Jaime Lusinchi: Biografía, gobierno, ¿Qué hizo? Y mucho más

Venezuela siempre tendrá un líder que recordar en este caso a  Jaime Lusinchi quien en vida  fue un reconocido médico especializado en pediatría, que además se involucró muchísimo en el área política, tanto así, que sus frutos no se hicieron esperar y logró convertirse  en presidente de la República en el período sagrado constitucionalmente durante los años que partieron desde  1984 hasta 1989 y así como también Senador vitalicio de la República  entre  los años de 1989 y 1993.

Jaime Lusinchi 1

Biografía de Jaime Lusinchi

Jaime Ramón Lusinchi  nace el 27 de mayo del año de  1924 en Clarines, Estado Anzoátegui, Venezuela  Fue Hijo de María Angélica Lusinchi, hermosa doña de origen  corsa. En sus primeros años  de infancia realiza sus estudios primarios como aprendizaje muy  esencial en el lugar donde nació y creció, continuando su ciclo  en Puerto Píritu.

Es de notar que sus estudios secundarios los cursó de manera satisfactoria  en la Escuela Federal venezolana de la ciudad Barcelona, ​​ donde fue nutrido con clases de historia y filosofía por el especialista Antonio Léidenz, siendo un joven que aprendía con prontitud y adquiría mucha fluidez para desenvolverse de forma completa.

Jaime por sus cualidades intrépidas y rápidas es tomado en cuenta por este gran maestro quien lo instruye en asuntos de índole políticos con miras gubernamentales, concurriendo con el antepasado del Partido Nacional Demócrata de lo que podría ser desde el año de 1941 el cirulo partidista Acción Democrática.

En medio de sus estudios como estudiante universitario, emerge en un movimiento político, siendo secretario de la Junta de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, así como también vicepresidente de la Asociación de Jóvenes de Venezuela y   además vicepresidente de la reconocida Federación de Estudiantes de Venezuela que fueron movimientos que tuvieron marcada importancia durante la gran temporada de los años setenta.

Es bien importante hacer mención a esta gran fecha del 20 de septiembre del año de 1947, porque fue el momento más emotivo que experimentó  Jaime Ramón Lusinchi cuando se graduó como medico  en la prestigiosa  Universidad Central de Venezuela, con un extraordinario trabajo de grado al que tituló la Hipertensión en los trabajadores de la Seguridad Social, como un aspecto importante de la promoción Domingo Luciani.

Primera esposa de Jaime Lusinchi Gladys Castillo e hijos

Es en esa temporada que se casa con Gladys Castillo, con quien tuvo 5 hijos.  Siguió con sus estudios hasta especializarse en pediatría, concentrándose en realizar más afondo investigaciones  a nivel de postgrado que fueron realizados  en la Universidad de Buenos Aires, en la asignatura del profesor Juan P. Garran en el año de 1952,  otros realizados en la magna Universidad de Santiago de Chile, con el Profesor Arturo Scroogie durante los años de 1952 hasta 1956 y en la Universidad de Nueva York entre los años de 1957 y 1958.

Entre sus labores de carácter profesional se encuentran sus primeros trabajos como  medico  que trabajo en el área campestre de Cantaura y San Joaquín  del Estado de Anzoátegui, labor que hizo durante los años de 1947 y 1948, fue médico especialista del hospital  perteneciente a la organización Mene Grande Oil Company así como  en San Tomé durante los años de 1948-1950.

Fue también Especialista interno del Hospital de Emergencias en Caracas en los año de  1950 ª 1952 y para seguir sumando su imperioso recorrido por el área de la salud, fue médico residente en el extranjero del importantísimo Hospital de Clínicas de Buenos Aires período  que hizo en el año de 1953.

Aunado a su gran conocimiento médico fue  especialista de planta de la clínica médica Roberto del Río en Santiago de Chile durante los años de  1952 hasta 1956 y más aun especialista residente en el segmento de pediatría en el Lincoln Hospital y Bellevue University Medical Center de Nueva York durante los años de  1956 a 1958,

Así como también se desempeñó como docente en el Instituto Nacional de Cuidado Infantil al igual que  como médico representativo de la administración pediátrica del Hospital Pérez de León en Caracas durante la época de los años de  1958 hasta 1960.

En el círculo político  Jaime Lusinchi  fue elegido  diputado  del Congreso Nacional en el año de  1948 representando su círculo partidista  Acción Democrática, tornándose obstaculizado en sus compromisos, luego del derrocamiento que destituyó a Rómulo Gallegos el 24 de noviembre de ese año equivalente.

En el año de 1950, se integró como  parte de los coordinadores de la huelga nacional de los trabajadores petroleros. Después de la culminación de la tergiversación de nombramiento electoral  del año de  1952 y el auto declarativo de Marcos Pérez Jiménez como líder de Venezuela.

Marcos Pérez Jiménez

Caso importante es que fue detenido  por la Seguridad Nacional durante el lapso de 31 días que fueron momentos muy duros de atroces torturas. A partir de ese momento fue cambiado a la prisión modelo, expulsándose a sí mismo no mucho después.

Después de la caída de la legislatura gubernamental  de Pérez Jiménez, el 23 de enero del año de  1958, Jaime Lusinchi regresa a Venezuela, en aras de la lucha por la democracia se incorpora como miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la línea partidista  Acción Democrática.

Y lo que es realmente excelente es que el 7 de diciembre de ese año fue elegido nuevamente representante del estado Anzoátegui, manteniendo su función de diputado hasta el año de 1978, para luego ser elegido senador.  Y en marzo del año de  1981, fue elegido por acuerdo de su círculo partidista como  Secretario General, consiguiendo así una forma cada vez más segura para su postulación  en las decisiones presidenciales del año de 1983.

Esposa de Jaime Lusinchi

Cabe resalta de manera muy enfática que durante su época de mas labor medico es cuando conoce a doña Gladys Castillo con quien se casa específicamente en el año de 1941, mujer con la que formó una familia por más de 24 años, quien se desempeñaba como médico pediatra al igual que  él,  hasta que este  conoce  a Blanca Ibáñez con quien inicia no solo una relación laboral sino que también establece una relación amorosa que es la que termina destruyendo por completo su relación matrimonial en el año de  1991 hasta 2014. Vea a Cipriano Castro.

Muerte

Cabe destacar que en el año de  1993, la majestuosa Corte Suprema de Justicia dio luz verde a la comparecencia del anterior presidente Jaime Lusinchi, luego de descubrir pruebas de degradación corruptivas. Desde ese momento en adelante vivió entre Miami y Costa Rica dos lugares fantásticos donde pudo pasarla de veras como anhelo.

Pues obtuvo después de un cierto tiempo conseguir su divorcio para casarse con  Blanca Ibáñez  y muy poco se supo de él y de su vida con su segunda esposa. Su vida, prácticamente encubierta, dejó su anonimato el  día miércoles cuando su hijo Álvaro declaró que  había muerto en un centro hospitalario  de emergencia en Caracas.

Es de bien recordar que Jaime Lusinchi,  fue un líder  político  en  Venezuela en el tiempo no muy fácil del País entre los años de  1984 y 1989, fue importante por su trabajo que a pesar de las travesías duras y negativas no deja de marcar un buen precedente en la historia, ahora bien es de considerar que murió en Caracas la noche del miércoles 21 de mayo del año  2014 a la edad de 89 años.

Muere víctima de dificultades respiratorias, 6 días antes de la celebración de su cumpleaños número 90, Álvaro Lusinchi Castillo, el hijo del ex funcionario del gobierno, detalló que su padre tenía una enfermedad pulmonar y que durante unos días antes estuvo en una unidad de cuidados intensivos  en un centro clínico  en Caracas.

Gobierno de Jaime Lusinchi

Es relevante  contar que luego de la destitución del mandato de Pérez Jiménez, Jaime Lusinchi  retornó a la nación y se consagró únicamente al movimiento político. Fue designado para el Congreso Nacional en la gran temporada que inició en el año de  1959 hasta 1983, fue coronado líder del grupo parlamentario de Acción Democrática (AD) así como también  integrante activo del Consejo Ejecutivo Nacional (CEN) y  como secretario general de ese círculo partidista.

Es imperioso lo acontecido en los comicios ocurridos  durante el año de  1983 donde fue elegido líder de la República para el período que partió desde el año de 1984 hasta 1989. Manejó una emergencia financiera extrema y conectó el programa político del Pacto Social. Su separación  con su primera esposa doña Gladys Castillo provocó un gran escándalo.

Fue tan crucial su sistema de gobierno que estuvo bordeado por una legislatura de severidad y afectividad social, Jaime Lusinchi es elegido líder de Venezuela con tan solamente 56.72% de los votos, floreciendo como el líder del tiempo basado en la popularidad con el mayor número de votantes que le dieron la victoria.

El 2 de febrero del año de  1984, se puso a trabajar con un parlamento controlado en su mayor parte por el partido de decisión gubernamental. Los largos períodos primarios de la junta directiva se describen procurando avanzar en una solidez específica, reactivar la economía, la expansión de los costos del petróleo y la renegociación de las obligaciones externas.

A pesar de este empuje subyacente, la emergencia monetaria en Venezuela, continuaría degradándose. La divergencia del bolívar con respecto al dólar se desarrollaría a medida que crecía el marco inflacionario, continuando con la economía venezolana con su forma subordinada y mono fabricante. Dada esta circunstancia, el gobierno de Lusinchi elige reenfocar sus estrategias, expandiendo las tasas de pago, controlando los costos y las formas monetarias, eventualidades que  acarrearían grandes presiones sociales.

En los largos períodos de gobierno más recientes, el gasto abierto es extremo, tratando de hacer una fuerza monetaria engañosa que a la vista era muy interesante pero totalmente falaz. Este período también será descrito por indignaciones de degradación, calidad profunda y maltrato de intensidad empoderada que es lo que más daño le causa a un País.

La relación extramatrimonial del líder de la república con su secretaria privada, Blanca Ibáñez, incitó  condenas en los medios de comunicación, como una razón para su sorprendente efecto en las elecciones presidenciales, fue una vida muy desordenada por así decirlo ya que era muy contraria a los buenos principios que siempre ha procurado conservar la nación venezolana.

Lo que es más, los casos por ejemplo la adquisición de 65 vehículos provinciales para la cruzada electiva de Acción Democrática con las reservas estatales, el botín de activos del Instituto Nacional de Pistas de Carrera ecuestres, los cargos de error del marco comercial en la asociación RECADI y las Extermines de Yumare  en el Estado Yaracuy y El Amparo  en el Estado Apure, donde supuestos pescadores fueron asesinados, atestados por guerrilleros.

Del mismo modo, en medio de este período en el año de 1985, la nación sale al encuentro de la visita del reconocido Papa Juan Pablo II. Además en el año de 1987, se da la incursión de la corbeta colombiana Caldas en los océanos venezolanos que sometió a una dura prueba la adecuación militar y estratégica de Venezuela ante los países vecinos.

La administración gubernamental de Jaime Lusinchi, cerró con una ubicuidad extraordinaria, siendo elegido como sucesor un integrante de su propia línea partidista, algo que nunca ocurría hasta ese momento en nuestra historia, Carlos Andrés Pérez. Lusinchi se une al congreso como representante vitalicio, por haber sido presidente anterior, según la Constitución del año de 1961.

Es en el año de  1991 el tiempo cuando después de haber atravesado una vida llena de tantos momentos fuertes y desagradables, obtiene su divorcio de su anterior esposa y  se casa con su mujer que fungía como secretaria privada  doña Blanca Ibáñez, después de una separación cuestionable con Gladys Castillo.

En el año de 1993, la Corte Suprema de Justicia dio luz verde a la acusación del ex presidente, luego de descubrir una prueba de degradación. Después de esto, se mudó a Costa Rica y Miami, donde ahora vivió por mucho tiempo.

En medio de su vocación política,  se puede notar que alcanzó distinciones y grandes reconocimientos académicos por su imperiosa labor  por ejemplo el Doctorado Honoris Causa otorgado por la nobilísima Universidad de Barland de Israel en el año de 1987 al igual que la Universidad de Houston y la Universidad de Guadalajara en el año de 1983.

El matrimonio con su secretaria privada y el consiguiente preliminar de ambos por violaciones en medio de su legislatura causaron una indignación increíble. Huyó de la nación ante una solicitud de detención.

Características

Dentro de sus características más apreciativas se destaca que Jaime Lusinchi, ganó las elecciones presidenciales con el 56.85% de los votos activos que en ese momento se escrutaron y resultaron favoreciéndole, mientras que su rival más cercano, Rafael Caldera, ganó el 34.56%.

Esta administración gubernamental experimentó una emergencia financiera muy grande y hostil, debido a la caída en el costo del petróleo, que se redujo en aproximadamente un 45%, desde el año de 1985 donde había un costo de $ 26 por barril hasta que en el año de  1986 pasó a $ 12 por barril, sumado a eso le siguió la degradación del bolívar con la base de una rutina de comercio negativo.

Puede notarse que durante este período de gobierno se hizo muy marcada  la gran problemática  al incrementarse de manera imprevista y sorprendente el desempleo, la terrible inflación, los hechos especulativos; la obligación de endeudamiento externo que  se mantuvo en 30.000 millones de dólares, es decir el 34,4% de los ingresos totales se comprometieron al traspaso únicamente de los intereses que esto arrojaba.

Hubo una gran caída de las mas francas reservas  financieras mundiales;  fue exorbitante el incremento en el costo promedio de los artículos básicos; hubo un magno desmoronamiento de administraciones abiertas o publicas alusivas al bienestar y formación educativa.

Igualmente, existe una amplia contaminación que corrompe totalmente los buenos principios y las buenas costumbres, que incluye cada día nuevas partes de la vida nacional.

El tema de la diplomacia del Estado en la vida financiera se ha trazado en Venezuela desde el comienzo de la República y fue la reacción a los gobiernos conservacionistas primarios, partidarios de la no mediación del Estado a la libre empresa  en Europa desde el siglo XVIII.

El progresismo de la época muy  similar al neoliberalismo del presente, no ha tenido la capacidad de brindar respuestas a las extraordinarias cuestiones sociales y políticas del mundo, sino que se ha sumado a las tensiones compuestas, empeorando la situación. Clases de hostilidades, miseria, desempleo.

Jaime Lusinchi, se relacionó mucho con importantes casos de contaminación gubernamental o mejor dicho en otras palabras corrupción, cabe hacer mención a los más imperativos que se pueden mencionar tales como  el asunto Recadi,  que es régimen de intercambio diferencial.

Por el cual miles de millones de asuntos monetarios se dispersaron por debajo de la escala de conversión diferencial, lo que permitió a los destinatarios del acuerdo completar el truco más grande de dinero abierto, como fue  la compra de vehículos rurales, que debía ser utilizada para uso de la autoridad por el Ministerio del Interior y fue a manos de activistas y líderes  del circulo partidista del gobierno, eso sí que fue una gran estafa por parte de ese gobierno.

Políticas

Se puede  destacar que Jaime Lusinchi resultó elegido como líder de Venezuela con un 56.72% del total de los votos, es decir 3.755.501 votos sustanciales muy reales, obtenidos en las elecciones presidenciales del 4 de diciembre del año de 1983.  Y para el 2 de febrero del año de 1984, se puso en marcha asumiendo la presidencia con un parlamento controlado por su círculo partidista.

Ya que para esa temporada quienes estaban al frente eran los designados por Acción Democrática. En ese sentido, los largos tramos primarios de los ejecutivos se describen tratando de promover una solidez específica, reactivar la economía, la expansión de los costos del petróleo y la renegociación de la obligación externa.

Desde el primer punto de partida del gobierno, Lusinchi y su oficina actualizaron con planteamientos que a la larga servirían para tratar los enfoques de severidad austera que había,  sobre el control del gasto abierto y pago de la obligación externa. En los principales períodos largos de la junta, la legislatura gubernamental renegoció la incertidumbre y garantizó pagar 26 mil millones de dólares al banco prestamista.

 

Venezuela se agregó a las próximas naciones latinoamericanas para renegociar mutuamente la obligación externa, aunque le gustaba concertar acuerdos directos con los bancos universales. Eso fue una  acción totalmente negativa   ya que las acciones fijadas eran altas y las tiendas universales de la nación disminuyeron y los largos períodos de distinción no se lograron como lo hicieron diferentes países.

Su administración anunció la expansión del salario más bajo permitido por la ley  al igual que el vehículo y los bonos compensatorios para mejorar la intensidad de la obtención del salario de los empleados, influenciado por el incremento en los costos de los artículos.

Fue de mucha consideración tomar en cuenta el VII gran Plan de la Nación, el cual fue desplegado independientemente de cualquier otra forma de trabajo el 24 de febrero del año de 1984, para lo cual se uso Metodología del desarrollo de otro acuerdo social y el cambio de estado,  el cual se integró a la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) el 26 de diciembre del año de 1984.

Cuyos objetivos a pesar de los diferentes ángulos ordenados como la democratización de los Procedimientos legislativos locales de forma general, inmediata y misteriosa con elecciones de gobernadores y producción de la figura del líder del ayuntamiento metropolitano. En el año de 1987.

El ataque de barcos colombianos a las aguas del golfo de Venezuela que causó la supuesta Crisis del Corvette de Caldas, en medio de la cual Lusinchi promulgó los planes de protección contra la prueba de una guerra inminente con Colombia, solicitando y ordenando la mayor asamblea militar, lo que fue Completado por las Fuerzas Armadas de Venezuela hasta la fecha.

Al  condensar la metodología política, el Plan VII propuso la extensión del sistema basado en el voto a través de la victoria del gobierno social popular que solicitó la democratización del Estado y las relaciones entre la sociedad común y el Estado.

Se puede llamar la atención sobre tres componentes clave en el régimen de Lusinchi, debido a su extensión y efecto en el rápido destino de Venezuela: el cambio de estado mediante la creación de la COPRE, la renegociación de la obligación externa y la intensificación de los casos de impureza que es el fallo más dañino en todo gobierno.

Respecto a la estrategia remota del gobierno de Jaime Lusinchi  durante su periodo de gobierno que fue durante los años de 1984 hasta 1989, donde los lazos de amistad con Uruguay continuaron y se renovaron en el año de 1985. Las relaciones con Colombia alcanzaron un punto básico en agosto del año de 1987.

Después del episodio provocado por la corbeta OARC Caldas mientras se infiltraba en las aguas del país por el Golfo de Venezuela, se nota que  Jaime Lusinchi se encargó de hacer visitas a diversas naciones, por ejemplo a  Colombia  en el año de 1986, Trinidad y Tobago  en el año de 1986, España fue en el año de 1986, Portugal  durante el año de 1986, México  en el año de 1987, Guyana en el año de   1987 y Brasil  durante el año de 1988.

Considerando además el fin de la devaluación del Bolívar. Así como la defensa en cuanto a  la utilización interna de los artículos.  Acabar con la escasez de segmento público así como las filiales del petróleo accediendo a los mayores incrementos de los costos socialmente. Es una mira desde el punto de confinamiento para el control de  los pesos inflacionarios de los más adecuados prototipos.

Así como la más degradante  devaluación en las partes lucrativas de los sectores públicos.  También trabajar en la manera de mantener una dimensión adecuada de las tiendas reservorios específicamente para dinamizar la economía mundial relacionada con el dinero.

Este período también fue descrito por vergüenzas de profunda calidad y maltrato de intensidad empoderada, mucho tráfico de influencia, imperaba el que más enchufado estaba.

Aunado a todo eso se sumaba la relación conyugal adicional del Presidente de la República con su secretaria privada, ciudadana Blanca Ibáñez, lo cual incitó objeciones en los medios de comunicación, como una razón de su sobresaliente impacto en las elecciones presidenciales.

Que  lograron la finalización de los arreglos y expulsiones de autoridades  públicas, dinero y molduras sociales para abrir contratos y la elección de avances a los Generales de las Fuerzas Armadas, agregados a las Masacres de Yumare  en el Estado de Yaracuy y en El Amparo  localidad del Estado de Apure, donde los pescadores fueron sacrificados, confundidos con guerrilleros.

En lo que respecta a la vergüenza ocasionada por la inmensa degradación de la gestión pública administrativa, la escena de error del marco comercial en la Oficina del Régimen de Cambio Diferencial (RECADI) que incorporaría a los grupos ideológicos y que se convirtió en el centro más abrumador por su total desgobierno en muchos asuntos.

En medio de su organización gubernamental se conciben obras como las diversas gestiones realizadas en la gran Caracas como el gran Paseo Vargas, el Complejo de Viviendas Juan Pablo Segundo en Montalbán, la Línea 2 del Metro de Caracas  en la Sección de Zoología como Las Adjuntas-La Paz y el Hospital Domingo Luciani en el Llanito.

Además finiquitó el segundo período de la Esencial Hidroeléctrica Gurí así como la Principal Hidroeléctrica de San Agatón como parte del centro Uribante-Caparo; la imperiosa represa del río Turimiquire que fue levantada en el estado  Monagas, dándose  inició al desarrollo de la Carretera del Este y  una gran construcción de un agregado de 331,615 viviendas.

En medio de su mandato presidencial justo en el año de  1985, periodo en el cual el País  tuvo por vez primera  la visita de un Sumo Pontífice Juan Pablo II. En el año de 1987, la invasión de barcos colombianos a las aguas del Golfo de Venezuela evento que  causó la supuesta Crisis del Corvette de Caldas.

En medio de la cual Lusinchi inició los planes de salvaguardia contra la prueba de una guerra que se aproximaba rápidamente con Colombia, solicitando y comunicando a los militares más grandes con al mejor  activación realizada con mucho esmero y compromiso.

¿Qué hizo Jaime Lusinchi durante su gobierno?

A pesar del alucinante triunfo, el Doctor Jaime Lusinchi comenzó su organización gubernamental, el 2 de febrero del año de 1984, con mensajes que reflejaban la discreción y la pacificación. Tuvieron ocasiones problemáticas ya que hace un año que el dinero se había depreciado.

Las culpas en las administraciones abiertas eran normales y la impregnación reglamentaria se había abierto aún más para ocultar la pantalla panorámica que se había construido. A esto se incluyó el tema de la obligación interna y externa que dio un alivio sensacional a la circunstancia, disminuyendo los resultados concebibles de la actualización de los acuerdos.

Cuando se inició la legislatura del gobierno, el Ministerio de CORDIPLAN otorgó al Congreso las Pautas generales del VII Plan de la nación. La introducción del VII Plan arrojó sólidas reacciones y opiniones, en particular por parte del área de negocios,   su reconocimiento fue truncado por mucho tiempo lo que llevó a que el Ministro Luis Raúl Matos Azócar renunciara hacia el inicio del año de  1985.

El sistema del gobierno de Jaime Lusinchi estableció dos bases: la adaptación de una empresa política consensuada llamada El Pacto Social y la reconstrucción del Estado. A medida que avanzaban los procedimientos financieros, la horticultura, la industria y la industria de viajes avanzaban, mientras que intentaban cambiar y modernizar el área abierta para reclasificar su trabajo en el movimiento monetario.

Se planteó la necesidad de privatizar o intercambiar muchos ejercicios y administraciones al segmento privado. Con  respecto al procedimiento político el Plan VII propuso el desarrollo del sistema de reglas mayoritarias a través de la victoria del gobierno social popular, que solicitó la democratización del Estado y las relaciones entre la sociedad común y el Estado.

Se pueden mencionar tres componentes clave en el gobierno de Lusinchi, debido a su grado y efecto en el pronto destino de Venezuela: el cambio de estado a través de la producción de la COPRE la renegociación de la obligación externa y la disminución de los casos de degradación. .

El VII Plan de la Nación

Este arreglo trajo algunas curiosidades, entre ellas el uso de arreglos clave, que intentaron conquistar los puntos de ruptura de los arreglos habituales llamados regularización, al incluir las contemplaciones de los artistas intérpretes o ejecutantes aptos para crear las opciones vitales para la actividad de arreglos previamente planificados.

A pesar de la idea fugaz del Plan VII, merece una parte de sus componentes. Analizó la circunstancia actual como un agotamiento del modelo de desarrollo venezolano y admitió la necesidad de progresar, de la sociedad rentista a otra donde el desarrollo y el avance se derivan del trabajo provechoso de los venezolanos.

Se hizo un resumen de los inconvenientes de la nación, emprendiendo con la extraordinaria subordinación de la explotación del petróleo y que a la vez se establecieron muchas actividades de acción como un sistema general para reiniciar el desarrollo financiero, acelerar el avance social y formar una sociedad progresivamente sostenible más amplia.

La COPRE y su importancia en el cambio político de Venezuela

Es a lo que cabe alistar que el 17 de diciembre del año de 1984, el mandatario ordenó mediante decreto  la instauración de la Comisión Presidencial para la Transformación del Estado, que más tarde se conocería como COPRE. La razón de esta comisión fue según el Plan VII, ya que estaba vinculada con la creación de un estado de vanguardia, básicamente basado en el voto  efectivo y libre.

Las actuaciones de la COPRE se formaron en los principales tramos un poco largos del año de 1985, manejados por el consejero legal, columnista y especialista de historia Ramón José Velásquez. Hacia la culminación del período que partió desde el año  de 1985, una parte de los pensamientos que fueron bromeados en medio del procedimiento del consejo comenzó a tomar forma en una proposición explícita.

Sin embargo, aquellos que atrajeron el ojo de la sociedad y obtuvieron la mejor oposición de los artistas de representación política predominantes fueron aquellos con sustancia política, que para otras personas, COPRE apreciada y distinguida como principal en la búsqueda de un cambio extenso.

Entre las nuevas recomendaciones aparte de exigir la decisión de los gobernadores y alcaldes, se propuso el fin de los tipos de asociación regional supra estatales que se habían creado en la organización nacional bajo el plan de regionalización.

La COPRE, cuando fue despedida por su precursor, el imperioso Ejecutivo Nacional, resultó ser inquisitivamente una diferencia especial entre la sociedad y el Estado. Una brusca ronda política de los diferentes poderes de cambio de genio, con respecto a la batalla por la designación, cumplió el compromiso político de impulsar algunos cambios.

¿Qué hizo Jaime Lusinchi en lo político?

En medio del período presidencial, la imagen ética del presidente se vio afectada especialmente por la relación extramatrimonial del presidente con la colombiana Blanca Ibáñez, quien se desempeñaba como su secretaria privada y su fiel acompañante marital, destacando  y más aun realzando sus ansias de querer figurar como la gran dama.

Esas anheladas ideas fue lo que hizo que  la ciudadana Blanca Ibáñez se mantuviese  durante todo el período haciendo de las suya, usando toda su influencia como la consentida del presidente. En todo lo que refiere a  la actividad del gobierno se enumera como la mujer con poder político progresivo en el tiempo venezolano del siglo XX.

Otra realidad pertinente es que en algunos eventos se quejaron a la Asociación Interamericana de Prensa y los escritores se pusieron en desacuerdo ya que en medio del período presidencial fue problemático para los medios impresos mantener una posición autónoma de la legislatura o censurar humildemente, sobre la base de que esto era “delicado”.

Supervisado según su alojamiento entre diferentes activos, las ofertas de dólares especiales a Bs. 7.50 para la compra de papel importado, vital para la supervivencia de las estructuras. Los segmentos de escritores de restricción, por ejemplo, José Vicente Rangel o Alfredo Tarre Murzi (Sanin) dejaron de aparecer “temporalmente” en los periódicos.

La mezcla de moderación, junto con una estrategia de publicidad gubernamental viable coordinada desde la Oficina Central de Información, evitó que la gran mayoría de las incongruencias autorizadas y el maltrato de la intensidad empoderada se vieran expuestos.

Solo sería más tarde hacia el comienzo de la legislatura de Carlos Andrés Pérez, cuando se descubrió lo que se podría representar como la más notoriamente mala demostración de degradación hasta ese momento: el impacto de la indignación del tráfico en la concesión de dólares especiales a través del  Régimen de Cambios Diferenciales (RECADI).

Que no había aumentado más allá de los chismes en medio del quinquenio, comenzó a ser examinado sin reservas una vez que Lusinchi abandonó la administración. En marzo del año de 1989, el periódico El Nacional distribuyó un arreglo titulado “La Agenda de Misterios de RECADI”, donde dio las sutilezas de los resultados en los escrutinios de los expertos para la situación.

A mediados del año de 1989, el robo de activos de la misteriosa reserva del Ministerio del Interior por el anterior presidente  Jaime Lusinchi y su leal Ministro José Ángel Ciliberto con la intención de comprar  muchos jeeps, que están muy lejos de ser utilizados para actividades que tuviesen que ver con la seguridad del Estado.

Sirvieron primero para la cruzada interna en AD del competidor Octavio Lepage, para luego ser utilizados en la cruzada discrecional del año de  1988 y luego en manos de algunos militares y cercanos de la línea partidista Acción Democrática (AD). Esta queja se cierra en agosto del año de 1993, en la elección de la Corte Suprema de Justicia para descubrir los beneficios de acusar al presidente anterior y el respaldo del Congreso para levantar su resistencia parlamentaria.

Jaime  Lusinchi detuvo la cancelación del compromiso externo, transmitió a su sucesor la cuestión ya que en un minuto también le fue transmitida por la administración de Luis Herrera Campins.

En lo social

Dentro de los aspectos sociales del mandato del Doctor Jaime Lusinchi están sus enfoques financieros, ya que desde el primer punto de inicio de su mandato, Lusinchi y su oficina ejecutaron acuerdos de gravedad autorizada, control de gastos abiertos y pagos de obligaciones externas.

En los largos períodos primarios de la junta, el gobierno renegoció la obligación y garantizó pagar 26 mil millones de dólares al banco jefe de préstamos. Venezuela se agregó a las próximas naciones latinoamericanas para renegociar mutuamente la obligación externa, pero le gustaba concertar legítimamente con los bancos globales.

Además, expresó que se planearía un “Sistema Coordinado de Transferencias Sociales” que a pesar de las muchas actividades, incluía entre otras cosas, el “la canasta familiar”, las subvenciones para escolares, los programas de sustento en el preescolar, los cuales debían  considerarse en el bienestar, el alojamiento y la capacitación.

Con respecto a la técnica política, el Plan VII propuso el desarrollo del gobierno de la mayoría a través del triunfo del “sistema social basado en el voto”, que solicitó la democratización del Estado, las relaciones entre la sociedad común y el Estado e incluso la base de la ayuda para la sociedad a través de un tercer marco de propiedad, que se conoció como el “Acuerdo de Cooperación Económica”.

El objetivo a lograr con este marco era extender el acceso a la propiedad comercial a segmentos de activos más bajos, compensando las relaciones de propiedad con ellos. La actividad de la empresa que comparó con esta técnica incluyó la privatización de algunas organizaciones estatales para enmarcar la premisa sobre la cual construir y construir este marco.

El 2 de febrero del año de 1984, comienza a trabajar con un parlamento controlado esencialmente por su línea partidista Acción Democrática. En ese sentido, los largos periodos primarios de los ejecutivos se retratan al tratar de promover una estabilidad específica, reactivar la economía, la expansión de los costos del petróleo y la renegociación de la obligación externa.

En el VII Plan de la Nación, mostrado independientemente de cualquier otra persona el 24 de febrero del año de 1984, se propuso la metodología del desarrollo de otro acuerdo social y el cambio de estado, para lo cual la Constitución se construyó el 26 de diciembre del año de 1984.

Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE), cuyos objetivos incluían, entre diferentes ángulos ordenados, la democratización de los procedimientos legislativos locales (elecciones  generalizada, inmediata y misteriosa de gobernadores y producción de la figura del líder del ayuntamiento).

A pesar de este impulso subyacente, la circunstancia financiera básica hacia el inicio de su mandato dio a entender un aparente maltrato por las estrategias de depreciación fiscal salvaje de su precursor, Luis Herrera Campíns, conocido como el Viernes Negro del 18 de febrero de 1983.

Como una medida que corría para detener la expansión de la obligación remota, que del año de 1980 a 1983 pasó de 29,310 millones de dólares a 38,297 millones de dólares, lo que generó un robo de más de 700 millones de dólares en las reservas del Banco Central de Venezuela.

Lo que llevó en el año de 1983 a un déficit de 4.246 millones de dólares para terminar un interés de 5.940 millones de dólares, lo que fue divertido y entretanto sospechoso en un país que no contaba con diez años de haber nacionalizado el negocio petrolero. La disimilitud del bolívar en cuanto al dólar se desarrollaría a medida que crecía, continuando con la economía venezolana con su carácter confiable y mono productivo.

Dada esta circunstancia, su administración optó por reenfocar sus acuerdos, expandiendo las tasas de pago, controlando los costos y las formas monetarias, causando tensiones sociales. En los largos períodos de gobierno más recientes, el gasto abierto fue exagerado, y se hizo un esfuerzo para lograr una solidez financiera de fantasía a través de la Comisión Nacional de Costos, Precios y Salarios (CONACOPRESA), hecha por la legislatura para costos directos. , gastos de pantalla y salarios establecidos.

Este período fue descrito adicionalmente por condenas de profunda calidad y maltrato de intensidad empoderada. La relación conyugal adicional del Presidente de la República con su secretaria privada, Blanca Ibáñez, provocó quejas en los medios de comunicación, como una razón para su impacto eminente en las elecciones presidenciales, que lograron la indignación de los arreglos y expulsiones de autoridades abiertas.

En lo económico

El magnífico día de la gran toma de posesión, Jaime Lusinchi declara su objetivo de satisfacer la garantía de nombramiento de ser el presidente que habla honestamente de manera confiable y de practicar un enfoque sombrío. Para ello, se actualizaría un arreglo de rediseño del marco monetario, disminución del gasto abierto, final de la deficiencia financiera y ajuste del  mercado comercial.

Al aludir a la obligación externa, Lusinchi insistió en que “Venezuela pagará todo lo que debe, hasta el único centavo restante. La imagen no le dio ningún poder, solo hace un año que el efectivo se había depreciado, que adquiere a Lusinchi una verdadera circunstancia financiera con una obligación externa que después de un tiempo de investigación y gratitud a la administración de los bancos globales como obligación venezolana, podría ser evaluada en más de 30 mil millones de dólares.

Jaime Lusinchi debe controlar en ocasiones problemáticas los más reconocidos códigos económicos, monetarios y financieros relacionados con el dinero fueron negativos y hubo inconsistencias radicales entre los expertos financieros sobre las técnicas para iluminar la emergencia que generaron vulnerabilidad.

Las decepciones en las administraciones abiertas y la contaminación regulatoria hicieron que el punto de vista se oscureciera.  A esto se incluyó el tema de la obligación interna y externa. En junio del año de  1984, el congreso nacional afirmó la supuesta ley de habilitación, que compromete al gobernante a tomar las medidas que considere importantes para vencer la emergencia.

Es por ello que el día  24 del mes de febrero, el gobernante Jaime Lusinchi indica su enfoque financiero. En cuestiones fiscales se muestra un plan forzado  que generó los cambios pasados ​​del gobierno anterior. Pa ello se construyen cuatro tipos de cambio distintivos como  el de Bs. 4.30 por US $ fijado por la organización gubernamental de Luis  Herrera Campins.

El  cual daría  hasta diciembre del año de 1985, concedido para el pago de porciones de capital de obligaciones externas, para estudios en el extranjero al igual que  para medicamentos y sustento determinados en los objetivos del Ministerio de Finanzas,  la de Bs. 6 por cada US $ para la limpieza de los estándares monetarios de las áreas de petróleo y hierro.

La de 7.50 Bs para intercambios comerciales y monetarios, privados o abiertos; y el dólar fluctuante, cuya escala de canje se arreglará con el juego libre de la actividad del mercado libre. Informa una caída poco común en las tasas de los préstamos; establece una estrategia de trabajo compensatorio para las bajas expectativas de comodidades cotidianas.

En lo cultural

En el ámbito cultural se destaca que se hicieron un total de 103 bibliotecas y 27 salas de exhibición museísticas, este último número es el más notable de la nación. Para la protección y mejora del legado social de un país, se destaca entre las capacidades más conocidas que generalmente se otorgan a cualquier marco instructivo. Este objetivo se representa en las diversas representaciones instructivas de educación. En el caso venezolano, esta razón ha sido generalmente creada con numerosos errores.

En el año de 1958 los pensamientos de democratización tendrán su mayor articulación en la masificación de la educación. Perfilado de la Ley de Educación del año de 1940. Para la democratización de la instrucción, el segmento social se imaginó como un dispositivo para la satisfacción de los propósitos instructivos.

Esto se refleja en el Artículo 83 de la Constitución del año de 1961, cuando obligó al Estado a promover la cultura, comprendida como artes expresivas y de esta manera garantizando que sirviera para avanzar en la instrucción; como un componente para romper con las cualidades habituales que se presentaron como una obstrucción para cambiar y avanzar.

Debe notarse que las Políticas Culturales deben funcionar inseparablemente con las Políticas Educativas, a fin de cumplir con los estándares de Movilización de la mayoría, la preparación y la disponibilidad, fundamentales para tener estrategias genuinamente efectivas y equitativas; a partir de ese punto radica la relación de confianza de ambos.

Puede recordarse la oportunidad de apreciar que la actividad social del estado está firmemente conectada con el procedimiento de organización de los residentes, fortaleciendo, complementando y combinando la enseñanza de formas de aprendizaje iniciadas en la escuela; Además, realiza y mantiene procedimientos instructivos en los cuales la escuela está restringida o no puede hacerlo.

Cabe destacar que dentro de la estructura de los cambios realizados debido a la sanción de la Ley de Educación de 1980, se rompió un territorio llamado “Pensamiento Acción Social e Identidad Nacional – PASIN, donde se coordinaron cuatro unidades curriculares: Historia de Venezuela, Geografía de Venezuela y como material atómico Educación familiar y folklore.

 Experto en trasladar la localidad cercana “como fuente de información y centro de la estructura de la región, conectado de esta manera al estudiante con los problemas de su condición”. Lamentablemente, esta actividad no soportó la administración del Doctor Jaime Lusinchi, que respalda el Reglamento de la Ley de Educación del año de 1985.

Rechazó esta experiencia y regresó al sistema educativo unificado e inflexible, incoherente y limitado de la  localidad, manteniéndose al día. Aprendizaje social como estereotipado, pobre y agotado, englobado por una red donde, curiosamente, esta información apareció y se mostró innovadora, crucial y sustancial. Además, debemos incluir que una gran parte de las costumbres son extrañas para el componente cercano, es decir, mostraron las convenciones de estudio de diferentes áreas de la nación en desventaja de su territorio.

En el momento en que el Reglamento de la Ley de Educación del año de 1955, ajustado en 1962, se vuelve a examinar y en un nivel muy básico, el cambio del año de 1985, encontramos, por ejemplo  que la instrucción de buen gusto y la preparación de expresiones de la experiencia humana quedan relegadas a la misión de “Asegurar el legado estético venezolano y vigorizar la personalidad nacional.

A pesar de no tener en cuenta las especificidades de los distritos y las reuniones étnicas, por ejemplo, los indígenas y subrayar un supuesto carácter nacional, se comprenden de manera homogénea. Asimismo deberíamos llamar la atención como otra razón concebible para la utilización restringida de comunicaciones amplias por parte del marco instructivo y el arreglo social del Estado en este período auténtico.

Al revisar la Gestión Cultural del Estado en medio de la Democracia Representativa  durante 1959 hasta 1998, merece presentar el desarrollo de una fundación, y un sistema institucional y legítimo, a pesar de la experiencia acumulada en este período, que presenta Tulio Hernández eran inexistentes en nuestra nación.

Además, bajo esta premisa, que con sus inconsistencias lógicas y errores no deja de tener un alto potencial, es que buscamos construir una estrategia social que cubra las características desequilibradas en la satisfacción de las mercancías sociales y avance un segmento que puede utilizarse para avanzar en la mejora financiera del país, más allá de la escena pintoresca mostrada.

Y  este es el lugar donde se encuentran las increíbles reacciones de la Política Cultural de la Democracia Representativa que desde diferentes ángulos, independientemente de sus objetivos, no podría crear las condiciones para un avance amistoso de la cultura popular, ya que no pudo instrumentalizar a los medios por no tener la capacidad de utilizar los medios de comunicación y las empresas sociales en general por esa razón.

De manera similar, nuestro legado estructural se ha desvanecido dinámicamente, debido a la forma en que la población no se agudizó en este tema. Más aún, la falta de asistencia de una asociación con una estrategia instructiva obstruyó la formación de condiciones para la utilización de productos sociales entregados por escrito y la inversión de vastas partes dominantes en el placer de nuestro rico y amplio legado nacional.

Además, el marco instructivo no tomó los avances de los exámenes registrados en nuestra nación, por lo que nuestro sentimiento de punto de partida como público general se mantuvo sujeto al punto de vista del siglo XIX de la religión de los santos, que contiene una batalla increíble, extremista y lista. El peso mesiánico que pasa como una tara en nuestra forma de vida como país.

La nueva ley de entrenamiento incorpora grandes encuentros, por ejemplo, el de PASIN, incorporado en el numeral 03 del artículo 15; Corresponderá a los gobernantes no repetir los errores de la solicitud anterior. Así también, el establecimiento de la Ley Orgánica de Cultura debe completarse como un complemento a la LOE y las nuevas pautas de la división de instrucción, de lo contrario, completaríamos un daño en la importante preparación del nuevo nativo que necesita la agitación.

En lo educativo

En estos días, los enfoques y cambios instructivos han dado un significado más notable a la clase, acentuando la independencia y el interés escolar como el punto focal de una estrategia instructiva que pretende mejorar las consecuencias de la disposición de las administraciones. Instructivo, comunicado en cuanto a acceso, competencia y calidad.

En cualquier caso, el olvido que persevera en la cultura venezolana sobre la manera en que debe imaginarse el procedimiento instructivo, que se comunica a través de los acuerdos del Estado, sigue siendo alto; para lograr resultados y con el método más competente para estructurar y ejecutar planes de mejora. El origen de la red instructiva se ha ampliado, en lo que respecta a los encargados de organizar y ordenar la disposición de la administración.

Entonces, nuevamente, para esta disposición se toma como pensamiento que en el campo instructivo, se espera: reconstruir los módulos educativos de las dimensiones y modalidades distintivas; ajuste el deseo instructivo al marco rentable y a cada localidad; Crecer la inclusión a través de la mejora de la planta física y las administraciones socio-instructivas. Modernizar la instrucción especializada y la parte de la dimensión experta, reorganizar con autoridad la división y cambiar la doble educación avanzada.

De igual manera, se evaluó la iniciativa de Educación Básica puesta en marcha en el año de 1981 y se presumió que la preparación de los instructores era insuficiente. La instrucción esencial obligatoria de nueve evaluaciones se terminó en todo el país, para lo cual se prepararon las pautas, los programas educativos, los proyectos y los manuales de los instructores. Entonces, nuevamente  en  el año de 1986 se realizó el Plan Nacional de Actualización a través del cual los educadores recibieron cursos y talleres como un enfoque para mejorar la naturaleza de la instrucción.

La Nación que propuso un arreglo instructivo que comprendía la ejecución de un modelo alentador que dependía del manejo de datos, se concentró en las relaciones sociales y la superación personal. A partir de ahora, el Ministerio de Educación desarrolla la Resolución 751  en el año de 1986.

Una rutina correlativa a lo establecido en el artículo 74 de la Ley Orgánica de Educación del año de 1980, sobre la asociación y la actividad de la Comunidad Educativa, donde se comunica la idea obligatoria del funcionamiento de la Comunidad Educativa de todos los motivos, los individuos de la Comunidad Educativa como institución (profesores, tutores o suplentes de agentes)

 Y otras personas identificadas con el avance de la red en general y los destinos de la Comunidad Educativa, para ser específicos: Cooperar con los especialistas de los terrenos en las diferentes partes del procedimiento instructivo.  Para avanzar el apoyo del grupo de la red y de diferentes organizaciones del procedimiento instructivo.

Reforzar en los suplentes el sentimiento de respeto, camarillas, colaboración y solidaridad hacia sus instructores, amigos y diferentes personas. de la red. – Avanzar, supervisar y participar en los ejercicios lógicos, humanísticos, especializados, sociales, sociales, de bienestar, deportivos y recreativos que se suman a la mejora y la unión del procedimiento instructivo y la incorporación de tutores y agentes al acuerdo tel. Esto a la red.- Contribuir con los compromisos financieros o dando a las administraciones para el avance. De las más altas gramas de la plantación y la conservación y el apoyo, entre otros.

Obras de Jaime Lusinchi

Cada gobierno tiene una planificación ya previamente organizada, con la cual iniciara su período, a todas estas se puede hacer mención a las obras que fueron realizada durante el gobierno de Jaime Lusinchi, ya que no todo fue malo, dentro de lo complejo y complicado siempre se logra conseguir algo bueno, y en este gobierno se realizaron una obras que marcaron hito en la historia venezolana.

Realizadas

Es precisamente en esta organización de gobierno que se lograron con mucho compromiso y persistencia la instauración del famoso y reconocido Paseo Vargas, el excelentísimo Complejo de Viviendas Juan Pablo II, el área metropolitana del Parque Zoológico de Caracas / Las Adjuntas-El Silencio.

La enorme represa del Río Turimiquire  ubicada en el Estado Monagas, el inicio del desarrollo de la Autopista de Oriente, la inmensa construcción  de 331,615 hogares, al igual que el inicio de la Comisión para la Reforma del Estado (COPRE), con la cual años después se lograría la descentralización de los locales.

Logros de Jaime Lusinchi

Siempre es bien importante hacer honor al trabajo realizado, aquel cuyo fin es beneficiar al colectivo en general, en este caso, contar con todas y cada unas de las actividades y obras que este recordado hombre realizo durante su temporada de gobierno y que hasta el dia de hoy siguen hablando de su gestión como líder.

Jaime Lusinchi y Blanca Ibáñez

Contar este tipo de hecho histórico es de mucha importancia porque nos permite dejar volar la imaginación por un buen rato y pensar, ¿quien fue Blanca Ibáñez? Pues, bien se trato nada más y nada menos que de una joven dama que aún no tenía 25 años cuando, como secretaria de la clase más mínima en el Parlamento venezolano, fue movida por casualidad del destino a los lugares de trabajo conformado por el  grupo parlamentario del circulo partidista  Acción Democrática (AD).

Era una mujer bastante joven  de escasos recursos económicos, que no tenía ningún tipo de capacitación, madre soltera de dos hijos,  era de piel morena,  de mediana estatura, rellena, con reflejos gruesos cuya cara redonda mostraba unos ojos magullados especialmente expresivos

Fue allí  donde conoció a Jaime Lusinchi, quien era un hombre de 48 años de edad para ese momento, era padre de 5 hijos, estuvo casado por 25 años  con doña Gladys Castillo. Fue un gran medico, especialista en Pediatría que había sufrido una torturas en el encierro al que fue sometido en medio del fascismo del general Marcos Pérez Jiménez.

Blanca Ibañez

En la actualidad ocupó la administración del grupo parlamentario de AD. Jaime Lusinchi y Blanca Ibáñez se avistaron desde el primer momento en que se conocieron. El mandatario la solicitó de inmediato para que trabajase con el cómo su asistente personal. Es más, comenzaron a salir, a compartir y pasar mucho tiempo junto disfrutando de cada uno en particular.

Apenas unos doce años después del hecho, igualmente por un cierto motivo que le haría muy  feliz, Lusinchi avanzó para convertirse en el  líder de la República. A lo que continúo su relación  con Blanca Ibáñez llevándola siempre a su lado. No le otorgo ningún cargo como ministra, sin embargo, como su “secretaria privada” le dio todo el poder.

Ella como bien aprovechada hizo muy buen uso de ese poder que se le otorgó desde su oficina principal en el castillo presidencial de Miraflores, donde se convirtió en una especie de súper secretaria, lista para seleccionar o expulsar a los Ministros, organizar avances en cuanto a ascenso se refiera en el ejército, establecerse en elecciones estatales, utilizar activos ilimitados, introducir trabajos abiertos,  direcciones de autoridad articulada.

Jaime Lusinchi no pudo satisfacer su garantía de hacerla la Primera Dama de Venezuela, pero lo aspiró en la totalidad de su mando, el Presidente enfrentó la abierta indignación de su separación con su primera esposa Gladys Castillo, aún no resuelta; convirtió a  Blanca Ibáñez en su amiga que le acompañó en todas las visitas mundiales.

A costa de dañar cualquier convención, este mandatario violo todo el protocolo  con relación a su querida secretaria, que en todo tiempo le acompañaba; él hizo de ella una doctora, adquiriendo para ella el título de consejero legal de la Universidad de Santa María, que él mismo, en su mejor forma le dio.

Y siete días antes de abandonar el poder, abusando de todas las normas, la emperifolló con la orden  del Libertador en la posición de Gran Oficial, el honor más asombroso que permite el gobierno venezolano a sus honorables funcionarios que se lo merecen.

El resultado de este relato de afecto, energía y poder, que los venezolanos han perseguido con el entusiasmo que solo dan las telenovelas, todavía no se conoce a fondo. Ahora bien es de relevancia conocer un poco más sobre quien es Blanca Ibáñez

Blanca ha sido considerada una política  venezolana, viuda del anterior presidente Jaime Lusinchi, hija de María del Rosario Ibáñez y Carlos Julio Ibáñez. Excepcionalmente joven, se muda con su madre a Caracas donde desempeña diversas ocupaciones y se prepara como especialista de secretaría, lo que le permite adaptarse al proyecto de ley para una situación en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional.

Inicia su labor con el grupo parlamentario del partido Acción Democrática, cuyo Jefe de Fracción fue el entonces designado Jaime Lusinchi, quien luego fue elegido Presidente de la República para el período de los años de 1984  a 1989.

En el momento en que la legislatura gubernamental de Jaime Lusinchi comenzó en febrero del año de 1984, fue elegida secretaria privada de la Presidencia. Esta carrera encabezó numerosas respuestas en el sentimiento general, por lo que es un personaje dudoso y controversial.

En mayo del año de 1986, una plaza abierta en un vecindario de Caracas recibió su nombre, lo que inició una discusión política que la obligó a enfrentar preguntas genuinas, incluida la capacidad de controlar la entrada del presidente a su gusto y comodidad al igual que un anhelo por una calidad notable y un entusiasmo que le permitió lidiar con un alto nivel de poder presidencial.

Jaime Lusinchi “tu a mi no me jodes”

¿Qué tal si examinamos la instantánea más recordada de este ex presidente, su célebre “No me jodas”?

Eso fue el 22 de junio del año de 1993, cuando Jaime Lusinchi, como congresista de existencia real para el Congreso Nacional, sostuvo una sesión de preguntas y respuestas sobre la resistencia de su entonces suspendido sucesor, Carlos Andrés Pérez, en su vivienda de La Ermita en Caracas.

Luego de completar esta reunión, el periodista de la emisora ​​de televisión Radio Caracas (RCTV), Sr. Luis Guillermo García, echando un vistazo a la cámara mientras completaba sus últimas expresiones de reportaje, el Doctor Lusinchi llegó de golpe sin momento de retraso y articulación de las cámaras antes del aclamado estado “No me jodas” impresionante.

A lo que se refería el Dr. Lusinchi es una afrenta al líder de las organizaciones de 1BC, el ciudadano Marcel Granier, por haber denunciado en su contra una de las producciones de El Diario de Caracas en medio de su mandato en los años ochenta.

Esta era cada una de las molestias mediáticas de aquel entonces. Para recuperarlo, le dejo el aclamado “No me jodas” del fallecido presidente Jaime Lusinchi.

(Visited 12.820 times, 5 visits today)
Categorías Venezuela

Deja un comentario