Ven a conocer todo sobre José María Plácido Caamaño

El primer presidente de la época progresista de Ecuador fue, José María Plácido Caamaño. Su vida política se inició en un levantamiento, contra la presidencia de Antonio Borrero y Cortázar. Apoyo la primera presidencia de Ignacio Veintemilla, pero después se colocó en las filas opositoras. Lo que le costó ser exiliado al Perú, de donde retorna con un grupo de hombres, para tomar parte en las luchas contra el Dictador. (Puedes ver también: Emilio Estrada)

José María Plácido Caamaño

José María Plácido Caamaño fue una figura pública e importante dentro del acontecer político del ecuador en las últimas décadas del siglo XIX. De profesión abogado y líder político, ocupo la presidencia del país durante el período de 1884 a 1888.

Asume la presidencia de la República, primeramente en la modalidad de Interino Constitucional el 23 de noviembre de 1883. Seguidamente como Presidente Constitucional de la República el 10 de febrero de 1884.

Luego de la deposición del poder del Presidente Ignacio Veintemilla en julio del año 1883. En Ecuador se establecen tres gobiernos seccionales, comprendidos de la siguiente manera: El general Eloy Alfaro Delgado en Manabí y Esmeraldas, Pedro Carbo en Guayaquil y el Pentavirato en la ciudad de Quito.

Posteriormente, el 10 de agosto de ese año se hace el llamado a elecciones, a fin de conformar la Asamblea Nacional Constituyente.

Legalidad Constitucional

La Nueva Carta Magna, que sería la décima de la nación, estableció un solo gobierno central para Ecuador.

De acuerdo a las últimas condiciones del texto constitucional, se inicia en 1884 el gobierno en el país de José María Plácido Caamaño, que debería de concluir para el año de 1888. Este hombre era un abogado de 46 años de edad, proveniente de Guayaquil

Durante su Presidencia Caamaño se mostró firme y responsable. Por la deficiente infraestructura educacional, se dedicó a la construcción de escuelas y otras obras públicas adicionales, así como la realización de un reajuste al presupuesto fiscal.

Con la administración de José María Plácido Caamaño (1884-1888), se inició, en la historia política del Ecuador, la etapa de los llamados gobiernos progresistas. Caamaño fue el primero de los presidentes progresistas del país.

El progresismo fue una alianza establecida entre la corriente centrista de los conservadores y la corriente liberal católica. Los gobiernos progresista, fue una etapa que duro apenas doce años Durante ese tiempo, fueron retomados los proyectos de construcción del Estado – Nación, que se habían detenido, en los años del régimen del dictador Ignacio de Veintemilla. Adquiriendo el oriente ecuatoriano nuevamente un papel significativo.

Siguiendo las pautas establecidas en la décima Carta Política del Ecuador, proclamada el 13 de febrero del año 1884, el presidente Caamaño deja y entrega el poder al doctor Antonio Flores Jijón.

Concluida su responsabilidad como primer mandatario de Ecuador, Caamaño es nombrado gobernador de Guayaquil.

José María Plácido Caamaño, representó al verdadero hombre fuerte, del progresismo en Ecuador, hasta el fin de esta etapa política en1895.

Este expresidente ecuatoriano, fallece en la ciudad de Sevilla, España el 31 de diciembre de 1900. En condición de exiliado, con 63 años y en un estado de total pobreza.

Biografía de José María Plácido Caamaño

José María Plácido Caamaño, nace en la ciudad de Guayaquil el 5 de octubre de 1837. Fue el hijo número seis del matrimonio contraído por Don José María Caamaño Arteta con Doña Dolores Gómez Cornejo y Castro.

El recién nacido fue llevado a la pila bautismal de su ciudad natal el 19 de octubre. En cuyo bautizo quedo presentado por sus padres con el nombre de pila: José María Plácido de la Trinidad Caamaño y Gómez Cornejo.

Su abuelo paterno fue el almirante español Jacinto Caamaño. Su padre José María Caamaño y Arteta, se había postulado como candidato presidencial en 1865. Más sin embargo. Termino renunciado a dicha candidatura.

Estudios

José María Caamaño, hace sus primeros años de instrucción y de bachillerato en el Instituto Vicente Rocafuerte.

Ya bachiller se muda a la ciudad de Quito. Toma la decisión de especializarse en jurisprudencia. Estudiando y obteniendo el título de abogado.

José María Caamaño, participo como miembro integrante de doce academias, tanto de Europa como de América.

No obstante, el joven Caamaño se dedicó principalmente a los negocios comerciales y a la administración de la hacienda de cacao Tenguel, propiedad familiar. Actividades que le concedieron una gran fortuna. Parte de esa gran fortuna la destino a financiar la campaña restauradora del Sur del país.

En la vida política del País

Caamaño integro las tropas armadas organizadas para dar el golpe de Estado del 8 de septiembre de 1876.

Este alzamiento armado se realizó contra el presidente Antonio Borrero y Cortázar. Colaborando de esta forma al establecimiento de Ignacio Veintemilla, por primera vez como jefe supremo de Ecuador.

Ignacio Veintemilla, decepcionó a José María Plácido Caamaño y al grupo de liberales que lo acompaño en la toma del poder. Debido a la mala administración del Estado en los asuntos de las exportaciones agrarias.

Caamaño, entonces se abre abiertamente a una oposición al gobierno, siendo desterrado a Lima. Desde el exilio, Caamaño, organiza y financia la segunda expedición del Sur.

Posteriormente pasa a ser miembro integrante del Pentavirato del Gobierno Provisorio de 1883. Este Pentavirato era uno de los tres gobiernos seccionales. Los otros dos gobiernos eran de Carbo y de Alfaro.

José María Plácido Caamaño, consigue como mediador que los tres gobiernos convoquen la llamada Convención de 1883.

La Convención de 1883, fue conformada por los mejores hombres de la República de Ecuador. Dando como resultado la promulgación de la décima Constitución Política del Ecuador.

Esta Constitución a juicio de unos historiadores, otorgó libertades relevantes como: asociación, postulación, sufragio, industria, enseñanza y pensamiento

Mientras que con respecto a la última respeto los aspectos sobre: religión, decencia, moral y honra.

Es así como de esta forma y mediante obediencia a los preceptos de responsabilidad legal constitucional, que José María Plácido Caamaño, es elegido presidente constitucional de Ecuador.

Obteniendo el voto favorable de 43 representante. El resto de los votos fueron repartidos en 13 votos para el general Eloy Alfaro Delgado, recibiendo el voto de los representantes liberales; Luis Cordero por otro lado, recibió dos votos y un solo voto en blanco.

Posterior a su Presidencia

José María Plácido Caamaño, al finalizar y dejar la presidencia el 30 de junio de 1888, se despidió en el Congreso con el siguiente discurso:

“Estas insignias patrias que hoy entrego, <refiriéndose a la banda presidencial y el bastón de mando>, pueden estar seguros que no han sido teñidas por hechos de deshonra. Por el contrario, se logró salvarlas de la furor revolucionario, me voy y separo de ellas tranquilo.

Anhelando sólo que sean un símbolo de paz, gloria y progreso para esta nación querida. Nación que he servido con desinterés y lealtad, en la medida de mis propias fuerzas.”

Una vez entregada la presidencia, Caamaño se ocupó como embajador en Washington, así como gobernador del Guayas. Este ex presidente contó con una gran influencia, hombre fuerte de la época progresista del país y gran defensor de la política nacional.

Fue el comienzo y el fin de lo que denominó La Argolla. Gobiernos que mantuvieron el poder hasta el triunfo electoral del General Eloy Alfaro Delgado.

A Caamaño lo acompaño una parte oscura en su hoja de vida política. Esto se dio cuando era gobernador en tiempos del presidente Luis Cordero. En esta época se realizó la transacción comercial de compraventa del crucero chileno Esmeralda.

Un sonado caso que fue denominado como: El Caso de Venta de la Bandera. Caamaño fue acusado de peculado.

Posteriormente se exilia en Sevilla, España, donde fallece en la total pobreza el 31 de diciembre de 1900.

El Pentavirato

El Pentavirato conocido también como La Restauración, fue una forma de gobierno que se instauró en la ciudad de Quito posterior al 10 de enero de 1883.

Cuando las tropas llamadas restauradoras, lograran la victoria en Quito, contra el ejército del dictador, el general Ignacio de Veintemilla

No obstante este caudillo aún se mantenía fuerte en la ciudad de Guayaquil. Y desde esta ciudad, continuaba su lucha, para mantenerse en el poder del país.

A cargo del poder de la capital, los restauradores de la sierra, se ocuparon de restablecer las instituciones administrativas del Estado. Además de calmar las pasiones y de una población iracunda que se agitaba contra los aliados de los vencidos.

¿Quiénes Conformaban el Pentavirato?

El 14 de enero de 1883, el jefe civil y militar, Rafael Pérez Pareja, hace la convocatoria a la población de Quito. La convocatoria tenía la finalidad de elegir una Junta o Gobierno Provisional. Fue elegido entonces, el Gobierno Provisional constituido por los señores:

– José María Sarasti.
– José María Plácido Caamaño.
– Agustín Guerrero

Y agregados por resolución popular, como representantes de las minorías, los señores:

– Don Luis Cordero.
– Don Pedro Carbo.

Más tarde al final el verdadero Pentavirato, termino organizándose de la siguiente forma:

– Pablo Herrera, reconocido escritor y Ministro en la administración del presidente Gabriel García Moreno

– Luis Cordero, poeta y jurista de Cuenca.
– Pedro Lizarzaburu, militar y perteneciente al foro.
– Rafael Pérez Pareja, hombre de grandes méritos ciudadanos.
– Agustín Guerrero, que desempeñó importantes papeles en el ejército y en la política.
– Eduardo Muñoz Borrero.

Al gobierno del Pentavirato, llamado de La Restauración, se le unieron los gobiernos de Jefaturas Supremas de don Pedro Carbo en Guayas, así como la del general Eloy Alfaro en Manabí y Esmeraldas.

Juntos los sectores de los conservadores y los liberales, logran poner fin en Guayaquil a la segunda dictadura del general Ignacio de Veintemilla, el 9 de julio de 1883.

Posteriormente, en acuerdo los tres gobiernos, convocan a la Convención Nacional que se reunió en Quito. De esta forma es promulgada la décima Constitución en febrero de 1884 y bajo esta se nombró Presidente de la república al doctor José María Plácido Caamaño. (Puedes Ver: Fiscalía General del Estado de Ecuador)

Presidencia de José María Plácido Caamaño

Una vez electo José María Plácido Caamaño, presidente de la República de Ecuador, se lleva acabo su juramentación en la catedral de Quito el 10 de febrero de 1884, en hora del mediodía.

En el discurso de toma de posesión, el presidente Caamaño, no expreso promesas ni, fue definido un programa específico.

Más bien expreso, su interés en buscar la satisfacción nacional, libre de acciones inhumanas, una nación con corazón sano y conciencia recta. Fomentar y conservar la paz. Para poder ir después, desprovisto de odios y de venganza, de regreso al dulce reposo del hogar.

El resultado de la escogencia como presidente a Caamaño, que seguía la corriente del centro, sobre el radical revolucionario general Alfaro y sobre el conservador Camilo Ponce Ortiz; fue debido a la alianza de los conservadores centristas con los liberales católicos.

Esta alianza dio origen a un grupo político, que cinco años después se conformaría en el Partido Progresista, bajo la gestión del presidente Antonio Flores Jijón.

El grupo progresista provenía de un pensamiento republicano, anti militaristas, defensores de la preeminencia de la ley, así como de las garantías constitucionales, tolerantes en el ámbito religioso y de ideas.

Caamaño defendía que el Estado tenía la función de establecer criterios para el desarrollo económico del país. Además pretendía reformar la estructura jurídica de la nación. A fin de adaptarla a las realidades que vivía el país en cuanto al mercado internacional.

En la ceremonia de traspaso de la presidencia, el saliente presidente José María Plácido Caamaño, ante la presencia de más de 500 personas de todas las corrientes políticas de la república, recibió un voluminoso aplauso.

Obras de José María Plácido Caamaño

Durante los cuatro años de la presidencia de José María Plácido Caamaño, quien fuera el primero de los presidentes progresistas, El Estado retomo los proyectos de construcción de nación luego de la anárquica dictadura de Ignacio Veintemilla.

Caamaño en su mandato reorganizó el Estado, haciendo hincapié en la reestructuración del sistema fiscal. Se destinaron capitales a la instrucción y a las obras públicas, ámbitos que habían permanecido olvidados durante el régimen anterior.

No obstante, al presidente Caamaño le toco enfrentar al liberalismo radical, comandado por el general Eloy Alfaro Delgado.

Este caudillo rebelde, organizó una lucha armada en forma de guerrillas en la Costa del Ecuador. Específicamente en los territorios de Esmeraldas y Manabí. De esta forma el general Alfaro, da inicio a la llamada Revolución de los Chapulos en noviembre de 1884

Esta insurrección de los rebeldes da por desconocido al gobierno de José María Plácido Caamaño y nombra arbitrariamente como jefe supremo al general Eloy Alfaro Delgado.

El combate entre las tropas del ejército con las guerrillas, tuvo las características de una guerra civil.

El presidente Caamaño para hacer frente de una forma definitiva a las revueltas, se amparó en una reforma constitucional. Estableciéndose en el texto constitucional la legalización de la pena de muerte por delitos políticos. Mediante esta reforma el mandatario, pudo reprimir a los insurgentes, y llevarlos a prisión.

Caamaño instauró el telégrafo nacional, se amplió a la cantidad de cuatro faros en la costa ecuatoriana del Pacífico. Además puso mucho empeño en el progreso de la república.

Caamaño, realizó muchas obras en el país, tanto en la educación como en obras públicas. No obstante en las revoluciones que le toco sofocar, se usaron recursos por dos millones de sucres. Pudiéndose este dinero usar en la ejecución de otras obras.

Más importantes

José María Plácido Caamaño, ejecutó un plan de gobierno relativamente bueno. Hizo énfasis sobre todo en la educación y en las obras públicas.

Fueron creadas escuelas por todo el territorio del Ecuador, incluso en las Islas Galápagos. Entre sus obras importantes de pueden mencionar:

– Se reabrió y estructuró la Escuela Militar Náutica

– El restablecimiento de la Universidad de Quito.

– Se creó el Instituto de Ciencias

– Mejoras a edificaciones como: la Biblioteca Nacional, el Jardín Botánico, la Escuela de Agronomía y el Observatorio Astronómico.

– Se organizaron los archivos legislativos y municipales.

– En el ámbito de las vías de comunicación, se trabajó sin descanso. Reparando las carreteras nacionales,

– Se incrementó los bosques de canelo.

– La firma del Contrato con Teodoro Wolf geógrafo y geólogo alemán. Quien realizaría el levantamiento de las cartas geológicas y geográficas, así como la preparación de una Geografía y Geología del Ecuador

– Inauguración del Teatro Nacional Sucre.

– Emprendió la reforma de la Policía Urbana.

– Reglamentó la instrucción del Ejército y de la Guardia Cívica.

– Estableció la regularización del servicio de faros y correos

– Firmó contrato con la firma Finley y Wiswell, para la apertura de la trocha de la línea férrea Ibarra San Lorenzo.

– Con la firma Marcos Kelly, se firmó el contrato para el ferrocarril Chimbo – Sibambe financiado por un crédito extranjero, por el monto de nueve millones de francos. Esta vía sólo llegó a ejecutarse, desde Durán hasta Yaguachi. Justo en esta estación del tren, las guerrillas del general Alfaro atacaron al presidente Caamaño, que se dirigía a Guayaquil.

– Un logro hecho importante a señalar, en el gobierno de Caamaño fue la instauración de la moneda nacional llamada Sucre que se conservaría hasta diciembre del año 2000. (puedes ver: Corte Nacional de Justicia)

(Visited 1.085 times, 1 visits today)
Categorías Ecuador

Deja un comentario