¿Sabes todo sobre Juan Luis Sanfuentes?

El gran ilustre Juan Luis Sanfuentes, cuán  extraordinario es hacer un hermoso recorrido por la historia chilena y detenerse en uno de  estos grandes personajes que se volvieron tan abnegados por su ardua labor,  este gran prócer fue un destacado abogado y un alto funcionario del gobierno de Chile que representó a su País como  presidente de la República en el curso que partió desde el año de  1915 a 1920.

Juan Luis Sanfuentes 1

Biografía de Juan Luis Sanfuentes

Este importante hombre fue hijo del funcionario del gobierno y ensayista Salvador Sanfuentes Torres y  de doña Matilde Andonaegui González, Juan Luis Sanfuentes fue concebido en Santiago el día 27 de diciembre del año de 1858. Vive la más triste experiencia después que su padre le dio por fallecer  en el año de  1860, pero no todo quedó allí, pues, fue criado por su hermano Enrique Salvador Sanfuentes, quien tenía diez años más que él.

 Sus primeros años

Durante la más bella etapa de su vida conformada por sus estudios, los cuales cursó obteniendo una certificación en el área de  Humanidades en el Instituto Nacional  y luego con toda la pasión por sus estudios decide incursionar en la Universidad de Chile, donde continuo estudiando hasta alcanzar la profesión de Derecho. Allí en esa facultad obtuvo su título de abogado en el año de 1879. Mucho tiempo después de graduarse, conoce y se casa con Ana Echazarreta, con quien tuvo cinco hermosos hijos.

Vida Política y Pública

Como líder indiscutible del Partido Demócrata Liberal, logró destacarse  con mucho aplomo entre los funcionarios gubernamentales más poderosos del parlamentarismo chileno. Fue elegido diputado por Coelemu en el espacioso tiempo entre los años de 1888 y 1891. Fue también partidario de la legislatura de José Manuel Balmaceda quedando  elegido agente para el Congreso Constituyente del año de 1891.

Sin embargo, no llegó a trabajar, debido a que no asumió su cargo como tal. Posteriormente con la derrota  de Balmaceda en la Guerra Civil acontecida en el año de 1891, es por ello que se desentiende por completo de esa vida y se retira, comprometiéndose con los negocios y  preocupándose un poco más por su vida privada.

Aunado a su pasión por la política y por su nación se nota que regresó a la  imperiosa labor pública justamente con el renacimiento del balmacedismo a través del Partido Demócrata Liberal. En tanto que durante el ciclo parlamentario, Sanfuentes afirmó que tenía que lidiar con los pequeños y extraordinarios problemas gubernamentales desde su casa en la Calle Compañía, llamada informalmente la “Casa Azul”.

Convirtiéndose así en su campo de actividad preferido como el sublime recinto desde donde se deleitaba trabajando con una enorme base de clientes en la organización abierta y pública, incluyendo los  magnos tribunales de justicia. Juan Luis Sanfuentes era bastante  práctico en la actividad política,  no le preocupaba en lo mas mínimo los principios o la forma que usaría, pues solo reconocía la forma en cómo trabajaría que le diera buenos y mejores resultados, no era su preocupación si con ello   alteraba el curso político como lo demuestran las condiciones y su propia ventaja.

 La intensidad empoderada  de este recordado personaje apellidado Sanfuentes para implantar y derribar ministerios  se aclara muy bien por la imperiosa  administración que levantó en el Partido Demócrata Liberal, como precursor vitalicio, que lo colocaba con grandísimas ventajas frente y  sobre otros grupos en los que se compartió la iniciativa direccional.

Es en el año de 1898, que durante la administración de gobierno del distinguido  Federico Errazuriz Echaurren y que una vez al  haber ingresado a los balmacedistas es cuando por primera ocasión asume un gabinete, en el cual Sanfuentes exigió  continuamente con el fin de adquirir posiciones abiertas más prominentes para sus seguidores, causando con todo ello  una  dura y ruda crisis en el ministerio.

Así, arremetió contra el buró sucesor sin contemplación alguna,  busco con toda la debida regulación erradicar el servicio ministerial  teniendo presente la ley de presupuesto, que no era favorecida por la resistencia opositora que no la aprobaba, eso le llevó a que y promoviera las leyes competentes y acordes.

Federico Errazuriz Echaurren

Después  que su adversario en la reunión política, Claudio Vicuña Guerrero, inmediatamente asumió su lugar como líder de la reunión partidista. Fue  además elegido representante de Valdivia como senador  en el curso que partió desde el año de  1900 hasta el año de 1906. Fue líder principal  temporal del Senado, siendo electo el 15 de mayo del año de 1906 y afirmó el 5 de junio como  siguiente principal.

Es a bien saber que  siguió cosechando éxitos porque fue elegido congresista por Concepción entre los años  más importantes desde 1906 y 1918. En el año de 1901 resultó  delegado ministro de Hacienda durante la administración de gobierno de Aníbal Zañartu. Asimismo, ocupó el cargo de Ministro sustituto de Justicia e Instrucción Pública y Tesorería en la organización de Germán Riesco.

Germán Riesco.

En tanto que su tiempo en la Tesorería, mostró muy claramente las más puras y destacadas habilidades de un especialista financiero y la de un administrador inteligente de fondos abiertos, ampliando su notoriedad por ser una persona de negocios. Mientras que en esos años, Sanfuentes tomaría la intensidad empoderada absoluta y total de la reunión partidista, construyendo de por  si en el año de 1902 un acuerdo con nacionales y tradicionalistas.

Fue precisamente en el año de 1904 cuando Juan Luis Sanfuentes rasgaría con la Liga y se ensamblaría muy seriamente con la Alianza Liberal, pero no sería apto para realizar un programa político lúcido ya que  a medida que se acercaban las elecciones parlamentarias en la que  los disidentes liberales basados ​​en la popularidad regresaron a la Coalición el año siguiente.

Fue tan importante que su nombre repiqueteó muchísimo para las decisiones electorales pautadas para el año de 1906, pero finalmente la Coalición se inclinó por  el individuo de Fernando Lazcano Echaurren, quedando Presidente electo Pedro Montt, Sanfuentes recurrió al sistema de combinación de temas de opinión para alejar a los tradicionalistas del presidente.

Pedro Montt

En cualquier caso, resultó triunfante en este sistema, por lo que Juan Luis Sanfuentes se vio comprometido cuando el presidente nombró al liberal Luis Antonio Vergara como ministro  del interior, por lo que restauró su reunión política volviéndola a la Alianza lo que le ayudó a derribar  al buró.

Después de las consecuencias de la carrera electorales parlamentaria  suscitadas en el año de 1909, donde resultaron perjudicados los disidentes liberales basados ​​en la votación, Sanfuentes pensó en que su estancia en la Alianza organizada había sido insegura y eliminó la reunión. Después de ciertos largos períodos de movimiento en Europa, se comprometió nuevamente a rehacer la Alianza incluso con las decisiones presidenciales que deberían haberse celebrado en el lapso del año de 1911.

Después de la desaparición  física del gobernante Montt en el año de 1910, Juan Luis Sanfuentes se esforzó por ser una posibilidad presidencial para las decisiones electorales presidenciales de ese año. Hizo un acuerdo con Agustín Edwards Mac-Clure durante la convención  Aliancista, mientras tanto, como otro acuerdo con Javier Ángel Figueroa para hundir la nominación de Edwards.

Ramón Barros Luco

No pudiendo ser elegido debido a las fuertes peleas que ganó en medio de la convención, se buscó un aspirante de acuerdo con la figura del consenso designando a Ramón Barros Luco, quien fue elegido colectivamente. En el momento en que comenzó la legislatura de mando gubernamental de Barros Luco, se formó otra coalición entre tradicionalistas, nacionales, no conformistas y demócratas basados ​​en la popularidad, a pesar del hecho de que la última vez abandonó el asentamiento.

Sanfuentes armó una pieza decente de los servicios quinquenales de Barros Luco, en su mayor parte igual que el liberal Manuel Rivas Vicuña, asegurado por el presidente y que buscaba dar forma a los gabinetes generales a pesar del perfecto liberal tradicionalista de los balmacedistas de Sanfuentes. Contendientes a las carreras electorales presidenciales del año de 1915 para la Coalición Balmacedista-Conservadora, desafiando al postulante de la Alianza Liberal Javier Ángel Figueroa.

Manuel Rivas Vicuña

El resultado que se obtuvo del proceso  electoral fue impuesto por el acto de pago mediante el soborno. Sanfuentes ganó en las boletas, pero Figueroa lo superó en votos. Algunos votantes fueron revocados y fue el Congreso Completo el que tuvo que conformarse con los dos competidores. En el momento en que Sanfuentes logró una mayor parte con la Coalición, descubrió cómo ser confirmado como  gobernante capaz.

Es en la temporada del año de  1915 cuando después de una larga labor política como parlamentario y ministro, que la Coalición enmarcada por el Partido Conservador, el Partido Nacional y el Partido Demócrata Liberal, le anunciara como un candidato a la administración de gobierno, enfrentando a Javier Ángel Figueroa Larraín, candidato por  la  gran Alianza Liberal. .

En el momento en que ninguno de los competidores obtuvo una parte mayoritaria en el proceso, el Congreso decidió conceder el triunfo a Sanfuentes, convirtiéndose en el principal candidato liberal basado en la popularidad para lograr el gobierno. Su legislatura fue descrita por los constantes pesos administrativos producidos por las cambiantes partes parlamentarias mayores. Sea como fuere, este componente fue consistente durante todo el período parlamentario.

Mirado con una circunstancia mundial confusa Juan Luis Sanfuentes descubrió cómo mantener una estrategia por falta de sesgo contra la Primera Guerra Mundial  que aconteció durante la etapa más terrible de los años de  1914-1918), hizo tal como había garantizado durante su cruzada.

Fue una promesa que para cumplirla tenía que oponerse tanto al peso de sus propios partidarios, en su mayoría germanófilos, como de las fuerzas asociadas  pertenecientes a Inglaterra, Estados Unidos y Francia, países con los que Chile mantenía una estrecha relación comercial y monetaria, porque era realmente una alianza bastante estratégica.

Cuando terminó la contienda, la nación entró en la Liga de las más imperiosas Naciones  que dataron del año de 1919. Con respecto a la expansión del cambio social en el desarrollo del trabajo, la administración del gobierno  continuó con la institución de algunas leyes sociales que fueron muy afines.

Con relación a la capacitación, se completó un tremendo programa de desarrollo de escuelas financiadas por el gobierno, se trabajó una fundación de sustento para los hijos pobres de instrucción esencial  en el tiempo que marcó  su interés como esencial en el año de 1918, se logró la promulgación de la ley que ofrecía vida a la Universidad de Concepción  en el año de 1919.

Estableciéndose con ello  la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria  para el año de 1920, que tuvo entre sus publicistas más dinámicos a  Pedro Aguirre Cerda, en el  marco del tiempo  que tuvo como Ministro de Justicia e Instrucción Pública en el año de 1918.

Fue prácticamente en el año de 1919 que el nuevo supervisor de la diócesis de Santiago, Crescente Errázuriz, concluyó la estrategia de intervención electoral en nombre de la Iglesia en beneficio del Partido Conservador, enfrentando con ello a la resistencia opositora de ese agregado círculo, pero además del ministerio y los clérigos.

Pedro Aguirre Cerda

Esta elección tuvo rápidos resultados en la casilla para  ejecutar el derecho al voto presidencial asignado para el año de  1920, en la que Luis Barros Borgoño luchó por la Unión Nacional y Arturo Alessandri Palma por la grandísima  Alianza Liberal,  teniéndose el último como  elegido por una ventaja limitada.

Luego de realizar el intercambio de orden el 23 de diciembre del año de  1920, Juan Luis Sanfuentes renunció a la vida abierta o pública, por lo que se instaló en su finca  como su magnífico  legado de Camarico en Talca., y que unos años después muere el día 16 de julio del año de 1930.

Arturo Alessandri Palma

Gobierno de  Juan Luis Sanfuentes

Juan Luis Sanfuentes se vio comprometido a administrar un gobierno según lo indicado por la preferencia parlamentaria de la época, en la que  debería  someterse a las partes más grandes. Con su entrada al poder, el Partido Demócrata Liberal no obtuvo la calidad incomparable que confiaba, sin embargo en esa temporada resultó paralizado asombrosamente.

Política interna

Fue el día 23 de diciembre del año de  1915 cuando asumió la toma de posesión del gobierno y  comenzó a trabajar como Presidente de la República durante el período parlamentario.  Juan Luis Sanfuentes inicio la administración del gobierno con 58 años de edad, luciendo juvenil y cordial.

 Debido a los contrastes de altura entre el activo Ramón Barros Luco y el elegido Juan Luis Sanfuentes,  se tuvo que realizar otro diseño a la nueva banda por razones de altura, con el fin de que se le ajustase bien. A partir de esa fecha, cada presidente ha procurado lucir  su propia banda presidencial, que se usaba  únicamente en funciones de autoridad en asuntos ceremoniales y diversas actividades u eventos en lo que se requería que llevasen su banda presidencial como señal de autoridad u mando.

El servicio ministerial  principal de  Juan Luis Sanfuentes estaba a cargo de José Elías Balmaceda, incluidas las figuras de la Alianza, con el deseo de tener la opción de separarlo. En cualquier caso la Alianza con una parte dominante en el Senado solicitó la renuncia al servicio ministerial, sin embargo como Sanfuentes contó con la ayuda de la Cámara de Representantes se planteó una afirmación de traducción protegida que lo respaldaba fielmente y protegía.

José Elías Balmaceda

Mientras tanto, el Ministerio de Balmaceda se desempeñó en el cargo y continuó limpiando la organización abierta y pública, suplantando a las autoridades de la Alianza o no partidistas con agentes de la Coalición. Tal comportamiento agotó la esperanza de la resistencia opositora que comenzó a ser como un impedimento parlamentario abierto.

Posponiendo de esta manera  la investigación del plan de gastos y las leyes de evaluación. Como el líder principal de las agresiones  se señaló de  manera seria y segura a Maximiliano Ibáñez, Sanfuentes lo llamó a formar una administración de gobierno que prometió el 8 de enero del año de 1916.

Don Maximiliano Ibáñez enmarcó un gabinete  generalizado,  en la que se integraba a los demócratas por primera vez. Este servicio explicó la obligación del estado y comenzó el arreglo del edificio escolar. Las contiendas entre las reuniones de partidos terminaron por ponerle fin al  buró, bajo la poquísima razón de la asignación de jefe para el Liceo de Niñas N ° 1 en la región ya establecido.

Maximiliano Ibáñez

Juan Luis Sanfuentes designó  a Luis Izquierdo con el desarrollo del nuevo buró, que comenzó a funcionar el 1 de julio del año de  1916, que incluía a dos liberales sin disciplina, para formar parte de la Alianza. Durante ese período, lo que se conoció como la última discusión doctrinal de la administración parlamentaria.

 La cual ocurrió cuando el Ministro de Guerra y Marina, General Jorge Boonen, envió una ronda prohibiendo a los militares tener un lugar con órdenes sociales misteriosas, por ejemplo, la masonería. Las libertades sagradas fueron desafiadas con la disciplina del ejército. Sin embargo, el buró se derrumbó por las censuras de Arturo Alessandri contra la contaminación por causa de la corrupción de la policía de Iquique.

Al enmarcar la nueva oficina del gabinete el  día 20 de noviembre, Sanfuentes exigió con su delicada y sutil estrategia la conformación de una oficina para instaura el gabinete de alianzas  políticas, para que fuera dirigida por Enrique Zañartu, que incluyó a no conformistas sin el apoyo de la junta.

El choque doctrinal se resolvió registrando la  circular e inmediatamente respaldó la ley de gastos. Ante la  notable cercanía de las decisiones electorales para las  parlamentarias asignadas para el año de 1918, la Alianza comenzó a condenar el servicio  ministerial por no dar garantías adecuadas de imparcialidad, causando con ello su derrumbe.

El 14 de julio del año de  1917 confirmó otra oficina nueva para el gabinete general, la cual fue encabezada  por Ismael Tocornal y formada por los principales jefes de las diferentes cooperativas. Las disputas entre las alianzas políticas incitaron a la emergencia bastante crítica del gabinete  en tan solamente  tres meses.

Por lo que  Sanfuentes se vio en la obligación de  suplantar a los  retirados ministros de la Alianza con  los coalicionistas, pero no mucho después optó por llamar a un marco contra uno de sus adversarios más feroces, Eliodoro Yáñez. El servicio  ministerial se  confirmó el 12 de octubre, nuevamente tratando de separar la Alianza, pero a pesar de no obtenerla, Sanfuentes ganó la vibra amenazadora de la Coalición.

Eliodoro Yáñez.

Yáñez, infructuosamente, se esforzó por ahorrarle la pérdida del servicio ministerial después de lo cual el Presidente llamó a la legislatura al rector de la Universidad de Chile, Domingo Amunátegui Solar, quien se confirmó ante una oficina en un gabinete  generalizado el  día 18 de enero del año de 1918.

Las decisiones electorales para las  parlamentarias pautadas para el año de 1918 concedieron a la Alianza un triunfo expansivo, que gobernó tanto el Senado como la Cámara de Representantes. Juan Luis Sanfuentes quiso irse, pero fue impedido por sus vecinos más cercanos. Designo una oficina donde establecería el gabinete de la Alianza con Arturo Alessandri como Ministro del Interior, que se confirmó el 22 de abril.

Fue justamente en medio de  la función,  que Juan Luis Sanfuentes hizo una de sus  travesuras  al ofrecerle a Alessandri el asiento presidencial para que firmara las órdenes de nombramiento, lo que indignó a los opositores del “León de Tarapacá” dentro del liberalismo.

Eliodoro Yáñez.

Sin embargo, se culpó a los seguidores de su nombramiento presidencial en lugares de Organización abierta y pública, por lo que sus adversarios Yáñez y Rivas Vicuña se unieron para derrumbar el buró. Sanfuentes se esforzó por regresar a Yáñez a la administración, pero el último mencionado, luego de conversar con Alessandri que lo colmó de abatimiento  e insultos y le garantizó una guerra parlamentaria sin cuartel, dejó el cargo. El Presidente habló al liberal Pedro García de la Huerta, quien se confirmó el 6 de septiembre.

Justamente en ese período se sintieron los impactos negativos ocurridos en la economía chilena que trajeron el final de la Primera Guerra Mundial. En noviembre, la Asamblea Nacional de Trabajadores de la Alimentación, que buscaba disminuir los gastos de subsistencia, hizo una inmensa demostración que sacudió la condición política. Por lo que Juan Luis Sanfuentes se esforzó por detener la tensión social mediante la creación de una oficina impulsada por el radical Armando Quezada Acharan.

Manuel Rivas Vicuña

Para ello se aprobaron algunas leyes para reducir los inconvenientes sociales, por lo que  con mucha prontitud algunas áreas políticas buscaron mantener la actividad de revoltosos externos  como lo fueron principalmente  ciertos españoles que estuvieron  a cargo de los disidentes progresistas. En consecuencia, se instituyó la ley de tenencia de vivienda, que obligó al Ejecutivo a arreglar el paso de los forasteros y expulsar a aquellos que se creían desafortunados.

Precisamente en el mes de abril del año de  1919, se encontró con un verdadero truco,  que era impulsado por el general Guillermo Armstrong y el comandante César del Canto,  con lo que intentaron disolver el congreso y el gabinete, y además persuadir al presidente Juan Luis  Sanfuentes para que gestionara  la nación con  facultades plenas y que contara  con la ayuda de  las  Fuerzas Armadas como componente auxiliar imperativo y capaz.

Para ello se destaca que el día  3 de mayo del año de 1919 se confirmó oficialmente otro gabinete el cual era encabezado por el radical Anselmo Hevia Riquelme. Quien hizo conflicto debido al análisis en desarrollo del ministro de Finanzas, Pablo Ramírez. El 9 de julio se ha de notar que el radical Luis Serrano Arrieta se hizo cargo del gabinete del Interior, que fue suplantado el 22 de septiembre por Enrique Bermúdez, que continuó durante solo 15 días solamente.

General Guillermo Armstrong

Es de connotar que estos gabinetes compartieron como punto referencial para todos los propósitos y designios la figura de Luis Barros Borgoño como Ministro de Relaciones Exteriores, quien se alzaba como un posible candidato “moderado” a la administración. Barros Borgoño explotó enviando a algunos adversarios potenciales, Yañez y Tocornal, a que realizaran  trabajos en el exterior.

Además se estableció que el día  9 de noviembre se formó otro buró conducido por José Florencio Valdés. Quien le urgía enfrentar una manifestación compuesta por la Federación de Trabajadores de Chile en Lota y Coronel, que luego llegó a 9,000 trabajadores, que acabó después de alcanzar una buena tregua  de entendimiento.

Luis Barros Borgoño

Es por lo que Políticamente, las disputas para lograr obtener el asiento presidencial en la Alianza provocaron su desmantelamiento. Hubo algunas lagunas internas: los espectáculos liberales y radicales denotaron el poder de los componentes juveniles y magnificados dentro de las reuniones sobre las antiguas bóvedas.

Dentro de los cuales  figuraron cuatro representantes en el senado de la antigua preferencia a la alianza  como fueron, Eduardo Charme, Gonzalo Bulnes, Fernando Lazcano Echaurren y Luis Claro quiénes eran denominados los “cuatro evangelistas”, aislados completamente del marco de la oposición al perder la mayor parte de la Alianza en el Senado.

Condición en la que Manuel Rivas Vicuña buscó formar otra colusión con los coalicionistas, la Unión Liberal, en torno a un moderado aspirante presidencial, conduciendo la reunión de los  liberales aguerridos en la Cámara.Juan Luis Sanfuentes instauró un ministerio el 26 de marzo del año de  1920, impulsado por el liberal basado en la ley Pedro Nicolás Montenegro, antiguo adversario de Alessandri, como un enfoque para atacar su aspiración a la presidencia.

Federico Puga

 En tanto que fue hacia el comienzo de la cruzada presidencial, que el buró fue corregido de acusaciones por tener intervenciones en el esquema electoral, por lo que Sanfuentes resolvió que el 16 de julio confirmaría otro buró conducido por el liberal Federico Puga.

Una disputa  fue creada sobre la capacidad de las elecciones presidenciales del año de  1920, donde Alessandri adquirió un número más prominente de votantes. Las constantes reuniones en callejeras  hicieron que las personas temieran un episodio social concebible como un estallido indeseable.

La desconfianza se incrementó después de ver en medio de una procesión el apoyo para el contendiente de la Unión Nacional, Luis Barros Borgoño, y que el joven moderado Julio Covarrubias Freire fuera  asesinado rápidamente por un proyectil y su seguidor Alberto Hurtado Cruchaga fue golpeado brutalmente por gamberros similares.

En lo que respecta a Manuel Rivas Vicuña este persuadió a Juan Luis Sanfuentes para que cambiara su servicio ministerial  y que  lo coordinara con tres personas de cada lado, que confirmó el 11 de julio y que a su vez estaba capitaneado por Pedro García de la Huerta.

La actividad del Ministro de Guerra Ladislao Errazuriz Lazcano consistía en la preparación  de manera incompleta de  los militares basándose en un posible peligro militar del Perú, encendió los ánimos políticos y condujo la emboscada en la FECh levantada por componentes patriotas.

La gran desconfianza fue con el objetivo final de que, por unos días Santiago se encontraba incapacitado debido al temor paranoico de un sólido estallido social. Un tribunal de respeto afirmó el triunfo de Alessandri que fue aprobado por el Congreso el 6 de octubre del año de 1920.

Relaciones exteriores

Juan Luis Sanfuentes consideró la gran urgencia de  determinar la mentalidad de Chile durante la Primera Guerra Mundial. Mantuvo el no partidismo en la disputa, a pesar de la enorme cantidad de germanófilos cerca de él o las increíbles relaciones de intercambio que la nación mantuvo con el Reino Unido, los Estados Unidos y Francia. Después de la guerra, la nación se unió a la Liga de las Naciones comprometiéndose con todo lo que establecía cada acuerdo.

La publicidad de nitrato creó una fuerte crisis que provocó el fin de muchos  lugares de trabajo y la llegada de numerosos especialistas peruanos a sus lugares de inicio. La administración de Perú denunció que se había realizado un  destierro forzado, aumentando así las tensiones hasta que en el año de 1918, el representante peruano en Iquique se aisló de la ciudad, como lo indicó su forma de manera restringida, en medio de la ira conocida en su contra.

Aunado a todo lo acontecido el gobierno peruano se vio obligado a convocar la intervención   del presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson quien era el mandatario de ese entonces, el cual  reaccionó ofreciéndose a intervenir para contener el fuerte conflicto que se había armado y restablecer las relaciones más tranquilas.

 El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Luis Barros Borgoño, acogió un punto de vista  muy apacible, sin tolerar ni descartar la conciliación, advirtiendo que un acuerdo definitivo era el uso del Tratado de Ancón como un buen acuerdo para conciliar y resolver de buena manera las cosas.

Educó furtivamente que si se realizaba el plebiscito, los Estados Unidos podrían tener un trabajo intermedio o incluso un trabajo discrecional y que Chile aceptó aislar el plebiscito, completándolo de manera independiente en Tacna y Arica con la sola  posibilidad de intercambiar a Bolivia la entrada de Sama y una tira regional.

Bolivia comenzó una batalla en discusiones mundiales para adquirir una salida al océano, hacia el final del año de 1919, en donde presentó un llamamiento a la Liga de las Naciones para la actualización del acuerdo del año de 1904, sin embargo el resultado principal fue la producción de una comisión que rechazó el interés ya que la Liga no tenía fuerzas para cambiar los asentamientos que ya habían sido establecidos y confirmados.

Economía

El interés por el salitre para fines militares causó una expansión en los costos globales, llegando en el año de  1918 a entregar 2,979 millones de toneladas de salitre a un costo de 12.75 chelines por quintal español. Las naciones unidas hicieron un marco de compra única, el Ejecutivo de Nitrato de Sodio. El gobierno chileno propuso la remoción del salitre a costos fijos, dado que aseguró la escala de costo y conversión para los sacos de carbón, petróleo y yute como productos de mucha importancia.

Es por lo que el negocio cerró abiertamente  con el costo de 13 chelines para el considerado salitre común y con  13.5 para lo que era tomado como refinación, sin embargo se completó  enteramente un mes antes de la negociación de paz, por lo que no tuvo resultados para nada significativos. También hubo una explosión  increíble en el negocio del cobre y en las tarifas agrarias que causaron gran revuelo y fue de mucha importancia y acentuación,  bastante buena para la economía de la región.

Nitrato de Sodio

La tesorería amplió su estipendio a través de un cambio en la Ley de Alcohol, la instalación de licencias metropolitanas se estableció para la actividad de cualquier industria y se amplió el compromiso de ventajas, que era un pago fijo sobre los bienes raíces, los muebles y los valores transferibles. El negocio nacional se llevó un gran estallido debido a las limitaciones de intercambio provocadas por la Primera Guerra Mundial.

La legislatura que imperó durante el gobierno de Juan Luis Sanfuentes fue único que trabajó junto con la promulgación de leyes proteccionistas, como por ejemplo la Ley de la Marina Mercante, que salvó el crucero a la fuerza naval nacional. En el año de 1916 se ordenó una ley que ampliaba los impuestos de importación en el rango de un  25 y 35%.

Es de comprender que el negocio nacional  fue desarrollado en un 53% durante el lapso de los cuatro años de guerra. Entre ciertos casos de organizaciones que expandieron significativamente su creación están la Compañía de Refinería de Azúcar de Viña del Mar, la gran  Compañía Industrial de aceites, la Compañía de Telas, la Fábrica Nacional de Contenedores, la Fundición de Las Rosas.

Se realizaron diferentes operaciones durante la guerra, por ejemplo la fábrica de papel Ebbinghaus, Haensel and Co, posterior compañía de fabricación de papel y cartón  al igual que la Electrometalúrgica Compañía /ELECMETAL/. Con el esperado  final de la guerra se cree que  influyó de manera contraria en la economía chilena, debido a la mucha  acumulación de reservas de nitrato y la reactivación del mercado universal que frenó el avance moderno.

El costo del nitrato se derrumbó a 9 chelines en agosto del año de 1919, lo que llevó a los fabricantes de nitratos a moldear la Asociación de Productores de Salitre de Chile, adelantada por la legislatura y con delegados del Estado en su catálogo. El costo se recobraría  precisamente a partir del año de  1920, sin embargo  tenía una debilidad sólida debido al aumento de la rivalidad, el sulfato de amonio y el salitre fabricado. Juan Luis Sanfuentes se ocupó del apoyo de la igualación financiera, manteniendo una distancia estratégica del costo en trabajos abiertos, excepto en el desarrollo de escuelas.

Asociación de Productores de Salitre de Chile

Dejó la administración con una obligación abierta de 45 millones de libras esterlinas, algo que no es exactamente la que Barros Luco comunicó. Las deficiencias se centraron en el gasto en ferrocarriles, debido al despilfarro y la degradación por causas de corrupción y en las Fuerzas Armadas, en el que aumentaron los gastos a pesar de los posibles peligros de guerra de las naciones vecinas.

Obras de  Juan Luis Sanfuentes

Dentro de sus obras  es bien importante  mencionar la seguridad social administrada por el gobierno que estableció leyes las cuales fueron dictadas  en el año de 1915 como  las leyes 3.020 y 3.045 que hicieron la Caja de Retiro y el Montepío de las Fuerzas Armadas, así como también  se creó además en el año de 1916 la Ley 3.170 del Plan de Compensación para Accidentes de Trabajo.

La administración de gobierno  de Juan Luis Sanfuentes edificó varias estructuras para escuelas que fueron financiadas por el mismo gobierno, por ejemplo Federico Errázuriz, Salvador Sanfuentes, José Manuel Balmaceda y Aníbal Pinto en Santiago, Germán Riesco en La Serena, Pedro Montt en Valparaíso, Bernardo O’Higgins en Viña del Mar y Manuel Bulnes en Concepción fueron estructuras que quedaron como buenas huellas de su gobierno.

Escuela José Manuel Balmaceda

En formación educativa se tiene presente que el 26 de agosto del año de  1920, declaró la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria, según lo indicado cual cada joven de 8 a 13 años debería  ir a clase. Se fabricó el Instituto de Agricultura, la Dirección General de Especies Valoradas, el Instituto Nacional de Criminología y se procedió al desarrollo de la escuela de diseño e ingeniería.

Juan Luis Sanfuentes conservó un enfoque de concordancia entre la Iglesia Católica y el Estado. Debido a la  muerte del sacerdote González Eyzaguirre, se seleccionó en su lugar a Crescente Errázuriz Valdivieso  en el periodo que abarco el año de 1918. Es precisamente en el proceso de gobierno  de Sanfuentes que se dirigió muy ordenadamente un registro que demostró la presencia de 3, 750,000 personas que habitaban la región.

Sacerdote Crescente Errázuriz Valdivieso

Cese  Político

El 23 de diciembre del año de 1920  era la temporada  cuando Juan Luis Sanfuentes debía entregar la capacidad empoderada  al sucesor  Arturo Alessandri. En tanto que durante el viaje al Congreso  experimentó una muy amarga situación porque se le arrojó una amplia gama de basura, en señal de odio. En cualquier caso, el presidente lo sufrió con despreocupación.

“… la majestuosa figura del presidente Juan Luis Sanfuentes, que recibió con una sonrisa divertida y una paz imperturbable la recompensa de sus enemigos, palabras por Gabriel González Videla

Gabriel González Videla

El señor del parlamentarismo se retiró de manera permanente de la vida pública, su legislatura no resultó como él  hubiese querido. Arturo Alessandri, administraría cuatro años en lucha con la ordenación  dejada por Juan Luis  Sanfuentes. Fue la apertura de otra fase de la historia, fue el final de la República Oligárquica. Sanfuentes renuncia a la vida abierta, dedicándose a la existencia familiar con su mejor compañía, su esposa, momentos que los vivió en su dominio de Camarico. Juan Luis Sanfuentes  deja su vida física el 16 de julio del año de  1930 en Santiago.

(Visited 104 times, 1 visits today)
Categorías Chile

Deja un comentario