Poder Judicial en Venezuela: Concepto, atribución y más

El reconocido Poder Judicial de Venezuela es practicado por la Corte Suprema de Justicia y otros  que se subdividen en Tribunales Superiores y Tribunales de Apelaciones además de  otros, los cuales se acoplan con lo establecido en la Constitución de la República y la Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia. Es tan importante como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Poder Judicial de Venezuela 2

¿Qué es Poder Judicial en Venezuela?

El Poder Judicial es aquel ente  responsable de regular la equidad que se irradia de los individuos  y es conferido en nombre de la República por el especialista de la ley, está  compuesto por la Corte Suprema de Justicia, diferentes tribunales dictados por la ley, el Ministerio Público, la Oficina del Defensor Público,  los organismos de investigación penal, los auxiliares y las autoridades de equidad, el marco penitenciario, los métodos electivos de equidad y los abogados aprobados por la actividad activa. Este poder está comprendido por:

El excelentísimo Tribunal Supremo de Justicia

Este es el máximo Tribunal que existe en toda la República con conocimiento en materia Jurídica y  con la mejor representación del Poder Judicial. Su capacidad esencial es controlar, según la Constitución y las leyes, la legalidad y legitimidad de las manifestaciones del Poder Público.

Trabajo del Tribunal Supremo de Justicia

Este majestuoso recinto compuesto por personal capacitado en materia jurídica   es el agente y ejemplo más extremo del Poder Judicial. Su trabajo principal es inspeccionar, según la Constitución y las leyes, la legalidad y legitimidad de las exposiciones del  suntuoso Poder Público. (Vea Geopolítica de Venezuela)

Como el tipo más extremo de Poder Judicial, según lo que notamos que esta reseñado en el artículo 254 de la Constitución Bolivariana,  en el cual se aprecia la independencia útil, relacionada con la finanza y el área regulador. Su forma, según lo dispuesto en el artículo 262 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esta discriminado por las salas que lo acompañan:

  • La gran Sala en asuntos Penales
  • La imperiosa Sala en Conocimientos Constitucionales
  • La respetable Sala en asuntos Políticos/Administrativos
  • La especial Sala en materia Electoral
  • La portentosa Sala social que se ajusta perfectamente a todo lo alusivo a la casación agraria, laboral y juvenil, actualmente niños y adolescentes.
  • La respetable Sala de Casación en asuntos Penales
  • La multiforme Sala en cuestiones Civiles.

Reconociendo que cada una de estas Salas  están representadas y conformadas por cinco jueces, excepto la gran Sala Constitucional, que está compuesta por siete jueces.

De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 3 de la Ley Orgánica más reciente de la Corte Suprema de Justicia, la gran Sala Plena es el órgano de supervisión del tribunal más elevado, y contará con un personal directivo superior compuesto por un presidente, un primer vicepresidente, un segundo vicepresidente y tres ejecutivos.

El excelentísimo Tribunal  Supremo, en su totalidad, mediante el uso del artículo 31 de la Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia, tiene un presidente, un primer y un segundo vicepresidente, que dirigirán las salas por separado y en caso de no ser así, podrían ser personas de una institución similar. En lo que se refiere a su estructura, cada sala cuenta con un presidente y un vicepresidente que ejercerán sus funciones apegados a la ley completamente.

Lo importante de ser un Magistrado es que este debería ser, según lo dispuesto en el artículo 263 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, una persona que reúna los siguientes  requisitos:

  • Debe ser una persona con nacionalidad venezolana por nacimiento.
  • Debe ser un individuo de reconocida solvencia moral.
  • Debería ser un erudito legal con habilidades muy concreta, de una notoriedad bastante decente, que se haya especializado en asuntos legales y haber ejercido  por alrededor de 15 años,  que  tenga un certificado de posgrado en asuntos jurídicos, que se haya destacado en labores de docencia  universitaria o educador universitario en ciencias legales durante al menos 15 años, que a su vez tenga  el estatus de maestro titular.

  • Debería ser o haber sido juez o Juez superior  en el fuerte correspondiente a la sala para la cual fue designado, con al menos quince años en la actividad de profesión legal y apreciación de estima en la ejecución.

Concepto de Poder Judicial en Venezuela

La mejor conceptualización que se le puede atribuir al Poder Judicial, es que este es el personal del estado que permite la organización de la equidad a través del uso de leyes. En esta línea, el Estado resuelve la demanda, garantiza los privilegios o derechos de los individuos y mantiene los compromisos y obligaciones innatos para cada parte de la sociedad.

 

Este es un Poder que  alude a los organismos y organizaciones que están a cargo del uso de directrices legales, por ejemplo, tribunales y consejos. Bajo un marco justo, es allí donde el Poder Judicial trabaja de manera autosuficiente en relación con el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, a fin de garantizar la naturaleza desprejuiciada en sus elecciones. (Ministerios de Venezuela)

Trabajo del Poder Judicial

Es de entender que el  Poder Judicial es una entidad con funcionamiento permanente  sin cambios, notándose que sus miembros gozan de plena estabilidad, en tanto que cumplen funciones totalmente absolutas e indelegables, sin embargo, no pueden actuar de oficio, sino a petición de parte, sencillamente porque no puede ni debería emitir juicios sobre el contenido de la ley, sino que debe ajustarse a la ley.

Desde la perspectiva institucional, el Poder Judicial satisface la capacidad de controlar las otras fuerzas abiertas o públicas así como también a las personas en la medida que estos funcionan, tal como lo indican las leyes, el  mismo poder abierto o público. Por otra parte, la equidad del gobierno garantiza la asombrosa supremacía  de la Constitución sobre los privilegios que gozan los Estados en sus derechos.

Jurisdiccionalmente, asigna un ordenamiento jurídicos para resolver los choques: por esta razón, representa una demostración asombrosa de la creación y aplicación de la ley, caracterizada como “el aprendizaje y la elección de todas las causas que manejan los enfoques administrados por la Constitución y por las leyes de La Nación, conforme al artículo 116 la Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia.

Además, a pesar del hecho de que el Poder Judicial es un poder autónomo del resto de las fuerzas empoderadas del Estado, con el objetivo de que satisfagan sus expectativas, el Ejecutivo debe prestarle el poder abierto o público, y el Congreso administra el ámbito gubernamental, ya que lo ha hecho al configurar avances en las apelaciones realizadas. , para lo cual hizo cámaras de gobierno, que decide la cantidad de jueces y su asociación y que participa en la posible expulsión de los mismos.

¿De que se encarga?

El magnánimo Poder judicial es aquel ente que se encarga de dar las debidas soluciones a todos los problemas o conflictos que se le presenten conforme a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en conjunto con la norma que debería aplicarse en cada caso requerido de conformidad con lo que dictan las leyes. Es conveniente un Poder Judicial que se adecue a la ley y no que sea escogida a dedo.

De conformidad con lo que se haya escrito en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 253,  que la facultad para aplicar justicia es proveniente de los individuos y que se ajusta en toda su aplicación en el majestuoso nombre de la gran República y por autoridad suprema de la ley.

Es competencia de los órganos del reconocido Poder Judicial el conocer a grandes rasgos de los asuntos y causas de su entera competencia a través de sus procedimientos que establezcan las leyes, así como ejecutar o hacer que se cumplan sus sentencias. Es de acuerdo con el ordenamiento jurídico que la hermosa República Bolivariana de Venezuela debería ser un Estado Democrático, de justicia y social de Derecho.

Es de reconocer el poder Judicial goza de plena autoridad funcional, administrativa y financiera, mas aun con todos esos privilegios no está autorizado para dar tasas, arancelarios, ni pedir que se le pague por sus servicios, porque es un ente que debería brindar su servicio de manera gratuita, ya que para eso el Estado el paga su sueldo. De conformidad con el artículo 254 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Es a bien saber que este ente tiene a su cargo una imperiosa Corte Suprema como máxima autoridad, además de los Juzgados Superiores, los de Primera Instancia, los Departamentales, Municipales, Distritales y Parroquiales.

Es de comprender que con el aclamado movimiento constituyente que comenzó a partir del año de 1.999, además de la presentación de la nueva carta magna, que se inició con una potencia enorme de full actividades en todos los asuntos relacionados con la metodología especifica de captar, visualizar, seleccionar y asignar los jueces requeridos.

En la doctrina siempre se ha de manifestar mucho  sobre la conexión entre la fuente de la ley de la que se exudan las normas de administración de los jueces y su dimensión de autonomía, teniendo en cuenta que, en la medida en que estos principios se dejan en los círculos de gobierno, son los de Poder Ejecutivo  o el propio Poder Judicial.

Hasta ese punto se enfatiza la idea que depende del juez. En consecuencia, en la Constitución, con el objetivo de garantizar el imperio de la libertad, se estableció un control legítimo que obligaba a estructurar el arreglo de las  condiciones para los concursos como un sistema para la determinación del más apto y, en este sentido, garantizar la adecuación.

Absolutamente con el paso al poder de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el año de  1999, se construye el modelo o marco conocido como el juez oficial sujeto a una profesión, por lo que se puede decir muy bien que, en el plano sagrado, estos asuntos obtuvieron un trabajo principal, ya que hasta ese momento había sido un asunto legítimo o administrativo que actualmente se convirtió en el tema de la propia Constitución, en cuyo artículo 255 se mencionó a continuación:

La sección sobre la vocación legal y el avance de los jueces se realizará mediante competencias abiertas de restricción que garanticen la idoneidad y magnificencia de los miembros y serán elegidos o seleccionados por los jurados de los circuitos legales en la estructura y condición que establece la ley.

El Poder Judicial, en este sentido, puede brindar al individuo la protección del maltrato concebible presentado por el Poder Ejecutivo o el Poder Legislativo. La tarea del Poder Judicial, así y al igual que el resto de las fuerzas, está representada por la Constitución que cumple con las decisiones esenciales que dirigen el movimiento del Estado.

Ante la posibilidad de que el líder de una nación, es decir el más grande del Poder Ejecutivo, en este caso el mandatario que cometa un maltrato de intensidad empoderada y desestime los privilegios de los individuos,  cabe decir que es allí donde el Poder Judicial puede defender los intereses de la población general a través de los diferentes recursos activos. Entonces, nuevamente, si el individuo que actúa seriamente es una autoridad del Poder Judicial, el Poder Legislativo tiene la capacidad de someterlo a un preliminar político.

Atribuciones del Poder Judicial en Venezuela

Dentro de sus atribuciones se pueden contemplar las siguientes:

  • Practicar la superintendencia de un número significativo de asociaciones del Poder Judicial y seleccionar, en un evento singular, los conflictos de extensión y sala, como lo indica la ley.
  • Dicta tus propias reglas internas. Presentar cada año un informe sobre los métodos adoptados, el estado y las necesidades de valor nacional para los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

  • Conocer y resolver en los recursos tradicionales que elija la ley.
  • Tener conocimiento y dar solución en un caso único, el habeas corpus, sin predisposición a la razonabilidad de diversos jueces o tribunales.
  • Tener  pleno conocimiento en la resolución sobre la ilegitimidad.
  • Tener sabio y prudencial conocimiento para la resolución  en interés de la Sala de  Casación, en la estructura y medida establecidas por la ley;
  • Detener  de forma preventiva sin el compromiso de cualquier otra persona o en línea con los Jueces para el enjuiciamiento de los Magistrados por una parte más extensa de los votos de su pueblo, en el movimiento de sus capacidades, a los jueces legítimos en la etapa fundamental, sentados para una decisión oficial por la circunstancia.

  • Inspeccionar las bases de confinamiento y control.
  • Vislumbrar las dificultades de los límites entre el Poder Ejecutivo y los gobiernos departamentales y entre éstos y las áreas, y
  • Los distintos  compromisos y poderes establecidos por esta Constitución y las leyes.

Ahora bien corresponde hacer mención a las atribuciones que le competen al Tribunal Supremo de Justicia en el curso, la legislatura y la organización del Poder Judicial, la revisión y observación de los tribunales de la República Bolivariana de Venezuela y los Defensores Públicos.

De conformidad con el artículo 266, es bien preciso reconocer que de acuerdo a lo que se establece  son atribuciones del Tribunal Supremo de Justicia las siguientes:

1.- La aplicación en todo su Ejercicio de lugar privilegiado según el Título VIII de esta Constitución.

2.-Proclamar  con toda  veracidad si hay mérito en la acusación que se haga  del Presidente de la República o de quien tenga su lugar y suponiendo que así sea, se debería seguir en total conocimiento  de la causa con la plena aprobación de la Asamblea Nacional, hasta que se emita una última sentencia.

3.-Enunciar si hay cualidad en la acusación del Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidente Ejecutivo, de los individuos de la Asamblea Nacional o de la Corte Suprema de Justicia, de los Ministros, del Fiscal General, del Fiscal o del Fiscal. General, el Contralor o Contralor General de la República, el Defensor del Pueblo, los Gobernadores, oficiales.

Comandantes y jefes de operaciones navales de las Fuerzas Armadas Nacionales y de los jefes de misiones estratégicas de la República y, en caso confirmado, despacho los registros al Fiscal o al Procurador General de la República o quienquiera que esté en esa capacidad, si corresponde; y si la irregularidad es normal, seguirá teniendo conocimiento del caso hasta la última sentencia.

4.-Para resolver el debate autoritario que surja entre la República, cualquier Estado, Municipio o cualquier otro ente público, cuando la otra parte sea uno de esos elementos equivalentes, excepto si se trata de una cuestión de pregunta entre Municipios de un Estado similar, el caso en el cual la ley puede acreditar su información a otro tribunal.

5.-Proclamar la nulidad agregada o fraccionada de las pautas y otras demostraciones autorizadas generales o individuales del Ejecutivo Nacional, cuando  así corresponda.

6.-Pensar en los activos de esclarecimiento en base a su contenido y el alcance de los escritos legales, en los términos considerados en la ley.

7.-Resolver los choques de ubicación entre los tribunales, independientemente de si es convencional o poco común, cuando no hay otro tribunal mejor o más básico que ellos en el orden de varios niveles.

8.- Tener un vasto conocimiento sobre el recurso de casación.

9.-Otros construidos por ley. La atribución demostrada en el numeral 1 será practicada por la gran Sala Constitucional; los mostrados en los numerales 2 y 3, en la Sala Completa; y las contenidas en los numerales 4 y 5, en la Sala Política Administrativa. Las diferentes  y eficientes Salas practicarán diferentes atribuciones según los acuerdos de esta Constitución y la ley.

Importancia del Poder Judicial en Venezuela

En línea con el gobierno de la mayoría o el marco democrático, es de suma importancia reconocer que el gran Poder Judicial es responsable de conferir la equidad, y en el caso de que termine siendo básico para el sustento y refuerzo de dicho marco, este comprende su trabajo clave en la especificación y la satisfacción aceptable de las leyes o anuncios que irradian de las otras dos fuerzas del estado: Legislativo y Ejecutivo.

El Poder legal o Judicial es practicado por los jueces y sus  resoluciones  deberían  ser revocadas por organismos legales de mayor demanda, mientras que este poder tiene la posibilidad de forzar sus elecciones sobre las otras dos fuerzas del estado si éstas, con su conducta, niegan la promulgación.

 

Este marco de importancia que el estado basado en popularidad le  atribuye al poder legal infiere la satisfacción de una progresión de compromisos imperdonables por parte de hombres que realizan trabajos en tribunales, juzgados y en la organización de la equidad cuando todo se dice, por ejemplo, sabiendo detalladamente los casos que logran su capacidad y se resuelven de manera bien establecida y confiable de acuerdo con la ley y en el momento adecuado, a la luz del hecho de que el patrimonio diferido no será equidad.

En la actualidad, este espacio se dirige a los hombres y abre el acceso adicionalmente a las mujeres que luchan por la igualdad de género, este espacio cae regularmente en indecencias que terminan restringiendo su actividad convincente y provocan el acto de absoluta injusticia o igualdad opcional.

Es cualquier cosa menos un órgano autárquico es decir, depende solo de sí mismo, pero es una parte del origen del estado, al igual que tiene sus puntos de corte y compromisos y se aplica a una región que puede tener extensión nacional, solo como una aplicación para una ciudad en particular, lo que se conoce como ámbito de competencia, sin embargo, depende continuamente de cada una de las leyes y decisiones tomadas de lo que es la Constitución Nacional.

Otra variable decisiva se encuentra en las competencias o localidades, donde se construyen juzgados distintivos donde se manejan problemas explícitos que se basan en las partes de la ley, y cada uno tiene la utilización de varios códigos o leyes que representan una autoridad considerable en estos temas.

Uno de los elementos menos propicios que la justica ha experimentado y que son  fundamentales reconocer es que sigue sufriendo el peso intolerable de numerosas legislaturas gubernamentales, como extorsiones y abusos  que se cometen contra aquellas disposiciones que ya se han establecido contra algún ente o persona  y que, aplican contra jueces y tribunales para torcer sus elecciones. (Vea Dictadura en Venezuela)

En el momento en que la equidad acorrala el poder actual que influye en sus intereses políticos o monetarios, en general, responde con pesos y peligros que forman parte de cargos en movimiento, preliminares políticos e incluso extremistas cercanos que causen daños graves. En aquellos casos en que la insaciabilidad gana es el punto en el que pierde completamente la equidad. Vea Estado de Derecho en Venezuela

Nuevamente, no podemos pasar por alto la molestia a la que también se refiere para cometer un error de equidad o el uso insuficiente de la ley por parte del juez o el tribunal; También es sinónimo de ilegalidad. Como eje central del marco equitativo, cuando este tribunal pierde o funciona de manera inadecuada, pone en peligro a la administración e influye en los derechos y oportunidades de las personas.

Este problema será ayudado o debe ser contrarrestado con un contacto y comercio o en acuerdo fluido  entre individuos y delegados de justicia que actúen conforme a lo establecido en las leyes. Saber la importancia de las partes de equidad mencionadas anteriormente y que el control está compuesto por personas muy bien preparadas y que actúan con una naturaleza imparcial es fundamental para construir la certeza de la  comunidad  en sí.

(Visited 2.125 times, 1 visits today)
Categorías Venezuela

Deja un comentario