Juan Antonio Pezet: Biografía, gobierno, obras y mucho más

Juan Antonio Pezet fue un militar y político de origen peruano, quien estuvo presente en varios puestos del gabinete político de gran relevancia, como por ejemplo determinamos su vicepresidencia y finalmente la presidencia del país. No obstante, destacó en el área militar al momento de presentarse en varias batallas y movimientos relevantes de la historia.

Biografía de Juan Antonio Pezet

El día 11 de junio del año 1809, nace Juan Antonio Pezet y Rodríguez de la Piedra en el distrito de Chorrillos en la ciudad de Lima, tras la unión entre José Pezet y Monel y María del Rosario Rodríguez Piedra.

No obstante, antes de continuar debemos de tomar en cuenta que el padre de Juan Antonio, José Pezet y Monel, se dedicó a ser un médico, al mismo tiempo que se desempeñaba en el área del periodismo y a su vez estuvo involucrado con la política de la independencia del Perú, siendo estos los factores que pronto influenciaron a Juan Antonio Pezet para trabajar ofreciendo su servicio militar a la nación.

Continuando conociendo sobre la biografía de este militar y político peruano destacamos que para su primer año de vida en 1810, este personaje es bautizado en el territorio de Santa Ana.

Por otro lado, la formación académica de Juan Antonio Pezet toma rumbo al momento de ingresar a la escuela Real Convictorio de San Carlos, sin embargo, tomó la decisión de cambiarse de institución cuando se presenta la victoria por el bando patriota del país, ocasionando que ahora se prepare en el Cuartel de Huaura para el año 1821, con al temprana edad de 12.

Cabe destacar que cuando ingresa al cuartel para iniciar su vida militar, este fue estudiante y conoció al general venezolano José de San Martín.Por lo tanto, Juan Antonio ya es admitido para ingresar al Ejército Libertador durante el mismo año (1821), por lo que se convierte en uno de los cadetes más jóvenes de esta fuerza armada peruana y su primera participación en batalla fue en el conflicto desarrollado en la entrada de la ciudad de Lima, posterior a ello se presenta en el Primer sitio del Callao.

Conforme pasaba el tiempo, nos topamos con el momento en el que Juan Antonio Pezet es ascendido hacia el rango de subteniente, coincidiendo con la época en la que forma parte de la Legión Peruana y se trasladó hacia todas las batallas que se celebraron en las localidades de Torata y Monquegua cuando se desarrollaba la Primera Campaña de Intermedios.

Seguido a esto, el subteniente Juan Antonio Pezet muestra una importante participación en la Batalla de Zepita cuando estaban ocurriendo los sucesos pertenecientes a la Segunda Campaña de Intermedios durante el año 1823, por los que nos deja a un joven militar de 14 años que pasó a ser ascendido hacia teniente.

No está demás mencionar que cuando es recompensado con el rango de teniente en el ejército de las fuerzas armadas del Perú, Juan Antonio Pezet ahora comienza a trabajar bajo las órdenes dictadas por los militares venezolanos Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, por lo que este punto lo llevó a luchar en las batallas de Junín y Ayacucho, relacionadas con la independencia del año 1824.

A su vez, cuando estaba desempeñando el cargo de ayudante del militar Antonio José de Sucre, Juan Antonio estuvo con este último mencionado cuando se realizó la Campaña del Alto Perú, suceso que trajo como consecuencia la creación de la República de Bolivia.

Cuando Juan Antonio Pezet regresa hacia su país natal, Perú, este es recompensado siendo ascendido hacia el rango de capitán, al mismo tiempo que pasa a formar parte del Batallón de Zepita para el año 1827. Cabe destacar que durante este momento estuvo trabajando con el general Agustín Gamarra cuando se celebró al Campaña de Bolivia en 1828, siendo este suceso el que provocó la etapa final de las fuerzas colombianas en este país vecino.

Ya para el año 1831, Juan Antonio Pezet es considerado como Sargento Mayor y es nombrado como el Comandante Militar del Desaguadero, localizado en la línea fronteriza con el país de Bolivia. No está demás tomar en cuenta que es considerado como comandante militar por el simple hecho de haberse creado nuevas polémicas en contra de Bolivia, sin embargo, no se presentaron más sucesos relevantes durante esta época.

Posterior a ello, nos trasladamos hacia las fechas del año 1833, siendo esta época en la que es ascendido hacia el rango de teniente coronel con la edad de 24 año, pasando ahora a ser el personaje que abarcaba el puesto del edecán del presidente Luis José de Orbegoso, es decir, la persona encargada de ser el asistente principal o el ayudante del campo en las situaciones militares.

Cuando estuvo ejerciendo el puesto del edecán, viajó hacia la ciudad del Callao para resolver asuntos políticos y militares, esto fue realizado poco tiempo antes de que se originara la rebeldía y sublevación por parte de Pedro Pablo Bermúdez en contra del gobierno de Luis José de Orbegoso.

Continuando conociendo más a fondo sobre al biografía de la figura militar y política peruana, Juan Antonio Pezet nos topamos con la participación en la Batalla de Huaylacucho, a su vez que participó destacadamente en el llamado Abrazo de Maquinhuayo, todos estos conflictos pertenecientes a la era de la guerra civil en el Perú.

No obstante, Juan Antonio Pezet continuó ejerciendo su cargo como el edecán del presidente Orbegoso cuando este último mencionado viajó y se trasladó por el sur del país, sin embargo, durante este momento se desarrolló la sublevación del militar Felipe Santiago Salaverry, ocasionando que Juan Antonio sea ascendido hacia el rango de coronel y fuera nombrado para ocupar el puesto del Jefe del Batallón Libres de Arequipa.

Juan Antonio Pezet abarcó este puesto hasta que observó las negociaciones y el pacto que realizó el presidente Orbegoso con el ejército boliviano, suceso que no le fue de agrado para Pezet y este tomó la decisión de solicitar su retiro de la vida militar y política, pasando ahora a trabajar como contador de la aduana de Islay.

Una vez estando en la aduana, debemos de tomar en cuenta que se estaba llevando a cabo la Confederación Perú-Boliviana, a su vez que se presenta el ataque del Ejército Restaurador del Perú, provocando principalmente que Pezet sea destituido del cargo de contador de las aduanas de Islay y del Callao. Todo esto sucedió durante el transcurso del año 1838.

Cuando se hace oficial y noticia el fallecimiento del presidente Agustín Gamarra, muerte que estuvo involucrada con los hechos violentos de las sublevaciones del año 1841, Juan Antonio Pezet es llamado otra vez para continuar con su servicio militar, por lo que este último mencionado aceptó la solicitud y pasó a abarcar el puesto del Jefe de Estado Mayor de la Segunda División del Ejército del Sur.

A continuación, se presenta otra batalla en la que participó Antonio Pezet, la cual resultó ser la Batalla de Agua Santa, siendo esta la que se realizó para el día 17 de octubre del año 1842 y fue provocada principalmente tras la sublevación del general Juan Francisco de Vidal tras la paz con el país vecino, Bolivia.

No está demás mencionar que al finalizar este conflicto militar librado en el Perú, Juan Antonio Pezet mostró una excelente participación destacable y buen desempeño durante el desarrollo del problema, por lo que le trajo la recompensa de se ascendido para el rango de General de Brigada y una vez estando el general Francisco de Vidal en el puesto presidencial, toma en cuenta a Pezet como el Prefecto de la ciudad de Lima.

Al mismo tiempo que fue considerado como el Prefecto de Lima, el presidente de este entonces, Vidal, confió plenamente en Pezet cuando se estaban originando las revoluciones encabezadas por el militar Manuel Ignacio de Vivanco, a pesar de ello, Juan Antonio Pezet traiciona a Vidal uniéndose hacia la fuerza armada del bando de Manuel Ignacio de Vivanco.

Cuando Manuel Ignacio de Vivanco con el apoyo de Juan Antonio Pezet derrocan al gobierno ejercido por Francisco de Vidal, Juan Antonio pasa a abarcar el puesto presidencial de forma interina en el país, tomando inicio desde el 27 de marzo del año 1843 y finalizando para el 7 de abril del mismo año, siendo el sucesor de este proceso el compañero Manuel Ignacio de Vivanco, quien ahora era el presidente constitucional del Perú.

Una vez estando en el poder, Vivanco señala a Juan Pezet como el Inspector General de la fuerza armada peruana y como el Prefecto del departamento de La Libertad, por lo que al poco tiempo de estar ejerciendo este puesto se enfrenta contra la revolución constitucional, dirigida principalmente por los militares importantes Domingo Nieto acompañado por Ramón Castilla.

No obstante, como era considerado como el Jefe de Estado Mayor, Juan Antonio Pezet se tuvo que presentar en el conflicto de la Batalla de carmen Alto, suceso que tras haber finalizado resultó ser herido y posterior a ello, enviado hacia la prisión para el 17 de julio del año 1844.

A pesar de haberse enfrentado en contra de Ramón Castilla, este último mencionado toma la decisión de liberar a Juan Antonio Pezet y nombrarlo nuevamente como el Inspector General de las fuerzas armadas peruanas para el año 1846, mientras que para el año siguiente sea trasladado hacia la ciudad de Arequipa con el fin de reorganizar y reclutar nuevos soldados para el ejército.

Al haber finalizado el primer periodo presidencial ejercido por Ramón Castilla, el poder pasa en mano de José Rufino Echenique, figura política que vuelve a nombrar a Juan Antonio Pezet para abarcar un puesto importante en su gabinete que resultaba ser el General en Jefe del Ejército que estaba desarrollado en el sur del país cuando se originaron nuevos conflictos fronterizos con Bolivia.

Juan Antonio Pezet es sorprendido por la sublevación de Ramón Castilla, sin embargo, a pesar de ser un fuerte movimiento militar encabezado por uno de los generales de mayor impacto en la época, Pezet continuó brindando sus servicios hacia el gobierno de José Rufino hasta que se presentó la derrota de este durante la Batalla de La Palma. No está demás mencionar que en este conflicto, Juan Antonio fue el personaje que dirigió las divisiones del ejército, por otro lado, este problema se ejecutó para el año 1855.

No obstante, Ramón Castilla resultó victorioso en este movimiento militar ejercido por él mismo y durante su gobierno, Pezet es enviado hacia el exilio en Chile al mismo tiempo que abandona momentáneamente su carrera militar, sin embargo, esto duró unos 9 meses en total ya que regresó al país y volvió a prestar su servicio, por lo que Ramón Castilla durante su segunda gobernación lo nombra como el Ministro de Guerra y Marina.

Por otro lado, Juan Antonio Pezet fue la persona que ejerció el puesto del Jefe de Estado Mayor durante el desarrollo de la guerra con el Ecuador, la cual inició en el año 1859 y finalizó para el año siguiente, seguido a este suceso, perteneció como integrante al Consejo de Ministros, alimentando principalmente a su vida política.

Ya para la llegada del año 1862, coincidiendo con el periodo presidencial ejercido por el militar Miguel de San Román, este toma la decisión de elegir a Pezet como el primer vicepresidente existente en toda la historia del Perú, al mismo tiempo que mantuvo un segundo vicepresidente, que en este caso resultó ser Pedro Diez Canseco.

Continuando de esta manera, Juan Antonio Pezet se ve afectada su salud, ocasionando que este tenga que viajar hacia el continente europeo para tomar medicamentos y otras vías para recuperarse poco tiempo tras ser considerado como vicepresidente del Perú, a pesar de ello, durante el tratamiento fallece Miguen de San Román para el año 1863, provocando que Pezet abandone el tratamiento y regrese al país para asumir el puesto presidencial.

Por lo tanto, la constitución de esa época señalaba que el primer vicepresidente del país podría asumir la presidencia de manera constitucional al momento de presentarse el caso de la muerte del actual presidente, por lo que ahora Juan Antonio Pezet pasaría a ser el nuevo presidente del Perú desde el año 1863 hasta 1865.

Pasando ahora a hablar sobre los últimos años de vida de Juan Antonio Pezet mencionamos que este se trasladó hacia el continente europeo, enfocándose en el país de Inglaterra, país desde el cual estuvo involucrado con algunas órdenes que se estaban desarrollando relacionados con buques de guerra que compró durante su mandato presidencial.

No obstante, regresa hacia el país para la fecha del año 1871, desde ese entonces tomó la decisión de abandonar la vida militar y política y dedicarse a su vida de civil durante los últimos años.Juan Antonio Pezet Fallece en la ciudad de Chorrillos, coincidiendo el día de su fallecimiento con el origen de la Guerra del Pacífico.

Antes de finalizar con la biografía de Juan Antonio Pezet mencionamos que para el año 1830 específicamente para el día 24 de junio, se casó con Juana de Tirado y Coronel-Zegarra, siendo la madre de su hijo único Juan Federico Pezet y Tirado, hijo el cual también estuvo involucrado con la política de su país y ejerció cargos diplomáticos.

No está demás mencionar que otros de los descendientes de Juan Antonio Pezet también se relacionaron con la política y las leyes, como lo pueden llegar a ser Federico Alfonso Pezet y Max Arias-Schreiber Pezet. (Ver artículo: Policía Nacional de Honduras)

Gobierno de Juan Antonio Pezet

Como se mencionó brevemente en el caso anterior, Juan Antonio Pezet llega a la presidencia tras un proceso político que cumplía primordialmente con al constitución, el cual se basaba en la toma del puesto presidencial por parte del primer vicepresidente en caso de que el presidente actual falleciera.

No obstante, debemos de tomar en cuenta que el periodo presidencial que ejercería el Pezet sería el periodo correspondiente a su difunto predecesor, por lo que en total estuvo a cargo de la presidencia del Perú unos 2 años, iniciando desde el 5 agosto del año 1863 y finalizando para el año 1865.

Cabe destacar que el principal ayudante que necesitó Juan Pezet y le sirvió de gran ayuda para su mandato resultó ser el abogado peruano Juan Antonio Ribeyro Estada, quien estuvo a cargo del puesto del primer ministro y como el ministro de las relaciones con los países extranjeros.

Por otro lado, mencionamos que el hecho de mayor impacto y el que caracteriza al periodo presidencial constitucional ejercido por el militar Juan Antonio Pezet resultó ser el conflicto diplomático que fue causado principalmente por las expediciones europeas en las Islas Chincha.

A su vez, los conflictos con el país de España específicamente tomaron rumbo cuando Pezet asume el puesto presidencial.No está demás mencionar que un día antes de que esta figura política volviera del continente europeo hacia su país natal, se originó un incidente en una hacienda peruana, suceso que perjudicó a los inmigrantes españoles y a algunos peruanos que habitaban en el lugar, provocando el fallecimiento de un español y el resultado de 4 españoles heridos durante este hecho.

Perú no le había hecho mucho caso hacia este incidente que se registró en sus tierras por la simple razón de que se estaba presentando un gobierno de transición y se localizaban algunos conflictos a nivel político, sin embargo, España si se enfocó en dicho problema y el gobierno de este país tomó la decisión de enviar al diplomático y político español Eusebio Salazar y Mazarredo para que se encargara de tratar el problema.

La llegada de Eusebio Salazar hacia el territorio peruano trajo como consecuencia una entrevista en la que ambos partidarios, tanto peruano como españoles, terminaron en graves descontentos que pronto pasaron a traer peores consecuencias diplomáticas entre ambos países.

Entre una de las acciones más contundentes que se presentaron entre España y Perú resultó ser el envío de naves españolas hacia las Islas Chincha, lugar donde tomaron el cargo de dicha isla e hicieron que las tropas peruanas abandonaran el lugar, esto con el objetivo de forzar las negociaciones entre ambos países.

A pesar de que Juan Antonio Pezet se mostró interesado en realizar y estabilizar la diplomacia entre estos dos grandes países, finalmente estaba tomando tiempo para reorganizar a sus tropas y armarlas con nuevas herramientas de combate.

No obstante, en la ciudad de Lima se realizó una reunión con el congreso originado durante la presidencia de Ramón Castilla, conocido como el Congreso Americano. Dicha reunión presentó a varios políticos importantes de algunos países del continente americano, de los cuales se llegó a la conclusión de que estos países vecinos iban a dar respaldo hacia Perú para defenderse de la próxima guerra contra España.

Cabe destacar que para los comienzos del año 1865 se realizaron algunas negociaciones diplomáticas entre el representante del presidente Pezet, Manuel Ignacio de Vivanco con otros encargados diplomáticos de España, sin embargo, no se obtuvieron los resultados óptimos para eliminar la tensión entre ambos países.

No está demás mencionar que una de las finalidades de la negociación entre Ignacio de Vivanco con los representantes diplomáticos provenientes del continente europeo llegaron a la conclusión de que las islas Chinchas volverían a formar parte del territorio peruano, sin embargo, estos deberían de pagar una gran cantidad de dinero hacia los españoles por la indemnización de los gastos, a pesar de esto, fue rechazado por el bando peruano por considerarse “humillante y débil”.

Asimismo, el tratado rechazado por varios políticos del gabinete de Juan Antonio Pezet trajo como consecuencia el origen de la revolución nacionalista, dirigida principalmente por el militar Mariano Ignacio Prado en la ciudad de Arequipa para el mes de febrero del año 1865. Estas tropas se establecieron en la costa sur del país y luego tomaron la ciudad capital, Lima, ahora acompañados por el general Pedro Diez Canseco.

No obstante, se realizó una intensa lucha entre los rebeldes y los defensores del gobierno, siendo este suceso llevado a cabo en el Palacio de Gobierno, ocasionando múltiples muertes por ambos partidarios y varios destrozos que le resultaron costosos al país. Claramente, la ciudad de Lima fue la principal afectada por este conflicto social y militar que se realizó en el Perú durante el año 1865.

Durante el transcurso de este conflicto nacional, Juan Antonio Pezet estaba en las afueras de la ciudad, por lo que al volver y notar todas las graves consecuencias que trajo este problema, tomó la decisión final de abandonar su puesto político el día 8 de noviembre, esto con la finalidad de evitar más fallecimientos de manera violenta y destrucciones a las instalaciones de la ciudad que pronto afectaron también al ámbito social y económico de la nación.

Tras ser señalado como traidor y ladrón por el militar Ramón Castilla, Juan Antonio Pezet toma la decisión final de trasladarse hacia el continente europeo y quedarse allí unos años hasta 1871, cuando regresó hacia el país para vivir sus últimos años.

En resumen, el periodo presidencial constitucional ejercido por Juan Antonio Pezet se caracterizó principalmente por una cantidad de conflictos que se realizaron a nivel nacional e internacional, lo que provocó severas consecuencias con respecto al crecimiento y desarrollo del Perú, sin embargo, el escaso tiempo y la ocupación de los problemas diplomáticos y políticos de Pezet, este realizó pocas obras en el país. (Ver artículo: Ramón Castilla)

Obras de Juan Antonio Pezet

Cuando nos enfocamos en las obras que realizó Juan Antonio Pezet debemos de tomar en cuenta varias características, la primera resulta ser el corto plazo de tiempo de esta figura política como presidente, la segunda y última es el énfasis que hizo Pezet en los conflictos contra el país de España.

Sin embargo, a pesar de que Juan Antonio Pezet estuvo involucrado generalmente con los problemas asociados con el país del continente europeo, este también aprovechó una parte de su escaso tiempo como presidente para realizar algunas obras.

Entre las pocas obras en las que estuvo involucrada la presencia y el trabajo de Juan Antonio Pezet llegaron a ser algunas pequeñas reformas en la política, así como también se llevaron a cabo obras a nivel social, a pesar de ello, estas obras no fueron realizadas en todo el país. (Ver artículo: Congreso de la República del Perú)

Principales

Haciendo énfasis en las principales obras y las más importantes que realizó Juan Antonio Pezet durante su periodo presidencial constitucional nos topamos con la apertura de la Escuela de Artes y Oficios, la cual benefició enormemente el ámbito social y cultura del país.

Otra de las obras más destacables hablamos sobre la instalación y preparación del apostadero fluvial en la ciudad de Iquitos, es decir, el establecimiento de forma momentánea de buques de guerra que poseen la misión principal de defender las costas del país de cualquier ataque, que en este caso, sería un supuesto ataque ejercido por las tropas españolas.

Para finalizar con las obras más importantes del gobierno de Juan Antonio Pezet nos topamos con el pronunciamiento del Reglamento de Comercio, siendo este decreto el que mostró los beneficios para los gobiernos siguientes al de Pezet. (Ver artículo: Constitución de Guatemala)

(Visited 2.349 times, 9 visits today)
Categorías Perù

Deja un comentario