órganos internos, oficiales y legales autorizados fueron abrogados, para ir a una promulgación solitaria, organización de equidad y gobierno para todo el dominio de la Nación.

Esto se podría transmitir a la realidad debido a la forma en que antes de su santificación protegida, se eligió para obtener la gran evaluación del considerable número de distritos de Colombia, que descubrió cómo reunir un Consejo Nacional Constituyente que contara con delegados de todos los países.

El tercero de los temas y aún más identificado personalmente con la solicitud abierta fue la referencia a la variedad de fuerzas armadas en el dominio de la República, a la luz de los nueve expresos soberanos que percibieron la Carta del año de 1863. Agregar a esto adicionalmente, el privilegio sorprendentemente para transmitir e intercambiar armas abiertamente.

Esto produjo un problema abierto de tamaños insondables  por cuya rectitud, una población de personal no militar equipado, acompañada de algunas oportunidades supremas, similares a la de articulación, se unieron a los elementos razonables para la era del salvajismo.

De esta manera la Carta del año de 1886  a la luz de los requisitos previos para la fabricación de otro país, no permite el transporte de armas y su comercialización por parte de las personas, designando únicamente al Estado.

Por último, la cuarta de las cuestiones principales estableció el sufragio, debido a que en la condición de solicitud abierta representada en el punto anterior, las elecciones se convirtieron en la mayoría de los eventos en una zona de combate genuina entre las reuniones distintivas, y por otro lado, la votación no se tomó en el ejercicio libre de un derecho, sino en el compromiso de elegir a través de la intimidación.

Con este fin, la Constitución del año de 1886 santificó un marco discrecional solitario para toda la región, en contra de la Constitución del año 1863 que dejó a la prudencia de los Estados el instrumento para designar a sus Representantes y Senadores. Esto intentó ser asegurado por métodos para el poder abierto, que al ser uno, debe garantizar que las elecciones se hicieran de manera equitativa, evitando cualquier esfuerzo por el daño y la crueldad.

Estas perspectivas, que eran el agente más importante de la emergencia institucional de la época, tenían su solución  individual, cada una; algo que debe lograrse a través de la actividad política, que por esta razón rotaba solo en el Ejecutivo. En consecuencia a fin de garantizar una solicitud abierta, la actividad autorizada se llevó a cabo en medio del marco temporal de recuperación a través del Estado de Sitio.

Una cifra para ese entonces valiosa y novedosa, en cualquier caso, de la suma total de lo que se ha dicho hasta ahora, podríamos solicitarnos: si la situación realmente cambia, ¿por qué, después de la recuperación, emergieron sucesos con una fuerza comparable? Para responder a esto es a lo que se ha ido esta reflexión concisa, lo que significa romper: la actividad de restricción política en el círculo administrativo, como la razón creadora de una gran cantidad de nuestros problemas antiguos y actuales.

Rafael Núñez y el Himno Nacional

La canción nacional de la República de Colombia es la entusiasta síntesis melódica que  representa a la nación y que junto con el estandarte y la cresta, tiene el estatus de imagen energética.

Los versos del cántico están compuestos de una melodía y once secciones, compuesta por el presidente Rafael Núñez inicialmente como un tributo para elogiar la autonomía de Cartagena. La música fue hecha por el ciudadano italiano Oreste Síndici en línea con el personaje en arte dramático  José Domingo Torres.

En medio de la administración de Rafael Núñez y se mostró a la gente en general el 11 de noviembre del año de 1887. La melodía incrementó su notoriedad extraordinaria y se abrazó de inmediato, pero de repente como la canción nacional de devoción de Colombia.

Fue autorizada por la ley 33 del 18 de octubre del año de  1920.  El artista José Rozo Contreras investigó las partituras y organizó las interpretaciones para la banda sinfónica, que se recibió como forma oficial mediante una declaración del año de 1963 de 4 de julio del año de 1946.

El himno ha sido el tema de asuntos de cambio, se habló ampliamente en diferentes expresiones y se ha traducido en varias interpretaciones. En el año de 1887 el jefe de teatro  José Domingo Torres, que solía vivificar las ocasiones nacionales buscó al maestro italiano Oreste Sindici para pedirle una melodía sobre el evento del festival de la autonomía de Cartagena.

Por la melodía, le pidió que musicalizara un soneto llamado Himno Patriótico, compuesto por el Presidente de la República, Rafael Núñez, para rendir homenaje a Cartagena que fue creado para anunciarlo abiertamente en el festival del 11 de noviembre del año de  1850 y distribuido en el periódico La Democracia, cuando Núñez  era realmente secretario de administración de la Provincia de Cartagena.

Después de esta primera producción, este soneto fue ajustado, mejorado y distribuido por el creador en la revista Hebdomadaria numeradas 3 y 4 julio del año de 1883. Una musicalización pasada de un soneto similar de Núñez, realizada por los jefes Delgado y Fortich a petición de José Domingo. El mismo Torres, que se realizó en la Plaza de Bolívar el 20 de julio del año de 1880, cabe mencionar que no caló entre el  público presente de ese día.

La canción nacional  está hecha de un coro de alejandrina y once estrofas en folletos heptasilábicos; sin embargo a lo largo de su ejecución, solo se interpretan la melodía y la estrofa principal. Las estrofas son un relato de certezas registradas y reflexiones filosóficas sobre la autonomía de Colombia y otros países hispanoamericanos.

Las estrofas I y III pueden representarse como reminiscencias como evocadoras de II, V y XI como valiente, las secciones épicas VI y VII, las estrofas elegíacas IV y VIII y las máximas fabricadas IX y X. La música tiene un tono de nivel E mayor y un compás de 4/4.

Obras de Rafael Núñez

Para mencionar sus obras es necesario tener en cuenta que Rafael Núñez era un personaje cuestionable en la historia política, por encarnar la oposición de la segunda  etapa de  Colombia durante siglo XIX y por su vida afectiva. Su modo de vida como legislador se unió a un profundo entusiasmo por la composición, aparente en su trabajo académico y en su manera de lidiar con las formas políticas que la nación debería tomar. Entre las obras compuestas por Rafael Núñez podemos destacar una serie de composiciones de carácter literario a saber las:

Más importantes

Todas y cada una de sus obras tuvo su gran significación en su época, y es tanto así que aun se siguen recordando con mucho aprecio y estima.

  • La muy reconocida y nombrada federación  del año de 1855.
  • Artículos sobre crítica social del año de 1874.
  • La grandísima Rebelión conformada por las más impresionantes  Noticias de la Guerra del año de 1885.
  • La excelente reforma política en Colombia durante el año de 1885.
  • Estrofas del año de 1885.
  • Letras de Canciones del año de 1889.
  • Letras y artículos básicos del año de 1894.

Logros de Rafael Núñez

En medio de su mandato obtuvo muchos logros entre los cuales extendió la organización ferroviaria de la nación, presentando el enlace submarino que mejoró las correspondencias colombianas con el mundo; clasificó el cuerpo constituyente para cambiar la constitución; ruta vigorizada a través de los cursos de agua de Magdalena, Lebrija y Sinú.

Estableció el Banco Nacional (hoy Banco de la República); Hizo la Academia Nacional de Música y el Colegio Militar; incrustó papel en efectivo y marcó un concordato con la Santa Sede que todavía está en el poder.

Rafael Núñez  fue una figura de mucha importancia que se consideró como un gran hijo bien  notable de la República en Colombia, un artista con una motivación significativa y espléndida, un erudito de los principios más asombrosos que dejó la característica de sus pensamientos.

Banco de la República

Un estadista cuyo nombre evitó las franjas nacionales y provocó la reverencia de numerosas naciones, y un escritor que puso su pluma en la administración del país y ganó con ello brillantez y contraste para los pensadores colombianos.

El 28 de septiembre del año de  1925, el siglo principal de su introducción al mundo, ese día fue proclamado como una ocasión nacional, en su memoria. Además el gobierno colombiano obtuvo su hacienda de “El Cabrero” en Cartagena, donde vivió hasta su fallecimiento  y la transformó en un centro histórico donde se guardan artículos individuales y documentaciones.

Hacienda del Cabrero

Sus trabajos más notables en el campo político son: Epistolario de Rafael Núñez con Miguel Antonio Caro  en el año de 1877, El cambio político  como una gran recopilación de artículos distribuidos en prensa y distribuidos en siete volúmenes, en el rango de los años de 1844,  1845 y en 1869 y Ensayos de crítica social  del año de 1874.

  • Compuso los versos del Himno Nacional de Colombia.
  • Terminada la tradición de los Estados Unidos de Colombia.
  • Estableció el periódico La Democracia en Cartagena.
  • Estableció la Sociedad Democrática de Cartagena.
  • Estableció el Banco Nacional.

Billete de Rafael Núñez

Aunado a un hermoso recorrido histórico, puede además comprenderse que,  en el año de 1984, se inició el programa para la elaboración del nuevo billete de $ 5,000 cuya estructura se comprometió a la memoria del Primer Centenario de la Constitución del año de 1886. Por este motivo, se introdujo un tema delicado en el que participaron algunas entidades del exterior.

Que favorecieron al Bundesdruckerei e imprimieron billetes del gobierno federal alemán. La estructura de este billete incorpora, como tema fundamental  una representación de Rafael Núñez en un increíble trabajo de grabado, acompañado de una viñeta que muestra la Ermita del Cabrero, la inscripción compuesta a través de Caro que fue grabada en la tumba de Núñez.

Y las proliferaciones en Impresión de la página principal del primer contenido de la Constitución y del artículo 41, título XV del Acta Legislativa N ° 3 de 1910 de manera muy enfática.

En la parte posterior está la generación de un modelo de Don Miguel Antonio Caro, el resumen de los Estados Unidos de Colombia durante los años de  1863 hasta 1886, la insignia del banco y un tema decorativo precolombino. Vea Partido Conservador Colombiano

Aeropuerto de Rafael Núñez

Cuando un personaje ilustre deja una gran huella por la que se le recuerda de muy buena forma, es lo que llamamos  el nombrar diversos centros  e instituciones como El Aeropuerto Internacional Rafael Núñez con codificaciones  IATA: CTG, codificación  ICAO: SKCG.

Es un recinto que  se encuentra en Cartagena de Indias, Colombia, capital de la división de Bolívar. Con un desarrollo de 5,463,873 viajeros, es el más imperativo de la costa del Caribe colombiano y el tercero en todo el país en tráfico de viajeros después del Aeropuerto El Dorado en la ciudad de Bogotá y el Aeropuerto Internacional José María Córdova de La ciudad de Medellín.

La terminal del avión se encuentra al norte de la ciudad, precisamente en el barrio de Crespo. Su nombre, Rafael Núñez, alude al ex líder de Colombia  que compuso las estrofas de la canción nacional de devoción de Colombia y que fue concebido en la ciudad.

Desde el año de 1996 ha sido dirigida bajo la figura de concesión por la Sociedad Aeroportuaria de la Costa S.A. (SACSA), una organización colombiana que cuenta con la práctica e innovación de su cómplice obrero español AENA.

Algunas aeronaves o aerolíneas de gran importancia se encuentran las más reconocidas ejemplo, Avianca, Copa Airlines Colombia, Spirit Airlines, Delta Airlines y KLM tienen vuelos desde esta terminal aérea a comunidades urbanas en el Norte, Centro, Sudamérica y  lugares muy recónditos de toda Europa.

Fue en Cartagena que los primeros pasos del vuelo se dieron en Colombia. Hacia el final del año de 1919, con los mejores empresarios ubicados uno en Cartagena, Nemesio De la Espriella y otro de Antioquia, Guillermo Echavarría los cuales establecieron tratos para importar un avión francés de los entregados por la casa de Farman de Aviación, con el principal inconveniente que el avión aterrizó en Cartagena en cajas desarmado.

Cuando continuamos construyendo un alero de palmeras en los terrenos de Boca grande, que en ese entonces era un promontorio sencillo asegurado con manglares, símbolos y otros arreglos de vida en la nación. El saliente tenía los detalles que lo acompañaban: a 30 m de Boca con la idiosincrasia de que era posible salir por hidroavión desde la recta y por tierra en los planos de las ruedas, desde ese momento comienza en el año de 1920 hasta la imperiosa Compañía Colombiana de Navegación Aérea.

El 22 de febrero del año de 1920, se realizó una volada por correo a Barranquilla que ocasionó tanto asombro que siete días después del hecho, las principales piedras para el desarrollo de la pista de aterrizaje nacional colombiana se pusieron en la arena al igual que su deseo de importar otro avión.  El Goliat purificado a través del agua de Barranquilla.

En el año de 1920, se construyó la principal terminal aérea de Cartagena, situada en un territorio de Boca grande que tenía un lugar con la Compañía Colombiana de Navegación Aérea. En esta terminal aérea, el 26 de enero del año de 1928, Cartagena obtiene el mejor precursor de los vuelos transoceánicos: Charles Lindbergh, quien dijo a su barco que “Soul of Saint Louis” llega.

En el año de 1930 se introdujo otra pista de aterrizaje en la isla de Manzanillo que tenía un lugar con la organización “SCADTA”, Colombo, Sociedad de Transporte Aéreo Alemana. Más tarde, en el año de 1939, SCADTA cambió su nombre y pasó a llamarse Avianca, el acortamiento de Aerovías Nacionales de Colombia.

En el año 1947 surge “LANSA”, que está situada en Crespo y fabrica dos pistas de aterrizaje; una primaria de 1600 m de largo y otra para brisas cruzadas de 930 m de largo, en torno a entonces Cartagena exhibe la circunstancia de dos terminales aéreas, sin embargo durante los años 50, “LANSA” lanza las oficinas a Avianca que cierra sus actividades en Manzanillo y se muda a Crespo.

Posteriormente, Avianca lleva las oficinas de la terminal aérea a la Compañía de Aeródromos de Colombia (ECA), dejando el Departamento Administrativo Aeronáutico Civil (DAAC) bajo la organización. En el año de 1986, la terminal de avión de Crespo fue rebautizada como “Rafael Núñez” en reverencia al siglo de la Constitución de Colombia hecha por un distinguido personaje de Cartagena que en su vida fue en varias ocasiones presidente de la República y arreglista de los versos de la canción nacional.

En el año de 1996, la legislatura gubernamental privatiza oficialmente la terminal aérea y  en un sentido delicado, se convierte en la Sociedad Aeroportuaria de la Costa Sur (SACSA) alojada por una sociedad colombiana que actualmente la controla.

Rafael Núñez y la Regeneración

La recuperación o regeneración  fue un desarrollo político que se elevó en Colombia en el segundo porte del siglo XIX, impulsado por Rafael Núñez. Su objetivo era cambiar la asociación que tenían el gobierno y la cultura colombiana a la luz de lo que se construyó en la Constitución del año de 1863, con la cual los Estados Unidos de Colombia habían hecho y que transformó a la nación en una república gubernamental.

El desarrollo regenerativo estuvo compuesto por conservacionistas y disidentes moderados, al contrario de los no conformistas radicales que tenían el poder. La circunstancia de la nación fue tumultuosa y después de la guerra común del año de 1876, el presidente Aquileo Parra fue el último presidente del presunto “Olímpico Radical”.

Aquileo Parra

El general Julián Trujillo le sucedió en la administración en el año de 1878 que llegó a triunfar en la guerra del grupo liberal moderado. Núñez era el líder del Congreso y al servicio de la propiedad del lugar de trabajo de Trujillo, el 1 de abril del año de 1878, donde transmitió un discurso en el que incorporó la expresión que denota el destino de las progresiones que iban a ocurrir: “Hemos logrado un punto en el que nos enfrentamos a esta dificultad exacta: mayor recuperación administrativa o fracaso”.

Una vez en el poder, el desarrollo regenerativo avanzó una progresión de cambios que finalmente provocó la reunión de una reunión de agentes para redactar otro contrato político. El 8 de agosto del año de 1885,  en el que Núñez proclamó en un discurso desde la galería del Palacio de San Carlos que la Constitución del año de  1863 había caducado.

General Julián Trujillo

La Regeneración instauró las bases para la llegada de un gran modelo de estado proteccionista, en el cual el gobierno central, nuevamente provisto de fuerzas adecuadas de las que habían sido negadas en la Carta Magnética de Río negro era el responsable individual de la estrategia monetaria del Nación en materia de importaciones y tarifas  al igual que el control bancario con la creación del Banco Nacional, antepasado del Banco de la República y la base de gastos y / o obligaciones.

En cuestiones de gestión  los estados se convirtieron en oficinas, intendencias y cuarteles de la policía, gobernados desde la capital  con gobernadores, líderes municipales y presidentes cívicos delegados por el Presidente nacional notando que  el marco del gobierno se pasó al centralismo con un unitario mandato.

El período presidencial se amplió a seis años y se concedió una amplia gama de fuerzas al poder oficial lo que convirtió al presidente alrededor de un monarca absoluto. Se restableció la pena capital y estuvo completamente en el poder hasta el cambio establecido del año de  1910.

A pesar de que se percibió la oportunidad del amor, Núñez confirmó que “la resiliencia religiosa no prohíbe el reconocimiento de la clara actualidad de la trascendencia de las convicciones católicas en los individuos colombianos”. Cualquier actividad de la administración que intente negar esta verdad básica esencialmente se dirigirá hacia las rocas como se ha dirigido hacia las mas encalladas. Impacto entre nosotros y en todas las naciones con condiciones comparativas.

En este sentido, se restablecieron los beneficios y recursos capturados que la Iglesia católica deleitó. El grupo de personas que había sido expulsado regresó a la nación y fue creado para conferir instrucción a la iglesia. Las relaciones entre Iglesia y Estado se controlaron a través del Convenio, marcado en el año de 1887.

La restricción a los regeneradores fue indignante y desencadenó la guerra común del año de 1884. En la prensa contra regeneracionista, se celebró una variante ridícula del emblema colombiano, en la cual el dicho habitual de “Oportunidad y Orden” se cambió a “Ni Libertad, ni Orden”.

El cóndor fue suplantado por un buitre; el proyectil por una calavera; Las cornucopias, por dos húmeros; la parte superior frigia, para un gorro de corsario; y la imagen del istmo de Panamá, cambiada por una bestia que se come dos botes. De hecho, incluso internamente en la Regeneración no había consistencia.

A pesar de lo que podría esperarse, hubo dos flujos de pensamiento restrictivos: el impulsado por José María Samper y por Núñez en el fondo que apoyaba un estado sólido, pero sin socavar las libertades singulares y por el otro el de Miguel  Antonio Caro, que necesitaba una rutina cada vez más tirana, tradicionalista y administrativa donde el último acabó siendo forzado.

Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro

Es de marcada referencia que en el año de 1892 Miguel Antonio Caro fue elegido vicepresidente de la República, en una ecuación con el reelegido presidente Rafael Núñez, que no podía esperar el control debido a problemas médicos, por lo que Caro era responsable de la administración.

Miguel Antonio Caro

Después de dos años, Núñez muere y Caro queda encargado de  ejercer el poder desde el 7 de agosto del año de 1892 hasta el 7 de agosto del año de 1898. Curiosamente a pesar de que tenía una de las órdenes más largas, nunca utilizó el título de presidente, sin embargo el de Vicepresidente responsable del Poder Ejecutivo, si lo usó  teniendo en cuenta a Núñez.

A pesar de la resistencia liberal tuvo que enfrentar la restricción de los auténticos tradicionalistas es decir del partido moderado que se acumuló hacia el año de 1897. Conducido a través de Carlos Martínez Silva en Bogotá y por Marceliano Vélez en Medellín.

Los tradicionalistas convencionales bajo la Bandera del historicismo político, consideraron engañar las maravillas del pasado por los pensamientos de Núñez y Caro en sus largos períodos de gobierno. Vea Pedro Alcántara Herran 

Carlos Martínez Silva

En su administración, Caro continuó con la nacionalización de alcoholes y más tarde en el año de 1893, restableció el Estanco del Tabaco, otorgándole al Estado un modelo de negocios imponente para su generación y comercialización. Esto provocaría el cambio político lanzado en Bogotá hacia el inicio del año de 1893.

Cuando las reuniones ascendieron y se adueñaron de la ciudad básicamente en largos tramos de emboscadas y conflictos con el poder abierto. El general Antonio Basilio Cuervo Urisarri, ministro de Gobierno logró una llegada a la regularidad.

Es de recordar que  el Partido Nacional  de Colombia, a partir de allí, parecía estar en minoría en la Cámara de Representantes por lo que Caro se vio obligado a solicitar que Rafael Núñez continuara su influencia, con la adversidad que Núñez aprobaría el 18 de septiembre del año de 1894, intentando componer su llegada a la ciudad.

En el año de 1895 se produjo un trastorno en el que los poderes liberales ascendieron contra la administración hacia el comienzo de ese año. Caro luego llamó al general Rafael Reyes y lo puso ante el líder de las fuerzas armadas legítimas. Reyes organizó una conformación relámpago  que comenzó en La Tribuna, frente a Facatativa, bajó al Magdalena, se dirigió a la Costa Atlántica y entró en Santander donde el punto central de la revuelta fue por fin el cierre de la beligerancia con  Enciso.

General Rafael Reyes

Otra realidad que ocurrió bajo su mando fue la presunta legislatura de los Cinco Días. Caro había renunciado a la hacienda de Casa blanca, en Sopó y había dejado al general Guillermo Quintero Calderón responsable de la administración, como el último designado a la Presidencia.

Quintero Calderón había tomado efectivamente la reunión de los tradicionalistas verificables y había delegado una oficina encabezada por Abraham Moreno, una figura extraordinaria de estos en Antioquia. En el momento en que Caro comprendió la introducción que debería haberse dado a la administración, traicionando a los patriotas.

Él continuó la dirección en Sopó y puso en manos del general Manuel Casabianca, designado por el Ministro de Gobierno y Guerra, elaborado para restablecer la solicitud, dentro de las carcasas de motivación patriota de su legislatura.

Manuel Casabianca

En el año de 1898 prevaleció con respecto a la presidencia de la República, el jefe octogenario Manuel Antonio Sanclemente y en la Vicepresidencia además, el antiguo estado José Manuel Marroquín con el objetivo de mantener su impacto político, pero el acuerdo lo traicionó cuando Marroquín apoyado por una división de conservadurismo derrocó a Sanclemente en  el año de 1900.

Liberando la Guerra de los mil días y la partición de Panamá. Miguel Antonio Caro conectó el convencionalismo del carácter hispánico con lo que llamó socialismo cristiano. Caro pensó que el comunismo cristiano a través de la libre posesión, era una manera de salvaguardar el bien y el respeto de los individuos colombianos.

Así Caro diría: “El perfecto socialista es un perfecto falso y tonto, como un joven hacia el final de los celos; aunque el socialismo cristiano, que trata de extender el círculo de la propiedad libre, es un perfecto liberal y lógico, el niño de filantropía

Miguel Antonio Caro

Poemas escritos por Rafael Núñez

Hombre de numerosas habilidades y numerosas aptitudes: instructor prosista consonante y vigoroso; Entre sus trabajos en exposición están los artículos de análisis social y los 5 volúmenes de cambio político. En verso, es un hombre de cuadros tranquilos, de breves articulaciones y a pesar de que su estrofa es algo imprudente y de vez en cuando difícil.

No es del todo horrible para el oído. De sus sonetos escogidos tenemos: Qué sais je, Sin embargo, Dulce olvido, Sursum, El océano muerto, Moisés, A mi madre, Prometheus, canción nacional de Colombia.

Frases de Rafael Núñez

El gran forjador de la Constitución del año de 1886 produjo siempre, de manera confiable mucha incertidumbre. En cualquier caso, su capacidad para dar vuelta a la Nación fue verificable uso frases de gran significancia como  “Recuperación o calamidad”.

Esta expresión lapidaria declaró la proposición mesiánica del jefe de Cartagena, Rafael Núñez, sobre la cual se animó a seguir la aventura política, monetaria, ideológica y establecida de la Regeneración.

Bajo este contraste, surgió la filosofía de que la Nación era recomponerse después de la necesidad, el desprecio, la emergencia monetaria y los malos tratos políticos provocados por las amargas guerras civiles, particularmente la de los años de 1876 a 1878.

Además de las “abundancias libertarias” forzadas o provocadas por la Olimpo extremo, con justificaciones adecuadas para canalizar a la nación dentro de la estructura de la empresa regenerativa. He aquí sus frases:

  • “Todo lo que en la religión no es filantropía, necesita un poder de conferencia convincente y duradero”.
  • “La mejora moral es la última unión de avance en la totalidad de sus estructuras”.
  • “No tengo la menor idea de si la vida en el vacío es por fin un jugo, el néctar y el nervio”.

Casa de Rafael Núñez

Aquí fue donde vivió el líder múltiple de Colombia, Rafael Núñez, desde aquí este ilustre hombre dirigió la nación, fue el principal presidente colombiano que siguió la administración gubernamental del País desde su casa  desde  Cartagena de Indias. Actualmente la casa es un centro histórico que muestra la vida del ex presidente.

En ella se sigue conservando cada una de sus posesiones, desde muebles hasta artículos individuales, es un desarrollo del estilo caribeño del molino del período republicano. Además, tiene una hermosa acumulación de fotos antiguas de Cartagena de Indias y la familia Núñez que muestran a la antigua Cartagena, esta casa fue la fundadora del barrio de El Cabrero.

 Y es una de las casas principales fuera de los separadores que aún perseveran en la ciudad,  la sala de exposiciones es totalmente gratuita de paso libre  que  atiende de: martes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., sábados y domingos de 10:00 a.m. a 4:00 p.m.; la misma está ubicada justo al frente del Parque Apolo, que es también un homenaje al ex presidente Rafael Núñez.

Algo bien impresionante es la mayor consideración que se tuvo  del lugar como la forma en que se cuenta el día a día de la vida de los grupos familiares de esa época, por ejemplo que era normal descansar en habitaciones aisladas a pesar de que eran cónyuges, como era cuestionable su matrimonio con su segunda esposa y cómo fue desechado por la sociedad haberse enganchado a una persona separada por divorcio.

Además cómo él unió su existencia laboral con su propia vida y cómo este hombre que fue llamado por sus rivales, el meñique de cabrero, no se dejó amedrentar con ninguno ni por nada por su baja estatura, logró la administración de la nación varias veces haciendo que incluso otra constitución sea una historia que amerita darse a conocer y este lugar lo revela grandioso.

Esta hermosa casa fue proclamado Monumento Nacional en el año de 1950, fue donde Rafael Núñez vivió y falleció, fue líder de Colombia en cuatro periodos  y creador de los versos de la canción nacional de devoción de la nación. Estaba marcada por la Constitución colombiana del año de 1886. La casa aún conserva el estilo de ingeniería del siglo XIX y los muebles de marca de la época.

Esta ciudad es una sala de exposiciones exterior, sin embargo tiene mucho más que cultura e historia. Cartagena es también una meta para el sol y la arena, los deportes acuáticos y las especialidades entre las diferentes alternativas para los exploradores.

Rafael Núñez libros

Puede destacarse que además de su empleo como funcionario del gobierno se unió también  a un profundo entusiasmo por la composición toques que fueron muy evidentes en su trabajo académico. Es a lo que llamaría una imperiosa labor que Europa debería haber captado como un impacto para el positivismo de Spencer debido a que, dependiendo de esto, consideró la emergencia en Colombia y engendró la expresión “Regeneración o calamidad”.

A partir de este momento se detalló su obra “Artículos de crítica social”  en el año de 1874, que muestra su situación en la vida nacional; Es este libro que lo haría más tarde llamarlo “Pensador del Cabrero” o “El Máximo Reformador Político de Colombia”. Fueron hechos extraordinarios los que lo llevaron a escribir sus obras.

Universidad Rafael Núñez

El  prestigioso y reconocido Instituto de Educación Superior de la Región del Caribe Colombiano con terrenos en Cartagena y Barranquilla es la magna Corporación Universitaria Rafael Núñez que actualmente muestra 12 carreras universitarias entre las cuales se mencionan:

  • Organización y Administración Pública.
  • Ciencias orgánicas Biológicas
  • Sociologías y humanidades.
  • Teneduría de libros o contaduría
  • Ciencias Jurídicas y Leyes
  • Instrucción y pedagogía
  • Diseño y Tecnología
  • Bienestar y Medicina

Avenida Rafael Núñez

La gran avenida Rafael Núñez es una vía vital del noroeste de la ciudad de Córdoba (Argentina). Su clasificación va desde 3100 hasta 6300.

Es muy  en parte seguir  el curso común de la vía signada con la E-54 e incorpora la Red de Paso de la Ciudad de Córdoba ya que conecta a Córdoba con las ciudades de Villa Allende, Mendiolaza, Unquillo y Río Ceballos, en el Gran Córdoba. El camino debe su nombre a Rafael Núñez, quien fue el líder legislativo de la Provincia de Córdoba  durante los años de 1919 y 1921.

El camino comienza con la terminología 3100, en la altura del Parque Autónomo, en la convergencia de los caminos Octavio Pinto y Sagrada Familia por Fernando Fader. Suba una inclinación hacia el norte durante 300 metros y luego haga una curva crítica; Es un camino que se describe por más del 70% de su seguimiento inclinado. Pasee por los barrios de clase alta, clase alta e incluso de clase alta. Es donde el intercambio es la acción principal.

Hasta la última etapa de la década del año de 1990, a la alzada de 5000 había una intersección peligrosa donde Rafael Núñez estaba con cuatro caminos y dos avenidas. Debido a los contratiempos constantes, se construyó el nudo de carretera “14”. En este momento, Mujer urbana  que está situado en esta intersección de la calle.

El camino continúa con su aventura pendiente hasta que se cierra en el CPC Argüello, donde el camino se divide en dos: en la Avenida Donato Álvarez, para ir hacia Villa Allende, Unquillo, Mendiolaza y Río Ceballos; y la avenida Ricardo Rojas, que incita a La Calera y Saldán.

(Visited 8.165 times, 1 visits today)
Categorías Colombia

Deja un comentario