Antonio Guzmán Blanco: Biografía, gobierno, políticas y mucho más

Antonio Guzmán Blanco, fue un reconocido político venezolano, perteneciente a una clase dominante del país. Intelectual, aristocrático, abogado de profesión, caudillo por pasiones políticas. Guzmán Blanco llega a la presidencia de su país con su movimiento de los liberales amarillos, ejerciéndola en tres oportunidades en el último cuarto del siglo XIX. Ven y entérate de mucho más de este Ilustre Americano.

Antonio Guzmán Blanco

Antonio Guzmán Blanco fue un hombre de lucha armada, político, abogado, nacido en Caracas en el año 1829. Hijo de Antonio Leocadio Guzmán, en su adultez se transformaría en el líder máximo del liberalismo amarillo en Venezuela.

Estudió derecho en la Universidad central de Venezuela. Participó en la Guerra Federal, del lado de los federales.

Guzmán Blanco Influido por la evolución e innovaciones modernas de la ciudad de París, observadas en su visita en 1864, imaginó la idea de trasladar algo de la imagen de la ciudad europea a Caracas.

Bajo este concepto, Guzmán Blanco ya presidente de Venezuela ejecutó obras como el Palacio Federal Legislativo, la entrada y el paraninfo de la antigua Universidad, hoy sede del Palacio de las Academias, el Teatro Municipal, la sede Masónica y la Basílica de Santa Teresa.Plasmó así su pasión por la cultura francesa, reflejándose en la imagen arquitectónica que le dio a Venezuela durante sus gobiernos.

Gobiernos que ejerció en tres periodos presidenciales no consecutivos. Al final de estos mandatos decide residenciarse en Francia, donde fallece a los setenta años de edad.

El ilustre americano, como lo nombraría después el congreso nacional, impulsó importantes reformas en el país. Destacando la promulgación de la educación primaria gratuita y obligatoria, entre otras.

Biografía de Antonio Guzmán Blanco

El nombre que le otorgaron en la pila bautismal fue el de Antonio José Ramón de La Trinidad y María Guzmán Blanco, en Caracas, el día 28 de febrero de 1829.

Su Padre fue Antonio Leocadio Guzmán Águeda, político venezolano, educado en la ideología liberal en España, por lo cual funda el partido liberal en el país.

Designado presidente encargado, sin prestar juramento, para el lapso desde el veinte de enero hasta el cinco de febrero de 1851, previo a la elección de un nuevo presidente.

Antonio Leocadio se casa con Doña Carlota Blanco Jerez de Aristiguieta, natural de Caracas, el 30 de septiembre de 1828, de cuya relación nacen cuatro hijos.

Siendo el primogénito Antonio José, seguido por los hermanos, Carlota, Rosario y Juan de Mata Guzmán Blanco. Doña Carlota era pariente cercana de la familia del libertador Simón Bolívar.

Los padres de Antonio Guzmán Blanco poseían patrimonios de gran magnitud. La madre por ser de familia aristocrática descendiente de padres españoles. El padre por su labor periodística y una trayectoria política de prestigio en Venezuela.Esto hace que Antonio José crezca en el seno de una familia acomodada y con roce desde pequeño con personalidades de la política de su país.

Estudios

Antonio José inicia sus estudios en la ciudad de Caracas, en el colegio Independencia de Feliciano Montenegro y Colón.En esta institución educativa es formado en lo que sería su instrucción básica. Y desde ese nivel educativo ya demostraba sus dotes para el debate, y la formación humanística, así como la vocación por las leyes y el derecho.

Al completar su instrucción básica se avoca a estudiar la carrera de derecho, licenciándose como abogado.La excelente capacidad profesional, su formación social impecable, unidos a su genio para la diplomacia, darían a Guzmán Blanco la imagen y la personalidad que posteriormente lo harían alcanzar el poder de la nación, más allá que las propias armas.

En la política

Antonio Guzmán Blanco comienza en la política ejerciendo el cargo de Jefe de sección de la secretaría de Relaciones Exteriores desde 1855 hasta 1856. Siendo cónsul en los Estados Unidos, bajo la presidencia de José Tadeo Monagas.

Posterior a la revolución de marzo, se coloca en la presidencia a Julián Castro. Bajo este escenario Antonio Guzmán Blanco retorna a Venezuela, dispuesto a imponer el liberalismo e iniciar su ascenso al poder de la nación.

El 17 de agosto de 1858, se produce un alzamiento mal organizado contra el gobierno de Castro. La Galipanada, nombre que recibió este movimiento encabezado por Vicente Aguado y Enrique Lusón, fue rápidamente erradicada.

El presidente Castro acusa de conspiración a Guzmán Blanco, envolviéndolo dentro de La Galipanada. Lo que lleva a Antonio José a exiliarse en Curazao en 1859, de igual forma su padre Antonio Leocadio, es expulsado del país por el motivo de participar en la insurrección. En el caso del padre ciertamente sí estuvo involucrado en este movimiento.

En la presidencia de Juan Crisóstomo Falcón, del partido liberal, Antonio Guzmán Blanco fue el vicepresidente de Venezuela desde el 25 de julio de 1863, hasta el 24 de noviembre del mismo año.

Durante ese mismo tiempo dirigía también el Ministerio de Hacienda, continuando con este cargo solamente desde el 21 de enero hasta el 6 de febrero de 1865.

Antonio Guzmán Blanco llega a la presidencia del senado de Venezuela el primero de enero de 1867 hasta el 4 de diciembre de ese año, estando de presidente del país, Falcón y como vicepresidente, su padre Antonio Leocadio. Estando en el senado también sería, el comandante de armas del Distrito federal, solo que desde el primero de mayo de 1867.

Rumbo al Poder de la Nación

Antonio Guzmán Blanco se une a la revolución liderada por Juan Crisóstomo Falcón y Ezequiel Zamora, desencadenando en la Guerra Federal. Ejerce sus dotes diplomáticas para negociar y firmar el Tratado de Coche en 1863. Este tratado permite la instauración del gobierno de Juan Crisóstomo Falcón, echando fuera del poder a José Antonio Páez. La figura de Guzmán Blanco se vuelve héroe ante el ejército federal, cuando arriba a Caracas el 24 de junio.

Guzmán Blanco pasa a ocupar cargos relevantes en el gobierno, además de ministerios, fue parte de delegaciones diplomáticas en Europa, así como la vicepresidencia del país.

Ciertos hechos ocurridos en el país, hicieron sentir traicionados sus ideales liberales. Lo que hace que Antonio Guzmán Blanco organice su propia revolución desde la isla de Curazao. Después de su retorno de París donde ejercía la labor de embajador.

En el gobierno de José Ruperto Monagas, descendiente de José Tadeo Monagas, Antonio Guzmán Blanco, desembarca con su revolución liberal amarilla en Curamichate en 1870.

Tras una breve y fortalecida campaña se hace de la presidencia provisional de Venezuela el 27 de abril de ese año. Teniendo a partir de allí tres períodos de gobiernos: el septenio, quinquenio y el bienio o gobierno por aclamación.

El personaje de Guzmán Blanco ocupa el último cuarto del siglo XIX de la República de Venezuela. Su influencia política y económica trascendió los períodos de su función como presidente del país.

Algunos escritores e historiadores, discurren que el presidente Guzmán Blanco favoreció el desarrollo económico y social, realizando una contribución fundamental en el proceso civilizador venezolano, así como la modernización de la nación.

Muerte

Antonio Guzmán Blanco al separarse del gobierno de la República de Venezuela, regresa nuevamente a Francia, ciudad europea inspiradora de sus ideas modernizadoras. Esta vez su viaje fue con intenciones de radicarse.

Posterior a poco más de una década residenciado en la ciudad de París, muere Antonio Guzmán Blanco el 28 de julio de 1899. En esta ciudad europea se realizaron las exequias fúnebres así como el reposo de sus restos mortales.

Antonio Guzmán Blanco fue un reconocido político, estadista, caudillo de la Guerra Federal, máximo líder de la corriente del liberalismo amarillo. 

Corriente política desarrollada en Venezuela durante el período de 1870 a 1888, año de su decadencia. Durante este tiempo el ilustre americano gobernó en tres oportunidades.

Por su reconocido papel en la política del país, el 7 de agosto de 1999, el mandatario presidencial Hugo Chávez Frías, logra traer desde Francia los restos mortales de Antonio Guzmán Blanco a su tierra patria.

El 28 de julio de este año se cumplirán 120 años de la muerte de este personaje que algunos historiadores lo señalan como el Autócrata Civilizador, otros como el Regenerador y Pacificador de Venezuela, y el congreso de su época le otorgó el título del Ilustre Americano.

Gobierno de Antonio Guzmán Blanco

Antonio Guzmán Blanco es el hombre que instaura definitivamente el sistema de estado Liberal en Venezuela. No obstante paradójicamente como gobernante fue un autócrata, quizás en la búsqueda de justificar un equilibrio entre su talento para la política y su faceta de estadista nato.

Estas capacidades le permitieron a Guzmán Blanco introducir las bases de la clase dominante en el país.

Para el presidente Guzmán, Venezuela no podía ser gobernada por nadie más que su persona. Demostrando su ambición de poder, de riqueza, aunado a un carácter monopolizador y terrateniente.

A pesar de todos esos rasgos en su personalidad, no se puede negar un aspecto positivo en su interés de desarrollar en el país, el proceso de la nacionalidad en busca de la integración de lo que el autócrata Guzmán tenía como un concepto de nación.

En la búsqueda de plasmar ese concepto de Nación, Guzmán Blanco se plantea una serie de acciones que envolvían todos los ámbitos de la vida social del país.

En el aspecto económico, se traza la meta de restablecer la actividad agropecuaria para dar a la economía un enfoque ajustado a las nuevas características de las relaciones internacionales. Las cuales se enmarcaron dentro de un sistema capitalista mundial que se encontraba en vías de desarrollo.

En el contexto social, Guzmán Blanco debía afrontar las secuelas de un estado colonial fracturado, pero no desarraigado, aún se encontraba presente en la sociedad. Con marcada diferenciación social, dentro del concepto de Castas, o clases sociales.

En forma general el gobierno de Antonio Guzmán Blanco, estuvo definido por ciertos rasgos como:

– Autocracia y modernización

– Modernizar el proyecto liberal federal

– La imagen del país progresista y positivista

– Entrada de capital internacional

– Ejecución de obras de infraestructura

– Una coyuntura ideológica

Características políticas

Antonio Guzmán Blanco era un hombre representante de una clase política social dominante para la Venezuela de esos tiempos. La tarea que tenía planteada en lo político era obtener un nivel de afinidad nacional, a fin de garantizar la integridad de todo el territorio nacional. Lograr la atracción de los ciudadanos afectados por la guerra.

Por lo que su propuesta de gobierno planteaba la necesidad de fortalecer la conciencia nacional, implantando conceptos ideológicos dentro de lo que el presidente Guzmán se trazó como el Proyecto Nacional.

La puesta en marcha del Proyecto Nacional implicaba la búsqueda de solucionar la crisis estructural heredada y la introducción del país al sistema capitalista mundial. Antonio Guzmán Blanco fue capaz de crear elementos ideológicos para enrumbar a la Venezuela de su época al sistema capitalista mundial.

Aspectos políticos de Antonio Guzmán Blanco

Contradictorio al hecho de que Antonio Guzmán Blanco fue uno de los protagonistas de la lucha federal, que buscaba la conquista de la autoridad de las regiones estadales, en su gobierno impuso una política de sistema centralista.

En este contexto, son muchos los historiadores políticos que le atribuyen a Guzmán, el establecimiento de las bases para la construcción del Estado Nacional, partiendo de las siguientes medidas tomadas durante su gobierno:

  • Creación del Registro Civil, acción que le dio al Estado la responsabilidad de llevar el registro de los nacimientos, matrimonios y defunciones acontecidos en la nación.
  • Establecimiento del Código Civil. Oficializando el marco jurídico venezolano en lo referente a derechos, deberes y sanciones civiles.

  • Descarte de los peajes estadales, sustituyéndolos por la instauración de cobro de impuestos nacionales fiscalizados por el gobierno central.
  • Fundación de la Oficina Nacional de Estadística, con el objeto de elaborar los censos de población.
  • Establecimiento de un moneda oficial: primero fue “El Venezolano” y posteriormente “El Bolívar” en 1879, moneda que sigue vigente en el país.
  • La Declaración del “Gloria al Bravo Pueblo” como Himno Nacional de Venezuela en 1881, obra escrita por Vicente Salias y música de Juan José Landaeta.

Sociales

Imagen relacionada

Con la idea de mantenerse en el poder el tiempo mayor posible, Antonio Guzmán Blanco, se fija un objetivo de lograr la pacificación del país, luego de varios años de inestabilidad social y política.

Con el firme propósito de gobernar con total plenitud en los primeros tres años, adopta medidas enérgicas, como:

– Eliminar las sublevaciones y alzamientos caudillistas en todo el territorio nacional. En cuanto a esto utiliza la sabia estrategia de designar a sus más fieles aliados caudillos como presidentes y comandantes de armas de los Estados Federativos.

– A los otros caudillos los atrajo a su régimen, dándoles cargos públicos con ofrecimiento de riquezas, con la condición de obtener su completa lealtad. Deponiendo sus armas y el pase de sus tropas al ejército guzmancista

El ilustre americano logra consolidar la pacificación de la nación, pudiendo gobernar y ejecutar un sinfín de obras públicas relevantes antes de culminar su primer mandato (El Septenio), Guzmán Blanco reforma la constitución nacional vigente, modificando el período presidencial de cuatro años a dos años sin posibilidad de reelección inmediata.

Otra de las medidas en el ámbito social, fue la creación de las Colonias Bolívar e Independencia el 21 de septiembre de 1874, dentro del hoy Estado Miranda. Estas Colonias fomentaron la inmigración desde Europa hacia Venezuela. Las primeras familias en asentarse en la colonia Bolívar

En la economía

El sostén económico del gobierno de Antonio Guzmán Blanco, fueron las convenientes relaciones entre el sector comercial y las políticas económicas del mandatario. Esta estratégica alianza con los comerciantes, le permitió crear la Compañía de Crédito de Caracas el 12 entre diciembre de 1870 y 1876.

Posteriormente fundaría el Banco de caracas (1876 – 1877), hasta establecer el sistema bancario venezolano, con la adición de los bancos, de Maracaibo (1882), Comercial de Venezuela (1883), y el de Carabobo en 1884.

En los caminos hacia la centralización del Estado, se adoptaron medidas económicas, como el uso del situado nacional, además de las siguientes a continuación:

– Modificación del sistema de aranceles, concentrando los ingresos en el poder central.

– Organización e institución de la Hacienda Pública.

– Regularización del situado constitucional, uniformizado.

– Manejo efectivo de las aduanas.

– Derogación de los impuestos locales.

– Centralización de la administración de los recursos mineros. Con el oro como segunda producción de exportación (1878 y 1887). La Compañía aurífera de El Callao, extrajo oro por un valor mayor a tres millones y medio de libras esterlinas entre los años 1871 y 1885.

– Control de la industria salinera.

– Centralización de la Administración de recursos.

En la educación

 

Los avances en el ámbito de la educación que se produjeron en los gobiernos de Guzmán Blanco, principalmente, fue el decreto de instrucción primaria gratuita y obligatoria. Este decreto fue promulgado el 27 de junio de 1870.

El Estado Venezolano asumió desde entonces la responsabilidad de garantizar a la infancia del país una educación gratuita, para toda raza, sexo y de cualquier sector de la sociedad.

Con esta medida, Guzmán Blanco hacía realidad el sueño del libertador de una educación popular para todos los venezolanos, que lo dejó manifestado en su discurso de Angostura de 1819.

La aplicación del decreto no logró la inclusión inmediata de los niños en la educación escolar. Pero si alcanzó un avance significativo en los números de educación primaria en el país, durante los siguientes tres períodos presidenciales.

Obras de Antonio Guzmán Blanco

Resultado de imagen para Obras de Antonio Guzmán Blanco

 

Toda la literatura sobre Antonio Guzmán Blanco, tienen la opinión común de que el Septenio fue el tiempo de mayor fruto del régimen. La gestión de Guzmán Blanco se destacó por la ejecución de muchas obras públicas y de embellecimiento de la capital venezolana, la cual comenzó a adoptar una imagen más moderna.

El progreso manifestado físicamente en Venezuela a partir del año 1870, fue debido principalmente a lo siguiente:

  • Una eficiente administración del presupuesto nacional por parte del Estado.
  • Medidas favorables a una política migratoria.
  • El crecimiento de las inversiones extranjeras en el país, que permitieron los recursos de capital, humanos y tecnológicos necesarios para impulsar el desarrollo nacional.

Realizadas

Durante el predominio de Guzmán Blanco se desarrollaron estrategias de modernización nacional a través de la construcción de relevantes obras públicas, entre las que destacan:

– Construcción del Palacio Federal, entre 1873 y 1877. Actualmente es la sede del Poder Legislativo Nacional.

– El Teatro Municipal de Caracas, fundado en 1881 y bautizado con el nombre de Teatro Guzmán Blanco.

– Los Ferrocarriles Caracas-La Guaira de 1883, Valencia-Puerto Cabello (1885) y Caracas-Valencia (1885), entre otros. Fueron en total 957 kilómetros de vías férreas construidas por Guzmán.

– Creación del Panteón Nacional (1875), mediante la transformación de la antigua Iglesia La Trinidad. Desde el 28 de octubre de 1876, descansan allí los restos mortales del libertador Simón Bolívar, trasladados desde el mausoleo familiar de la catedral de Caracas.

– Fundación de la Universidad Central de Venezuela, ubicada a finales del siglo XIX en la actual sede del Palacio de las Academias.

– Inauguración de la Plaza Bolívar de Caracas el 7 de noviembre de 1874. En ella una estatua ecuestre del libertador, esculpida por Adán Tadolini, artista italiano.

– Carreteras: En este aspecto se comenzó con la carretera de Occidente (iniciada en 1864), continuando hasta La Victoria en 1873, llegando en 1882 hasta Valencia. Le seguiría la carretera Caracas – Guatire (1875); Caracas – Valles del Tuy, entre 1872 y 1873.

– Se le unirían a los Ferrocarriles, el que uniría al Estado Bolívar con Tucacas y Aroa (1877).

– En Acueductos: el de Caracas (1873–1874), La Victoria, Valencia, Puerto Cabello y Barquisimeto.

– Minas en explotación.

– En cultura: Obras recreativas y de ornato.

– Aparecen los servicios de telefonía y el alumbrado público.

Logros de Antonio Guzmán Blanco

Resultado de imagen para Obras de Antonio Guzmán Blanco

Los logros del primer gobierno de Antonio Guzmán Blanco, el septenio de 1870 a 1877, estuvieron concentrados en el tema de la modernización. En cuanto a la modernización del Estado, se pueden mencionar los siguientes:

– La Dirección de Estadística (1871).

– Realización del censo (1873).

– Acciones en política migratoria.

También en este tema se realiza la modernización de la institucionalidad económica. A través de la creación del sistema monetario nacional, el venezolano (1871).

La creación de la Ley de marcas de fábrica (1877). Estrategias para la atracción de capitales y otorgamiento de monopolios. Ejecución de Infraestructura de transporte y comunicaciones.

Durante el septenio guzmancista se realiza la centralización política y económica del país, con la Constitución de 1874 y el situado constitucional.

Se fundamenta la consolidación del Estado laico, ocasionando conflicto con la Iglesia. A través de la creación del Registro y matrimonio civil, Estableciendo límites al derecho de la Iglesia a poseer bienes.

Se decreta la educación primaria gratuita y obligatoria, a partir del 27 de junio de 1870 y se crea la Dirección Nacional de Educación Primaria.

Relaciones internacionales de Antonio Guzmán Blanco

Antonio Guzmán Blanco desde el comienzo de su primer gobierno, asumió una actitud arrogante frente a los asuntos internacionales del país.Antes de cualquier estrategia diplomática con el exterior, se planteó primero colocar a Venezuela a la par de cualquier otra nación. Su acercamiento hacia el extranjero no era de solicitud sino de demanda, exigiendo respeto y un trato de igual a igual.

Completamente afianzado en esa posición en el ámbito de las relaciones internacionales, Guzmán Blanco, se enfilo a confrontar a países como: España, Estados Unidos, Holanda e Inglaterra.Tomó acciones como la suspensión de embajadas e instituciones de carácter diplomático, de los países antes mencionados.Ejecutó estrategias en la búsqueda de fortalecer al país en el tema agrario, para posicionarlo como un potenciar exportador.

Por la cercanía de Venezuela con las Antillas Neerlandesas, conformadas por las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, los enemigos políticos del gobierno buscaban allí su exilio. Desde donde organizaban acciones conspirativas en contra del gobierno venezolano.

Guzmán Blanco se dirigía al gobierno de Holanda, por ser estas islas colonia de ese reino, exigiendo con arrogancia la expulsión de los territorios insulares, de los exiliados venezolanos.

Esta situación estuvo a punto de que Venezuela le declarase la guerra a Holanda. Conflicto al que no se llegó, porque Holanda cedió a la petición de Guzmán Blanco.

El roce entre Venezuela y Holanda, repercutió en muchos países, quedando perplejos ante la altivez del mandatario venezolano.Otro problema internacional que tuvo que manejar Antonio Guzmán Blanco fue con Inglaterra, por la invasión de esta nación en el territorio del Esequibo.

Relaciones con los Estados Unidos

Al asumir Guzmán Blanco la presidencia en 1870, una de las primeras gestiones que realizó fue revisar un acuerdo internacional firmado por su antecesor Guillermo Tell Villegas, con los Estados Unidos en 1869.

En ese tiempo unos ciudadanos americanos residentes en el país, habían sido víctimas de supuestos daños en sus propiedades. El gobierno norteamericano intervino, forzando a la autoridad venezolana a comprometerse mediante acuerdo a pagar la cantidad de un millón y medio de pesos para el cierre de ese año.

Guzmán al revisar el acuerdo firmado por los azules, ordena el avaluó de los daños a los norteamericanos, resultando en un costo no más de cinco mil pesos. Con este resultado Guzmán Blanco desconoce el acuerdo y hace caso omiso del pago de la deuda.

La seguridad demostrada por el mandatario venezolano en el manejo de las relaciones extranjeras, hacía que Estados Unidos, replantearse a cada momento sus estrategias con el país.

Esta situación se mantuvo hasta el bienio de Antonio Guzmán Blanco, incluso el cierre de todas las instituciones diplomáticas de los Estado Unidos en el País en el 1886. Venezuela prefirió relacionarse con los países europeos como Alemania y Francia, en cuanto a concesiones.

Estados Unidos con el interés en de lograr las concesiones venezolanas, elabora a través del senado un contrato ajustados a todas las solicitudes establecidas por el gobierno venezolano, así como aceptar la nulidad del acuerdo firmado en 1869.

Relaciones con Holanda

El conflicto internacional más severo de Venezuela durante el predominio de Antonio Guzmán Blanco fue con el país de Holanda.Dicho conflicto se debía a las hostilidades entre Venezuela y las autoridades de Holanda en la Isla de Curazao. Ya que la isla daba cobijo a los enemigos del régimen, situación que no era aceptada por el autócrata Guzmán Blanco.

El mandatario venezolano llegó a levantar acusaciones contra Holanda de sedición, catalogando a la nación de ser un peligro para la soberanía de Venezuela. Permitiendo el asilo a personas contrarias a su gobierno.

Antonio Guzmán Blanco toma la decisión de romper diplomáticamente con Holanda en 1875. Suspende los pagos de las responsabilidades ya contraídas con esa nación, y saca del país a todo el personal diplomático holandés.Tomando incluso la medida extrema de posicionar tropas venezolanas en las costas, como manifestación de amenaza y defensa nacional.

Antonio Guzmán Blanco y el Liberalismo Amarillo

Durante el siglo XIX en Venezuela surgieron agrupaciones con ideales políticos, que no se pueden catalogar como partidos, más bien se podrían calificar como fracciones políticas. Una de estas fracciones que se destaca es la de los liberales amarillos, que surge a raíz de la revolución de abril de 1868.

La corriente del liberalismo amarillo la conformó y consolidó Antonio Guzmán Blanco a partir de 1870. La cual desarrolló en el transcurso de su hegemonía, viéndose además representada en los gobiernos de Joaquín Crespo, Juan Pablo Rojas Paúl y Raimundo Andueza.

La crisis y caída del liberalismo amarillo, se produce bajo el gobierno de Ignacio Andrade (1888–1899), dando paso a la Revolución Liberal restauradora.

Características del Período Liberal Amarillo en Venezuela

Las dimensiones de los problemas que atravesaba Venezuela producto de la revolución azul y la de abril entre los años 1868 y 1870, desencadenaron en la conformación de la corriente liberal amarilla. El tiempo de la permanencia de los aires de liberalismo amarillo en el país, se caracterizó por los siguientes aspectos

– Instauración del orden público.

– Una necesidad de revitalizar la economía y fomentar la exportación.

– La expansión de la burguesía de Caracas

– El desarrollo de la modernización de la ciudad, para servir como conexión con el mundo.

– Instalación de un sistema político–administrativo capaz de volver operativo el proyecto nacional.

– El fomento de elementos dinámicos en el ámbito económico capaces de sostener e impulsar la realización del proyecto nacional.

Además de todo lo anterior se instauró un sistema de gobierno de régimen caudillista. Sistema que permitió el reparto político a los caudillos, con la adjudicación de cargos en el gobierno y el respeto por su liderazgo regional. La República se reorganizó en nueve Estados Federales desde 1881.

El poder militar es asumido por los caudillos, disminuyendo las acciones del Ministerio de Guerra y Marina, así como de su presupuesto para su funcionamiento. En conclusión el régimen se expande con dimensiones caudillistas.

Origen del Liberalismo Amarillo

El proceso histórico de Venezuela desde 1810, perseguía una visión inspirada en los requerimientos para la realización y acatamiento de un gran Proyecto Nacional, que contara con principios, ideas, valores, etc., en el orden social, económico, político y cultural.

Proyecto que sería ejemplo de organización y buen funcionamiento de la sociedad. Ese proyecto nacional se plasmó en la carta magna o Constitución de la República de Venezuela de 1864. La cual fue promulgada al año siguiente de finalizar la Guerra Federal (1859 – 1863).

Este documento comprende las respuestas a las luchas emprendidas por las clases más desfavorecidas que demandaban libertad e igualdad, enmarcando las aspiraciones que el individuo como sociedad reclamaba al país.

El instrumento jurídico elaborado por la clase dominante, contenía los valores políticos e ideológicos del momento. En conclusión plasmaba las aspiraciones de una formación de sociedad venezolana con un sistema de producción capitalista, que perseguía la inserción del país a las modalidades que este sistema presentaba.

En cuanto a la ejecución de este gran Proyecto Nacional representado en su constitución, comienzan a figurar una generación de hombres que surgieron como resultado de la Guerra Federal, hombres fortalecedores del movimiento caudillista en el país.

El primero de estos hombres a entrar en la palestra política es Juan Crisóstomo Falcón, quien pasa a ser presidente provisional, tras la firma del Convenio de Coche en 1863.

El general Falcón no tuvo la capacidad para resolver la crisis político social que cursaba en Venezuela, y con el descontento de otros caudillos armados es derrocado por lo que se conoció como la Revolución Azul liderada por José Tadeo Monagas.

La Revolución Azul y Revolución de Abril

La revolución azul dio el inicio de la hegemonía de los Monagas, primeramente con José Tadeo Monagas. El cual reafirma los principios de la Federación, así como de la Constitución del 28 de marzo de 1864.

José Tadeo Monagas muere de forma temprana el 18 de noviembre de 1868, generando una lucha entre sus herederos, por asumir el poder. La disputa se genera entre el hijo José Ruperto, y los sobrinos Domingo y José Gregorio Monagas.

Paralelamente se agrava la crisis económica acompañada de explosiones sociales en algunas regiones del país, como el alzamiento militar en Maracaibo a cargo del general Venancio Pulgar, el 23 de junio de 1969. El hijo José Ruperto Monagas acaba con la insurrección de Pulgar y lo hace prisionero.

El Proyecto Nacional se paraliza durante este tiempo por la inestabilidad económica, el descontento social y político que fueron los motivos para la reaparición con pie firme, de uno de los hombres de la federación, el abogado y general Antonio Guzmán Blanco.

El general Guzmán Blanco conforma una coalición entre varios jefes del sector liberal y algunos conservadores, que culmina en un movimiento armado llamado la Revolución de Abril. Movimiento que logra imponerse sobre el ya débil gobierno de los azules.

El ilustre americano, pasaría a ser el máximo representante del liberalismo amarillo, ejerciendo el poder de la República junto a hombres de la misma corriente, entre ellos: Francisco Linares Alcántara, Joaquín Crespo, Juan Pablo Rojas Paúl, Raimundo Andueza Palacios e Ignacio Andrade.

La hegemonía guzmancista se establecería en el país por casi dos décadas, con tres mandatos de Antonio Guzmán:

– El septenio (1.870 – 1.877)

– Un quinquenio (1.880 – 1.884)

– Por último, el bienio (1.886 – 1.888)

En todos estos períodos se ejecutaron continuos esfuerzos para acometer la instrumentación del Proyecto Nacional.

La Decadencia del Liberalismo Amarillo

Imagen relacionada

La decadencia del liberalismo amarillo se refleja en el período entre 1888 y 1889. Antonio Guzmán Blanco no llega a concluir su último mandato presidencial, dejando en su puesto al general Hermógenes López.

Seguidamente se renuevan las viejas luchas caudillistas con ambiciones de adquirir el poder de la nación. La paz, así como la estabilidad política y social alcanzada por el sector guzmancista, es fracturada, por las ansias de poder de líderes caudillistas y militares.

Las iniciativas de modernizar al país se paralizan, quedando algunas sin concluir. Venezuela regresa a los mismos niveles de inestabilidad de la Guerra federal.

Todo este ambiente de vacío de poder, sin una firme imagen de liderazgo, además de constantes denuncias de fraudes en las elecciones de 1898, da entrada de una nueva generación de políticos.

Aparecen los andinos desde 1899, iniciando la más extensa hegemonía y predominio que se haya visto en el país, encabezada por los caudillos, Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez.

Hechos que Marcaron la Decadencia del Liberalismo Amarillo

– Extinción de los factores que hacían posible la modernización.

– La crisis de la autocracia y la lógica del dominador cautivo.

– El movimiento organizado como “La Aclamación Nacional”, para el bienio final (1886–1888).

– La Muerte de Guzmán Blanco y la fragilidad del legado institucional.

Bienio de Antonio Guzmán Blanco

Imagen relacionada

El bienio de Antonio Guzmán Blanco pertenece a su última gestión como presidente de la República de Venezuela. Llegando a este cargo a través de elecciones realizadas por el Consejo Federal en 1885, para el período de 1886 hasta 1888.

El presidente recién elegido por la institución federativa, regresaba de Europa, luego de la organización de una campaña denominada Aclamación Nacional, por el deseo de la vuelta al país del Ilustre Americano.

La Aclamación Nacional fue auspiciada por grupos de estudiantes, hombres intelectuales, empresarios y el sector político y militar del país. Además de estar reforzada por la posición política de la prensa de la época con una incesante propaganda a favor del regreso de Guzmán al mando de la dirección del país.

La campaña periodística que acompañaba la Aclamación Nacional era liderada por el órgano periodístico guzmancista llamado “La Opinión Nacional”.

No obstante no todos estaban a favor de esta presidencia. Para este tiempo se había levantado una nueva generación de jóvenes estudiantes, acompañados de algunos intelectuales, en férrea oposición al mandatario.

Esta situación marcó una clara diferencia entre este gobierno y los dos anteriores de Guzmán Blanco. La cual contribuyó, además de su estado de salud con la renuncia del presidente antes de terminar su periodo constitucional.

Sin embargo, Guzmán Blanco aún conservaba algo de su predominio político y le propuso al Consejo Federal el nombre del Doctor Juan Pablo Rojas Paúl, como presidente del país para el período de 1888 a 1890.

Hechos relevantes

En el bienio de Antonio Guzmán Blanco, Venezuela enfrentaría la invasión del territorio del Esequibo por parte de Inglaterra. Convirtiendo esa zona en la Guayana Británica. Las relaciones diplomáticas entre Venezuela e Inglaterra se rompen durante ese tiempo.En estos dos años del mandatario, se decretó la creación de la corte de casación y se reorganizó la República en nueve Estados Federales.

Antonio Guzmán Blanco se retira del poder, antes del término de su mandato, volviendo a Europa. Queda como presidente provisional de la nación el general Hermógenes López.

Predominio de Antonio Guzmán Blanco

El inicio del predominio de Antonio Guzmán Blanco lo marca su posición de jefe de la Revolución de Abril, este previo liderazgo lo conduciría unos pocos años después al poder ejecutivo del país.

En 1870 comienza una administración pública, totalmente diferente a las características de gobierno de sus antecesores. A través de una fuerte disposición de un modelo de gobierno central y con el claro objetivo de modernizar la nación, por su experiencia traída de Europa.

En los primeros diez días de su gobierno, establece importantes decretos, entre ellos la responsabilidad de asumir por parte del estado la deuda de los trabajadores, como premio a aquellos que se habían apegado a la causa revolucionaria. Otras medidas tomadas en su primer año de gestión fueron entre otras:

– La exoneración de los censos.

– Restructuración de la Universidad Central de Venezuela.

– Oficialización mediante decreto presidencial, la obligatoriedad de la instrucción primaria pública.

– Da inicio a las vías principales de Caracas hacia el este y el sur, con la eliminación del tradicional cobro de peajes.

Resultado de imagen para Bienio de Antonio Guzmán Blanco

Finalizando el año 1870, establece oficialmente la Junta de Crédito Público. Esta medida económica buscaba la movilización de capitales, y la cancelación de la deuda.

Es así como el gobierno de Antonio Guzmán Blanco hace alianza con los financista comerciantes del país, en la búsqueda de un saneamiento fiscal de la nación.Tomando en cuenta al sector privado en los proyectos y programas de gobierno, para el desarrollo a largo plazo del país.

En el segundo año El presidente Guzmán, instaura en Venezuela, la ley sobre la moneda nacional. Dicha ley establecía monedas de oro, plata y cobre, con unidad monetaria “El Venezolano”, limitando así la circulación de la moneda extranjera. Posteriormente la unidad venezolana seria cambiada a “El Bolívar”, durante su segundo gobierno (1879).

Predominio ante el Congreso

Iniciando su tercer año de gobierno, ya Antonio Guzmán Blanco quería mantenerse en el poder de la nación. Ante este interés prepara un mensaje y lo lleva el 27 de febrero de 1873, ante el pleno parlamentario, encabezado por Antonio Leocadio Guzmán.

En dicho mensaje, el presidente solicitaba realizar una reforma a la constitución vigente, para que el voto de las elecciones presidenciales, no fuera de carácter secreto, sino más bien público y refrendado.

Así como también, la exigencia de la responsabilidad de la participación de los empleados públicos a los comicios electorales. Como último punto de la reforma la modificación del período presidencial.

Antonio Guzmán Blanco se sale con la suya, resultando electo el 15 de abril de ese año para la presidencia de la República de Venezuela, para el período de 1873 a 1876, concluyendo con estos cuatro años adicionales, el septenio de su primer gobierno continúo.

Imagen relacionada

La hegemonía de Antonio Guzmán Blanco en el congreso se vuelve a plasmar en mayo de 1875. En esta oportunidad prepararía el escenario del debut de las elecciones presidenciales.

Para ello sugirió al parlamento, que solicitara la postulación de al menos doce candidatos, con el único requisito de que fueran participantes de la pasada revolución de abril de 1868.

De esta forma garantiza que el debate electoral quedaría dentro del seno del sector liberal.Varios medios de comunicación impresos, postulan a sus candidatos, pero de ellos se distinguirían dos en especial, el candidato postulado por Antonio Guzmán Blanco, su amigo Francisco Linares Alcántara y como contrincante el candidato Zavarce.Ante el escrutinio del Congreso, resultó vencedor por el voto de catorce Estados, el candidato favorito del gobierno, Linares Alcántara.

Su Predominio Contra la Iglesia

Imagen relacionada

La Hegemonía de Antonio Guzmán Blanco frente a la iglesia venezolana, tuvo sus bases en la instauración por parte del oficialismo del matrimonio civil sobre el eclesiástico, la administración gubernamental de los cementerios, además de la eliminación de la entrega de las primicias de los feligreses a la iglesia.

Guzmán Blanco dejó hacer sentir su dominio contra la iglesia, al exiliar al obispo Juan Hilario Bosset, obispo de Mérida, por oponerse al matrimonio en el registro civil. Así como la eliminación de los conventos.El presidente desde el inicio de su mandato, logró que todos los sectores del país se postraran a sus órdenes.

Con excepción de la iglesia católica, que representaba uno de los poderes dentro de la nación. La autoridad eclesiástica estaba representada por el Arzobispo de Caracas Monseñor Guevara Lira, este se negó a rendir honores y pleitesía al primer mandatario.

El roce entre las autoridades del poder ejecutivo y el eclesiástico, cada vez se hacía más insostenible, llegando al punto de Guzmán Blanco solicitar al Vaticano la sustitución del arzobispo de Caracas por alguien más sumiso. La santa sede negó tal solicitud.

En represalia a la negativa del Vaticano, Guzmán Blanco arremete contra la iglesia clausurando seminarios, iglesias, conventos, etc. Además en busca de doblegar el poder eclesiástico, lo despojó de la mayoría de sus bienes.Ante esta situación Guevara Lira, se exilia, pero sin renunciar a su cargo de arzobispo de Caracas.

Instauración del Registro Civil sobre el Parroquial

Resultado de imagen para registro civil

Antonio Guzmán Blanco en su lucha contra el poder eclesiástico, crea el Registro Civil, aboliendo así el registro parroquial. Este último era el encargado de llevar el registro de los nacimientos a través de la fe de bautismo.

Con la entrada en vigencia del registro civil, el gobierno establece la creación del matrimonio civil en el país, en enero de 1873. El cual debía celebrarse antes del eclesiástico y en presencia del presidente del Consejo.

Las primeras tres parejas en contraer matrimonio civil, bajo la nueva ley fueron:

– Manuel María Martínez con Carmen Paz Castillo.

– José Ignacio Cardozo y su conyugue Carmen Núñez de Cáceres.

– General Aníbal Marott y Ramona España.

En el siguiente mes de febrero de ese mismo año el propio mandatario contraería matrimonio ante las autoridades civiles con su esposa Ana Teresa Ibarra, que estaban casos por la iglesia desde el año 1867.

Guzmán Blanco de la misma forma que impuso el matrimonio civil, lo hizo con el divorcio, ganándose una nueva enemistad con el clero, que consideraba sagrado la unión matrimonial.

Todo lo anterior no logró sacar a la autoridad eclesiástica de su posición asumida desde el principio. Motivando esto a que Guzmán Blanco se planteara la idea de separar al clero venezolano de la santa sede.

El Vaticano representado con el papa Pio IX, en actitud de conciliar las relaciones, nombra a un nuevo arzobispo, en sustitución de Guevara Lira, bajo el beneplácito del presidente venezolano.

Contento con la decisión del Vaticano Guzmán Blanco, devuelve algunos de los bienes tomados, permitiendo el restablecimiento de las actividades eclesiásticas.

A partir de ahí decide la construcción de templos, como la iglesia de santa Teresa, y la Catedral Santa Capilla. Logrando además la disminución de la injerencia eclesiástica en el Estado de la nación.

¿Qué es el septenio de Antonio Guzmán Blanco?

Resultado de imagen para ¿Qué es el septenio de Antonio Guzmán Blanco?

El Septenio de Antonio Guzmán Blanco, no es más que su primer gobierno presidencial de la República de Venezuela, representado por siete años de gestión.Este periodo presidencial se inicia el 27 de abril de 1870, tras destituir el mandato transitorio del presidente Guillermo Tell Villegas.

Antonio Guzmán Blanco entrega el poder a su sucesor Francisco Linares Alcántara el 27 de febrero de 1877. Su amigo y aliado Francisco Linares Alcántara fue elegido mediante comicios electorales, realizados ese mismo año.

Cuyo resultado fue una estrategia planificada por Guzmán Blanco para instaurarse en el poder ejecutivo del país, de una forma disimulada.El Septenio de Guzmán Blanco fue el punto de partida de 18 años de autoridad política en Venezuela, (1870 a 1888).

Encontrándose sus tres gobiernos dentro de ese lapso de tiempo, ocultando su poder dentro de una imaginaria alternabilidad constitucional. En los intermedios Guzmán Blanco dejaba a camaradas militares que les devolvía el poder al finalizar sus gobiernos.

Entre mandato y mandato Antonio Guzmán Blanco viajaba a Europa. Estas estadías en el continente europeo, fueron de influencia para el mandatario, en las innovaciones que implantó en la Venezuela de finales del siglo XIX.

Los períodos presidenciales entre los interludios de las gestiones de Guzmán Blanco fueron ejercidos por sus aliados amigos, Francisco Linares Alcántara y Joaquín Crespo.

Previo al Septenio

Fue el suceso de la Revolución de Abril de 1868 en Venezuela, lo que le daría el paso a la primera presidencia de Antonio Guzmán Blanco.La participación de este caudillo en esta revolución fue catalogada por la sociedad venezolana de la época como heroica y de gran protagonismo. Guzmán Blanco recibió la aprobación no solo del pueblo, a este se le unieron el sector de los comerciantes capitalista, así como el movimiento caudillista.

Imagen relacionada

Este escenario le permitió que su imagen fuera comparada con la adquirida por Simón Bolívar durante su gesta libertadora de la nación. Guzmán Blanco recibe entonces una serie de honores y reconocimientos que lo llevarían a ocupar el cargo de la presidencia de la República por primera vez en 1870.

Primero la asume de carácter provisional, posteriormente sería constitucionalmente, de acuerdo a la Constitución Federal de 1862. De esta forma es que inicia el Septenio Antonio Guzmán Blanco.

El presidente Guzmán Blanco combinó muy bien dos destrezas en su haber, la capacidad administrativa y su talento innato hacia la política. Combinación que no se veía en un mandatario venezolano desde 1830.

Inicio de la Venezuela Moderna del Siglo XIX

Antonio Guzmán Blanco propicio las inversiones extranjeras, a través de la explotación de la minería, revirtiéndolas en innovaciones para el país. Ejemplo de esto, un novedoso sistema de transporte, para esos tiempos.

Previo a la llegada al poder, en el período republicano del país, existían diferencias entre el sector comercial, los hacendados y los caudillos de los Estados.

Estas diferencias hicieron que se desarrollaran situaciones violentas, llevando a país a un desequilibrio económico y político, que impedía una buena gestión de gobierno.

En busca de una solución a estos conflictos, el presidente Guzmán Blanco, impulsó un acuerdo entre los sectores de la política, y la economía. Como resultado se logró el equilibrio entre estas dos grandes fuerzas del país.

El acuerdo entre políticos y comerciantes, le permitió establecer un gobierno con firmeza política y desarrollo económico, que no se apreciaba en Venezuela desde hacía muchos años atrás.

Antonio Guzmán Blanco el Ilustre Americano

 

La figura de Antonio Guzmán Blanco, quien fuera presidente de Venezuela durante tres mandatos en las últimas décadas del siglo XIX, poseía múltiples facetas, tales como: hombre de armas, estadista, caudillo, abogado, capacidad para la diplomacia, etc.

Todas estas facetas unidas a su posición heroica en los acontecimientos de la revolución de abril de 1868 en Venezuela, le valieron al Congreso de la Nación, para proclamarlo como Antonio Guzmán Blanco “El Ilustre Americano”.

Conocido desde entonces como el ilustre americano, Guzmán Blanco era un apasionado lector, quien se encargó de coleccionar una serie de obras literarias, que lo llevó a nutrir y agrandar una excelente biblioteca.

A pesar que dentro de la historia política del país su gestión es catalogada como autoritaria, muchos de sus legados le han valido el reconocimiento de gobierno pacificador e innovador de Venezuela. En este contexto la promulgación del decreto ley de educación pública obligatoria y gratuita.

El Ilustre Americano, auspicio la imagen de Bolívar en el territorio nacional, quedando sellada en la moneda de circulación comercial de Venezuela. Además de deberle a este importante político venezolano uno de los símbolos patrios, como es el Himno Nacional el: “Gloria al Bravo Pueblo”.

Tras terminar su último mandato de dos años, se aparta del ámbito político y viaja a París, ciudad donde reside para el momento de su muerte.El general Antonio Guzmán Blanco, muere el 28 de julio de 1899, en la ciudad de París.  Sus restos fueron trasladados a su país natal el 8 de agosto de 1999, descansando desde entonces en el Panteón Nacional.

Hoy a 208 años de la independencia de Venezuela y a casi 120 años de su fallecimiento, al Ilustre Americano, se le reconoce por establecer los poderes civiles en el país como son los poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

(Visited 15.603 times, 51 visits today)
Categorías Venezuela

Deja un comentario