La decimotercera tormenta de la temporada, conocida como Mónica, ha dejado un rastro de caos a su paso durante el fin de semana en gran parte de España. Esta borrasca ha provocado fuertes vientos, intensas lluvias y abundante nieve, lo que ha generado situaciones complicadas en varias regiones del país.

Cuatro comunidades autónomas se encuentran en alerta naranja debido a los efectos de la borrasca Mónica. Más de cien carreteras secundarias han resultado afectadas, llegando incluso a la interrupción del tráfico en vías importantes como la A-6 entre León y Lugo por las intensas nevadas. Además, se han reportado múltiples accidentes en Galicia, AP-9, y en Madrid, con una colisión que involucró a más de 30 vehículos en la A-3 a causa de una fuerte granizada.

De acuerdo con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se espera que este fenómeno meteorológico continúe durante el domingo, aunque se prevé que vaya remitiendo gradualmente, brindando así una situación más estable en los próximos días.

Las carreteras y la nieve han sido los protagonistas de esta tormenta, siendo León una de las zonas más afectadas por la acumulación de nieve. Las montañas peninsulares con cotas superiores a los 1.000 metros han registrado un espesor considerable, con alertas naranjas en el Pirineo de Huesca y Lleida por la posibilidad de superar medio metro de nieve. Asimismo, se han emitido avisos por nevadas en diversas regiones, entre ellas Andalucía, Galicia, Castilla y León, Castilla La Mancha, La Rioja, la Comunidad de Madrid y Extremadura.

La Guardia Civil tuvo que rescatar a seis personas atrapadas por la nieve en la carretera de Navalacruz (Ávila) durante la madrugada. En Aragón, más de treinta vías de Teruel y Huesca presentan incidencias por la nieve, recomendando el uso de cadenas o neumáticos de invierno en las áreas de mayor riesgo. En Castilla y León, una decena de carreteras pertenecientes a la red estatal se mantienen afectadas en provincias como Ávila, Burgos, León, Zamora y Segovia.

La borrasca Mónica también ha traído consigo olas de hasta siete metros en el norte de España, especialmente en Galicia. Existen alertas amarillas por lluvias intensas, vientos fuertes y riesgo de mala mar en Islas Baleares, Murcia, Alicante, Valencia y Ceuta.

En Andalucía, las intensas lluvias han causado estragos, con acumulaciones de entre 60 y 80 litros en las últimas 12 horas, principalmente en el litoral y provincia de Granada. Además, fuertes vientos han derribado árboles y palmeras en lugares como Córdoba capital, provocando daños materiales pero sin reporte de heridos. Las crecidas de ríos han generado inundaciones en ciudades como Granada, Málaga y Cádiz.

En resumen, el impacto de la borrasca Mónica en España ha sido notable, con una combinación de lluvias, nieve y viento que ha afectado a gran parte de la península ibérica, Baleares y Ceuta.

(Visited 28 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí